Entrevista: Karlo X. Ramos, enfocando en la música

Comparte:

Existe una estrecha relación entre la música popular y la fotografía – el trabajo de Robert Freeman junto a los Beatles y el de Anton Corbijn para Depeche Mode son dos ejemplos que rápido vienen a la mente. En la escena de música independiente local es muy común observar a fotógrafos aficionados buscando los mejores ángulos para retratar a la banda en tarima. No hay duda de que los shows presentan una excelente oportunidad para aprender a utilizar y conocer de manera mucho más íntima a tu nueva cámara. Además, la documentación es imprescindible para el continuo desarrollo de la escena (pregúntenle a Ian MacKaye) y esas fotos – gracias al Internet – harán eco alrededor del mundo de lo que en algún momento ocurrió aquí.

Fue en uno de estos shows locales que por fin conocí a Karlo X. Ramos, rock photographer profesional y lente oficial del Latin Alternative Music Conference. Había visto su trabajo online y quizás intercambiado algún mensaje breve a través de Twitter, pero aquí estaba de vuelta a su Isla para las Navidades – y sacando un tiempo para retratar a Fofé y Los Fetiches y Alegría Rampante en su Jolgorio Flash Deluxe 2012 celebrado el 25 de diciembre en La Respuesta (Santurce, PR).

Tuvimos la oportunidad de intercambiar unas palabras y esa conversación resultó luego en la entrevista que podrán leer a continuación. Karlo fue muy amable en ofrecernos sus fotos de esa noche en La Respuesta, algunas de las que podrán disfrutar también. Point and click.

PRI: Karlo… Nos es bastante evidente a estas alturas que para uno poder terminar dedicándose a lo que le apasiona, tiene que trabajar fuertemente y estar dispuesto a hacer muchos sacrificios – más aún si se trata de una carrera artística como la fotografía. Cuéntannos si puedes brevemente, cómo es que terminaste fotografiando a músicos profesionalmente.

Karlo X. Ramos: Bueno para empezar, la música, las amistades que he hecho a lo largo del camino, el acceso que me han brindado y la confianza que han depositado en mí y en mi lente. Yo diría que esos son los factores que han guiado mis pasos en la fotografía y es lo que ha permitido que todo mi trabajo haya sido posible.

Eduardo Alegría @ La Respuesta

PRI: ¿Es algo que siempre quisiste hacer o llegaste a esto de manera accidentada, como suele también pasar?

KR: Honestamente la fotografia me encontró a mí. En casa habían cámaras y eso pero era más un ambiente de snapshots y home movies – algo bien normal, bien casual, nada profesional. Siempre recuerdo lo divertido que era tener las camaritas desechables de Walgreen’s y pegarle sellos con captions a las fotos por eso del vacilón, pero más allá de eso no tenía aspiraciones fotográficas.

El turning point para mí diría que fue después de la filmación de un vídeo en NYC para mi banda en aquel tiempo, El 8vo Día. El proyecto lo hicimos en 16mm film en el verano del 2006. De ahí me compré mi primera SLR por Clasificados Online, una Nikon D80 para proyectos de diseño gráfico que era lo que más estaba trabajando en el momento, hasta que empecé a llevármela para los shows. Ahí noté la importancia de la foto, la documentación – y ahí la fotografía me encontró finalmente.

PRI: ¿Cómo era tu vida en Puerto Rico? ¿Cuándo y por qué es que te mudas a Dallas?

KR: Mi vida en Puerto Rico era relax. Como todo el mundo tuve que comprometer tiempo por dinero para sobrevivir. Nací en Santurce en el Doctor’s Hospital y viví en Carolina hasta que me mudé al área oeste para estudiar. De ahí estuve en la banda de la Guardia Nacional de Puerto Rico, así de weekend warrior por casi 10 años para pagar los estudios. Hasta que decidí quitarme y buscar más tiempo para mí, ya que el régimen militar no era lo mío.

Yo quería estar barbú y pelú y joder por ahí. Veía la aparente libertad que tenían los otros compañeros en otras bandas de la escena y quería eso para mí. Después de hacer mi maestría en Media mi esposa y yo decidimos mudarnos a USA. La oportunidad se dio en Dallas así que nos mudamos acá. Yo siempre he pensado que puedo hacer foto y vídeo en cualquier parte del mundo así que no tuve miedo de enfrentar el cambio y aquí estamos ya casi 3 años después.

Harry Rag

PRI: En los estados has conseguido unas oportunidades increíbles como fotógrafo, cubriendo eventos como el LAMC. ¿Cómo te diste a conocer allá? ¿Cuáles dirías que han sido tus mejores experiencias en el trabajo?

KR: El LAMC es una historia interesante ya que fue todo por Internet. Envié un email a ciegas con mi portfolio de los shows en Puerto Rico a los organizadores del LAMC, Nacional Records / Cookman, y me respondieron preguntándome si iba a estar en NYC durante verano.

En ese momento estaba viviendo en Puerto Rico haciendo freelance por ahí y buscándomela. Dos días después del email Tomas Cookman y su staff de Nacional hicieron un conference call conmigo ofreciéndome la oportunidad. En la llamada le confirmé que iba a estar en NYC y se concretó todo. Recuerdo que una vez colgué salí corriendo a comprar el boleto de avión con lo que me había sobrado de préstamo estudiantil y ver con quién iba a crachar allá en NYC ese primer año que cubrí el LAMC. Fue un gamble tanto para ellos como para mí. Ya moviéndonos al presente llevo 3 años cubriéndolo y cada vez crece más. Es algo bien interesante de ver.

PRI: Sin embargo nos conocimos en un show el pasado diciembre, el cual fotografiaste (Jolgorio Flash Deluxe de Fofé y Los Fetiches junto a Alegría Rampante)… y sé que además has trabajado con muchas bandas locales en los pasados años, incluyendo algunas fotos promocionales recientes para Fofé. ¿Qué te mantiene atado a la escena local de Puerto Rico?

KR: Lo que me mantiene atado a la música en Puerto Rico son las amistades. Me interesa mucho ver su evolución musical y artística. Siento que son momentos que se pierden si no se capturan ya que por lo general mucha gente no sabe que hay buena música “rock” en Puerto Rico. Siempre está ese velo de misterio…

Si algo quiero lograr con mis fotos es abrir eso y comunicar visualmente que en Puerto Rico sí hay música, que estos artistas se joden, merecen respeto y merecen ser tratados bajo la misma luz y con la misma atención que a cualquier extranjero o diva pop.

Alegría Rampante @ La Respuesta (Jolgorio Flash Deluxe 2012)

PRI: Totalmente de acuerdo – para eso estamos también. Cuéntanos de la escena en Dallas. ¿Qué podríamos aprender de ella y aplicar en Puerto Rico?

KR: Pues mira el centro de Dallas como tal es un área corporate si se puede decir – por la superficie se siente como si la música se hubiese estancado en los 2000’s y todas sus variantes de nü metal y lame metal con sus Creeds y Nickelbacks. Las bandas que están tureando actualmente, de momento lo ven como un stop antes de llegar a Austin, Houston o San Antonio. También muchas bandas que nacen aquí terminan mudándose para Austin, NYC u otros hotspots musicales. ¿Suena familiar? Maybe.

Así que una vez más siento que me encuentro fotografiando una escena similar a la de Puerto Rico. Sin embargo, una ventaja que veo aquí en Dallas es que puedes ver músicos que normalmente verías en una tarima grande en Puerto Rico, tocando en un chinchorro o como lo llaman acá – dive bars. Así que de una manera brega. Para mí eso es excelente ya que es una oportunidad de tener un one on one con los músicos y hacer networking. También brega para comprar ediciones limitadas de su merch. Ultimamente me ha dado con coleccionar viniles y es una buena oportunidad para obtener ediciones firmadas, así que ojo.

Volviendo otra vez a las bandas locales de Dallas… Yo creo que para mí lo más importante que se ve acá es la tolerancia en cuanto a la música ya que la escena de Dallas es bastante ecléctica – hay mucho hip hop pasando, mucho metal y hardcore. Mayormente se siente que la gente no viene tanto a analizar la música sino que viene a divertirse. Se ponen la ropa que quieren, se bañan y se peinan si quieren – I mean, a nadie le importa un carajo y está esa libertad.

Otra cosa también es que no es tan evidente la publicidad cervecera. O sea tu no ves banners de cerveza en las tarimas, lo que para mí demuestra un grado de respeto al artista y su tiempo en tarima.

Fofe @ La Respuesta (Jolgorio Flash Deluxe 2012)

PRI: Importante ese último detalle – algo que apreciamos mucho de La Respuesta en Santurce y los auspiciadores que han unidos sus fuerzas con nosotros para los eventos de El Independiente. En ese espacio recientemente se presentó el trabajo fotográfico de Steve Fitzpatrick, quien recientemente editó una colección de sus fotos en el libro Puerto Rico’s Surf Culture. ¿Es algo que harías en el futuro? ¿Qué buscas lograr con tu trabajo?

KR: No he conocido a Steve personalmente, sin embargo he visto parte de su trabajo – en especial los prints y postales que tiene por distintos restaurantes en el área de Aguadilla y Jobos. Son muy buenos.

Yo creo que mi próximo paso, al igual que él, sería editar una colección – maybe imprimir algunas ediciones limitadas, no sé. Lo que quiero lograr con mi trabajo es dejar documentado el tiempo que viví y las cosas que vi. Creo que cualquier cosa después de eso está a discreción del público que observe estas fotos.

PRI: Recientemente corrió la noticia de una persona que murió en el subway de Nueva York, tras ser empujado a la vía por una persona – digamos “inestable”. El lamentable incidente fue retratado por un fotógrafo freelance y acabó en la portada del New York Post, lo que levantó la ira de muchos que se cuestionaban si en vez de tomar las fotos, podría haber asistido a la víctima y evitado su muerte. ¿Qué piensas del incidente? ¿Qué crees que hubieras hecho tú?

KR: Mira, ese en uno de los tópicos más controversiales de la fotografía. Es un área totalmente gris y honestamente no hay una respuesta clara y justa. El momento y la fibra moral del individuo dicta el curso de acción. Tú decides qué fotógrafo quieres ser. En resumen, yo lo veo así: o haces la foto o eres la foto.

En el pasado muchos fotógrafos han tenido que enfrentarse a tomar fotos terribles. Sin embargo, muchas de ellas constituyen documentos históricos si lo ponemos en perspectiva: los asesinatos de los Kennedy’s; la foto de la ejecución de un prisionero en plena calle en Vietnam por Eddie Adams; Kevin Carter con la foto del buitre y la niña durante la hambruna en África. Estas fotos siempre han visto críticas en cuanto al envolvimiento del fotógrafo como documentarista o como espectador.

Sergio Rotman en tarima junto a Fofé y Los Fetiches.

Para mí lo importante aquí es el motivo de la foto. Estas fotos fueron hechas bajo una premisa de documentar y a través del tiempo han servido de motor para el cambio social y han creado awareness y un cambio de conciencia de alguna manera con respecto a los issues que atañen.

Por el contrario la foto del tren por R. Umar Abbasi que me comentas no cuenta con eso – se siente más tabloide, se siente como una situacion oportunista y explotativa mucho más que un reportaje. Ahora bien, si el fotógrafo hubiese tomado el crimen en proceso o si después de hacer la foto hubiese fotografiado a la persona que lo empujó y cometió el crimen, tal vez la historia hubiese sido distinta ya que la fotografía sirvió un proposito social.

PRI: Una pregunta más livianda – y en nombre de todos los gearheads que nos leen: ¿Cuál es tu equipo preferido para fotografear a una banda en vivo?

KR: Por el momento estoy usando una Canon 5D Mark II y lentes serie L (24-70 f2.8 / 70-200 f2.8). También uso una Fuji x100 para fotos casuales. La razón de la Canon es la versatilidad de hacer foto y vídeo en una sola unidad. Pero he usado Nikon… Tengo varias fotos con mi Nikon D90.

PRI: Y para terminar… ¿Algunos consejos o trucos que puedas compartir los más principiantes y aficionados entre nosotros?

KR: Siempre fotografíen a los teloneros ya que pueden ser los futuros headliners – además de que ayuda a buscar los ángulos en el venue.

También hay que tener en consideración que la música pasa dentro y fuera de la tarima. No es necesario tener 50 close ups de la boca de un lead singer si no tienes ni un solo shot del crowd.

Siempre editen su trabajo – no sólo en apariencia, si no en contenido. Por ejemplo, si tirastes 600 fotos una noche – de ahí 100 son un “maybe” y de esos 100, 25 es el “best”. Y así… No es una ciencia exacta pero el punto es ese, sacar un trabajo excelente.

Fofé dedicando una copia de Lujo Eterno a su fan.

Pueden mantenerse al tanto de los proyectos de Karlo a través de su website y Twitter.

Ty Segall @ Dada

De José Feliciano a Gwar…

Ex-Cults @ Dada

Comparte:

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.