Para su consideración: Películas que el Oscar olvidó

Comparte:

Foto: popculturegeek.com via flickr

Otra vez más fuimos testigos de los Oscares. Últimamente la ceremonia representa poco más que un nuevo juego de apuestas para jugar con tus amigos y al otro día echarles en cara a los equivocados cual fue verdaderamente la “mejor película.” (Si tus amigos dicen que The Social Network no se merecía el premio, busca mejores amistades. -editor) En un post anterior discutimos el fenómeno de los filmes reconocidos y aclamados que no tuvieron la dicha de merecer la aclamada estatuilla – ni siquiera la nominación a ésta – y este año por supuesto no fue la excepción.

Pero más aún, el evento nunca ha sabido reconocer la salida de muchas películas merecedoras del galardón provenientes de otras partes del mundo. Al no hacer esto, la muestra de selección de prueba no es lo suficientemente amplia lo que nos priva de obtener una decisión más concreta en cuanto a cuáles son en realidad las mejores películas del año. Es pura matemática.

Una de las cualidades más maravillosas del séptimo arte es como refleja casi como un espejo las historias que residen dentro de nuestras mentes o  algún hecho histórico que busquemos recrear. Los Oscares siempre nos presentan la parte estadounidense de esta imaginación – claro, los premios se originan allí – pero como consecuencia la sección foránea nunca se le ha dado suficiente atención. Como dijo Ricky Gervais durante la transmisión de los Golden Globes de este año al presentar la categoría de Best Foreign Film: “…the category that America really doesn’t care about.” Creo que no está tan lejos de la realidad. Aquí les presento una pequeña muestra de los filmes que viajaron el mundo de festival en festival en el 2010 – y no recibieron la atención de la Academia, aunque la merecían.

Carancho (Argentina)

Dir. Pablo Trapero
Argentina se sigue levantando a pesar de la reciente depresión económica. Esto lo hemos visto tanto en la música y ahora en el cine. El año pasado “El secreto de sus ojos” de José Juan Campanella se coronó como la mejor película extranjera en los Oscares y este año Ricardo Darín – el galán de Argentina y protagonista de la película antes mencionada – protagoniza también este excelente filme. “Carancho” tiene un poder dramático que te mantiene pegado al sillón (a menos que se te esté quemando la cena) y la trama tiene un giro inesperado.

.
.

Lebanon (Grecia)

Dir. Samuel Maoz

Si no crees que este año bastó con “127 Hours” y “Buried” como filmes claustrofóbicos, también tienes a “Lebanon.” Soy fanático de estas películas porque es un reto para el director poder darle peso al dramatismo dentro de espacios limitados. “Lebanon” presenta como un equipo de combate se las ingenia para sobrevivir dentro de un tanque durante un solo día de misión. La fotografía, a pesar de ser dentro de un tanque, es hermosa y las actuaciones le hacen justicia al momento presentado.

.
.

Animal Kingdom (Australia)

Dir. David Michôd

Críticos la catalogaron como el “Goodfellas” australiano y no está lejos de ser la realidad. Aunque menos dinámica de lo que fue “Goodfellas,” este filme no tiene nada que envidiarle. Las actuaciones fueron poderosas, en especial la de Jackie Weaver, quien protagoniza la madre de esta familia y una de las mujeres más disfuncionales que puedan ver en la pantalla. El filme te lleva en un “emotional rollercoaster” (no te preocupes, no vas a vomitar), así que no esperes una típica película de acción: las caracterizaciones son más oscuras a las que suele presentar el cine de Hollywood, particularmente el hijo mayor de la familia  a quien simplemente no querrás tener de tío. En fin, presenta al problema de la criminalidad y la corrupción, que se ha hecho el pan nuestro de cada día, de una manera excepcional.

.
.

Catfish (Estados Unidos)

Dir. Henry Joost y Ariel Schulman

Todavía siguen las controversias con respecto a este documental… ¿Será verdad lo que pasó o no? “Catfish” salió al cine para el mismo tiempo que la aclamada “Facebook movie” – ya todos sabemos cual es – y es curioso que aquí se mencione más a la red social en la cual se basó David Fincher para “The Social Network.” Esa red social es el mecanismo que facilita la trama de este misterioso e innovador documental. La historia se basa en unos muchachos que deciden filmar la relación que mantiene uno de sus amigos con un mujer a distancia, a través de Facebook. De repente, la situación no pinta muy bien, por lo que nuestro protagonista y el equipo de producción comienzan a dudar sobre la identidad de esta mujer. Entonces se deciden viajar a visitarla y resolver el misterio. Esta no es de otro país, pero igual fue olvidada por el Oscar y merece su atención.

.
.

Carlos (Francia)

Dir. Oliver Assayas

Oliver Assayas decidió que era tanto el material que comprendería esta película que editó todo su pietaje en un corte final de CINCO HORAS de duración. Esta historia presenta la vida de Carlos “El Chacal,” famoso terrorista venezolano encarcelado en Francia por vínculos con varias organizaciones terroristas. La actuación estelar le tocó a Edgar Ramírez y según los críticos dicen, es una fuerte y profunda. Este filme logró reconocimiento en los Globos de Oro de este año, más sin embargo no tuvo mención alguna en los Oscares.

.
.

Alamar (México e Italia)

Dir. Pedro González-Rubio

Imagínate que vives por las costas de Culebra y tu casa está dentro de la orilla del mar. También, la única forma de llegar a la casa de tu vecino a buscar las habichuelas para comer es con una yola. Imagínate que tu único hijo, que vive en Italia con su madre, te va a visitar a tu casa. Si buscas acción y explosiones, este no es el filme adecuado. “Alamar” te va a llevar a compartir el tiempo de un padre e hijo en un hogar muy particular. Este hombre vive en un lugar muy remoto en las costas de México y básicamente sobrevive de la pesca con su padre. La relación entre el padre y el hijo es mágica, donde solo el amor y el cuidado abunda. La fotografía es hermosa y nos muestra que aún en la distancia se puede vivir.

Comparte:

Damián es ingeniero graduado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez; programador de día y cineasta de noche. Actualmente recide en los Estados Unidos, por lo que va a mejores conciertos que el resto del equipo de Puerto Rico Indie con frecuencia.