“Derramaré sangre sobre tu linda cara”: una mirada a Dada Berlín

Comparte:

Por: Joel Cintrón Arbasetti
Especial para Puerto Rico Indie

Entra una mujer con traje negro de oficinista, peluca azabache, y comienza a cantar con un trío punk. De repente se arranca el vestuario, queda en ropa interior, medias de encaje negras, y se quita la peluca. Luego se tira en el suelo sin ninguna preocupación por fracturarse, “convulsiona”, mueve las piernas como bailarina de cabaret y de cuando en vez lanza risas estridentes de tono sarcástico. Posiblemente se burla así de los tipos que gritan piropos estúpidos desde el público, probablemente ellos no se dan cuenta.

La chica que trasmuta de yuppi a diva punk se hace llamar Pequeña Vera y es la cantante de Dada Berlín. El nombre de la banda comenzó a aparecer con cierta regularidad desde el pasado verano en los muros digitales y en los muros de concreto de Santurce, en flyers pegados sobre pasquines de música mainstream, en la lengua de Miley Cyrus o en la cara de Yandel. Ahí lo leí por primera vez.

Dada Berlín no ha lanzado si quiera un EP, pero cuenta con una sólida base de seguidores que se aparecen fielmente en cada presentación, casi siempre a escuchar las mismas canciones pero a ver un performance distinto. Puede que den un show sencillo, con Pequeña Vera vistiendo una chaqueta negra, gruesa, que lee “Capetillo” en la parte de atrás, o que aparezca en lencería botando una sustancia roja como sangre por la boca.

Una noche de verano en El Local en Santurce, se deshizo del cuerpo disciplinado y calculable que yace bajo el uniforme o cualquier vestuario “adecuado”. Reveló su cuerpo desinhibido y erótico, de movimientos erráticos, proclive a la automutilación. Entre el público se activa la euforia, los prejuicios y el miedo.

Comienzan los empujones en medio de la oscuridad.

La base musical de Dada Berlín podría considerarse como una variación de punk con melodías siniestras, mientras la vocalista domina varios registros y los combina en una misma canción. Desde que comienza el soundcheck uno se da cuenta que verá una banda con una cantante de ópera al frente, aunque ese lado lo revela solo cuando la música lo amerita. En la guitarra están Arturo Brignoni, en el bajo Fernando Isaac y en la batería Xavier Iglesias, también baterista de Nosotro y Hungary Hippos.

Viendo una presentación de Dada Berlín se puede pensar en Siouxsie and The Banshees, en Nina Hagen o en bandas locales desaparecidas con féminas al frente, como Las Capetillo o Jenny Fatale y los Degolladores. Diente Perro puede venir también a la mente, no solo porque la cantante tiene un pin de la banda en la chaqueta, sino por el performance parodia de macho que hace el vocalista de esa banda, donde el uso hiperbólico del cuerpo es la marca principal. Pero el tono de Dada Berlín es más oscuro, su estética está más cercana al goth que al punk, aunque guarda ese balance especial entre ambos, como las mejores bandas “post-punk” de los ’80.

El tema “Siete/Trece” ya está disponible para descarga desde el bandcamp de la banda como adelanto de un álbum compartido con Hungary Hippos, otra banda joven, de esas que, como Nosotro, están desenterrando los ruidos marginados del “rock alternativo” de los ‘90. Así que todo parece indicar que seguiremos escuchando de Dada Berlín, una banda que la alcaldesa de San Juan mandaría a arrestar si tocaran en alguna plaza pública.

Dada Berlín se presentará próximamente el jueves 6 de noviembre en el Club 77 en Río Piedras junto a los Paint Fumes de Carolina del Norte y La Caída de Berunda. Escucha el tema “Siete/Trece” del Lickety Split LP a continuación.

Comparte:

Puerto Rico Indie es una celebración de la expresión independiente y sus distintas manifestaciones en el mundo de la música, el cine, la tecnología y otros medios.