Caminando por Santurce Es Ley

Por: Zylia Z. Ramírez
Foto principal: Mural por Andrew Cervantes, reproducida con autorización del artista
Especial para PuertoRicoIndie.com

Como peatona puertorriqueña profesional y practicante del dibujo, me atrae mucho la premisa central detrás del popular y controversial festival de arte independiente Santurce Es Ley (SEL), el cual busca reclamar espacios urbanos en abandono para abrirlos a la expresión artística y compartirlos renovados con la comunidad. Me mudé de Manatí a Santurce en el 2012 con el propósito de buscar para mí más alternativas de exposición a las artes –y aunque no he tenido la oportunidad de participar aún en Santurce Es Ley– me di la vuelta con entusiasmo por la Calle Cerra durante el festival para prescenciar lo que se estaba haciendo este año.

Crear un mural no es tan sencillo como pueda parecer a la persona que no ha llegado a observar su proceso. Se dedica mucho tiempo y cariño a crear primero el concepto, para luego plasmarlo a grande escala. La preparación incluso puede tomar años, como es el caso de Andrew Cervantes, quien perfeccionó su técnica antes de participar por primera vez en esta edición, la quinta del festival. Luego del fin de semana de arte, calor y fiesta, nosotros nos regresamos a nuestro diario vivir, pero Andrew continuaría trabajando su mural en La Calle Las Palmas días después.

En El Galerinto | Foto por El Coca

En El Galerinto | Foto por El Coca

El miércoles por la noche de la semana del evento, a unas horas del lanzamiento oficial, se podía sentir la adrenalina dentro de El Galerinto de El CoCa (Colectivo Camiseta) donde Heberto, Adrián y Uziel preparaban un laberinto que además de exponer sus talentos a través de ilustraciones de sus personajes e ideas compartidas, invitaba al público a participar en algunas paredes del recorrido.

Esa noche, tomándose un respiro de laborar y con dolor en su espalda, Heberto admiraba al artista francés SETH proyectar su boceto en una pared cercana a la tarima principal –algo que se convertiría unos días más tarde en un niño trazando un piso con tiza, invocando la ternura curiosa de descubrir lo divertido que es explorar un espacio abierto.

Mural por SETH. | Foto por Juan C. Zulueta

Mural por SETH. | Foto por Juan C. Zulueta

Ya comenzado el evento, se podía admirar el mar de gente conocida y desconocida en la calle, aquellas caras familiares de quienes siguen con constancia el quehacer artístico independiente del país y otros curiosos atraídos al evento, entremezclándose así distintas sensibilidades de todas edades. Entre esta variedad, se encontraba gente que regresaba en el mismo wikén para traer a sus niños de día y que así vieran los murales, y quienes venían a escuchar a las bandas que se presentarían ya fuera en la tarima principal de SEL o en espacios adyacentes.

El trío de rock Campo-Formio fue una de estas, haciendo a muchos bailar y cantar en la esquina de la Calle Aurora el sábado por la tarde. Entre el sol y la música –ambos igual de intensos– los chicos lograron ofrecer su sonido a oídos nuevos y familiares. El espacio era tan íntimo como público –mientras sus fanáticos se acercaban al micrófono para ayudar al grupo con los coros– los demás cogíamos un “sun-tan” que quedó como evidencia de nuestra asistencia a la presentación. Uno de los que escuchó a la banda fue Edward, quien mantuvo un kiosko durante el festival y se disfrutó la música tanto que opinó: “Eso es lo mejor que ha pasado aquí”.

Campo-Formio en la calle. | Copyright © 2014 Lizthayra Carreras

Campo-Formio en la calle. | Copyright © 2014 Lizthayra Carreras

En el callejón de la Ernesto Cerra, los muchachos de Camita (Marian y Ernesto), junto a RaVia (Lesti) y Gerardo (que no pudo estar presente) exponían su arte inspirada en parte por música psicodélica. Entre los monstruos y criaturas que exhibieron, quizás algo menos tradicional que las firmas en graffitti elaboradas en una pared cercana, aún se percibe que los muchachos buscan invitarnos a su mundo y entender cómo es que ven el nuestro. Santurce Es Ley representa para los artistas una manera de compartir de cerca con nosotros, un acto de valentía que a veces no se respeta del todo ya que el trabajo queda vulnerable al vandalismo –recordemos como el año pasado se vandalizaron varios de los murales.

SEL-Vandalismo-250Además podemos reconocer que ser artista en general no es fácil, menos en la economía del Puerto Rico de hoy. Es algo de lo cual algunos podrán vivir, mientras otros se resisten a la idea de “explotar su talento” comercializando su arte. Pero aunque el evento recibe apoyo de varias entidades comerciales como Medalla Light, Lamar y el Banco Popular de Puerto Rico, aún se valora la oportunidad de exponer y compartir el arte a través del evento por encima de ese tipo de preocupación monetaria. Los participantes desean ser parte de algo más grande, dejar sus matices para el disfrute de la comunidad, muchos quienes terminan sacándole fotos a las piezas finales como recuerdo.

Existen opiniones encontradas acerca de la organización de Santurce Es Ley, y de que el propósito de exponer arte se mezcle con el festejo desmedido de otros eventos sociales conocidos y frecuentados, como Las Justas o Las Fiestas de La Calle San Sebastián, que parecen haber perdido su sentido original. Mas sin embargo, Gloria, una residente de la esquina de la Calle Aurora que lleva sesenta años viviendo en Santurce, comenta desde un punto de vista muy real que la visibilidad del evento y el consumo en la actividad es algo necesario en este momento para estimular la economía del vecindario y revivir el area. También comentan que este año fue uno de compartir amistoso y sin hostilidad.

La Liga del Pantano (Camita, RaVia y Gerardo) en el callejón y arte colindante

La Liga del Pantano (Camita, RaVia y Gerardo) en el callejón y arte colindante

Y mientras nos involucramos en los dimes y diretes de nuestras opiniones luego de celebrarse SEL, las calles continúan pintadas y se espera que esta iniciativa se pueda correr a través de la ciudad –que se pinten con colores otras areas abandonadas con imágenes artísticas con el motivo de divertir o sugerir pensamientos y conversaciones entre los que decidan transitarlas. Solo queda por decir que peatones del area de Santurce podrán seguir disfrutando grandemente de lo que se plasmó en las paredes durante y después del fin de semana. Aunque el arte urbano ahora tenga mayor aceptación, aún cuenta con sus detractores, así que queda en manos de quienes lo amamos la responsabilidad de promoverlo –es una oportunidad que se nos da al menos una vez al año.

Frente al mural de SETH del niño dibujando con la tiza, pintada en la puerta de una caseta de madera pude observar una ilustración de una lata de Medalla Light aplastada, como ocurre con las latas después que se acaba cualquier acontecimiento que la marca pueda auspiciar. Las latas quedan aplastadas y se las lleva el basurero –si tienen suerte, al centro de reciclaje más cercano– pero el arte sigue ahí.

SEL-Medalla-700

Spread the love

Puerto Rico Indie es una celebración de la expresión independiente y sus distintas manifestaciones en el mundo de la música, el cine, la tecnología y otros medios.