Favoritos de los 2000s: Documentales

documentales

Se supone que este espacio lo ocupe la segunda parte de mis Favoritos de los 2000s, que en ese caso hubiera sido una larga exposición sobre Before Sunset.  Pero comenzé a perder el control sobre la dirección del mismo (mucho romanticismo, mucha especulación, demasiada experiencia personal) así que lo he dejado al lado por un rato (espero retornar al artículo en algún momento).
En vez,  les traigo algo diferente para servirle de reemplazo: 10 documentales excelentes de los 2000s.

El documental puede ser la forma más pura y sincera de presentar un asunto de manera directa y abarcadora.  Por lo general cualquier persona lo puede hacer sobre cualquier tema, no hay material que sea tan ordinario que no se pueda sacar una historia fascinante.  Es esa libertad de expresión y sencillez de proceso que lo convierte en un medio tan accesible para el disfrute de gente alrededor del mundo.

Debido a la proliferacion de cámaras digitales, programas de edición, y la distribución por canales cibernéticos (YouTube, blogs) el documental ha llegado a una posicion privilegiada durante esta pasada decada.  En Puerto Rico, debido a las razones mencionadas, existe un auge en el desarrollo de este género; no pasan semanas sin que se proyecte alguna cinta en los espacios alternativos alrededor de la isla.  Desde el primer documental puertorriqueño en exhibirse en sala de cine, Seva Vive, hasta los más recientes trabajos Somos Calle y Aquel Rebaño Azul, el arte del documental esta logrando su propósito de informar, entretener y concienciar.  Esperemos que este tipo de creación siga en crecimiento por mucho tiempo y nos brinde más piezas de calidad.

Mientras tanto, aquí mis 10 favoritos de los 2000 (en ningún tipo de orden).

1. Bigger Stronger Faster (2008)
Esperé mucho tiempo en verlo pensando que iba a ser un documental básico sobre el uso de esteroides anabólicos en los deportes, tema sobre el cual ya había leido suficiente.  Terminó siendo una exposición sobre la cultura americana de competir para ganar,  la ilusión del ‘American Dream’, la hipocresía y burocracia gubernamental y la dinámica de las relaciones familiares.  Salimos de la película entendiendo que el asunto de los esteroides no es uno de blanco y negro.

2. Comandante (2003)
Este documental estaba originálmente pautado para salir por HBO, pero el director tuvo tanto material que decidieron hacer un corto, Looking for Fidel,  y lanzar este al cine.  Oliver Stone y Fidel Castro en un tete-a-tete por 99 minutos.  Stone le pregunta absolútamente todo: sobre sus amantes, sobre el Ché, sobre Kennedy, Kruschev, Elián, etc.  Fidel no siempre contesta todo, pero sí reacciona genuinamente a las preguntas del director.  Un vistazo fascinante a una de las figuras más divisivas del Siglo XX.

3. Encounters at the End of the World (2007)
¿Quién se podría imaginar que un continente tan desolado como la Antártida pueda contener tanta cantidad de personajes coloridos y criaturas fantásticas?  Werner Herzog es un maestro del séptimo arte y en la decada nos brindó otros dos documentales de calidad:  Wheel of Time (2003) y Grizzly Man (2005).  ¿Porqué escogí este sobre los otros dos? Cuando escuchen los sonidos de las focas debajo de las capas de hielo entenderán porque.

4. Man on Wire (2008)
Ganador del Oscar en el 2009, el documental relata la historia de Philippe Petit – funambulista, excéntrico, genio – y sobre su hazaña de caminar en cuerda floja entre las dos Torres Gemelas en 1974.  La narrativa se desarrolla como una película de crimen, utilizando videos y fotos del evento además de recreaciones y entrevistas contemporaneas (la música de Michael Nyman es impresionante también).  El entusiasmo que demuestra Petit hacia su arte es admirable, aunque a veces difícil de entender, pero hay que respetar los huevos de oro que posee.

5. War Photographer (2001)
Hablando de huevos de oro, James Nachtwey no se queda atrás.  Este caballero se dedica a tomar fotos en cualquier lugar donde haya crisis, guerra, o pobreza, usualmente en medio de tiroteos y explosiones.  Nachtwey es una leyenda en el campo: sus manerismos, pausados y casuales, seguramente le sirven como mascaras para esconder lo que debe estar sintiendo por dentro. ¿Cómo reconciliar el trabajo de observador y documentalista con la necesidad moral de ayudar a personas en necesidad?  No aparenta ser algo tan fácil de resolver.

6. The Corporation (2003)
Una crítica tajante a la institución de la corporación y de su comportamiento como un ente legal con derechos y sin moralidad, The Corporation sirve como relato histórico de los últimos 250 años de la existencia humana.  Entrevistas con intelectuales, ejecutivos, y activistas (Noam Chomsky, Howard Zinn, Naomi Klein, Milton Friedman, etc.) sirven para explicar las actividades criminales de las corporaciones hacia la población general.  Es posibe que al verla se depriman, pero el nivel de injuria que van a sentir los llevará a tomar acción.  O por lo menos debería.

7. The Fog of War (2003)
Subtitulado Eleven Lessons from the Life of Robert S. McNamara, la película es otra obra maestra de Errol Morris, creador de Gates of Heaven y The Thin Blue Line.  La entrevista con el ex-Secretario de Defensa está entremezclado con pietaje histórico, así dándonos el trasfondo de quién era este señor y qué exáctamente era lo que hacía.  Planificador de logística para los bombardeos de Japón durante la Segunda Guerra Mundial,  presidente de la Ford Motor Company, Secretario de Defensa para Kennedy y Johnson y presidente del Banco Mundial por más de 10 años, esa trayectoria demuestra la gran capacidad que tenía este individuo (para bién o para mal).  La banda sonora de Phillip Glass es, como siempre, excelente.

8. Helvetica (2007)
En el 1957 se desarrolló una nueva tipografía, diseñada para ser neutral y clara, llamada Helvetica.  Hoy en día es la tipografía más utilizada en todo el mundo.  El documental explora el mundo del diseño gráfico, lo que significa usar diferentes tipografías y cómo eso define tu estilo como artista.  Suena aburrido pero es áltamente entretenido ver la variedad de opiniones de grandes artistas en torno al tema.  Battles, Sam Prekop y Four Tet mantienen el ritmo de la película, contribuyendo canciones para el soundtrack.

9. Sicko (2007)
Tenía que incluir alguna película de Michael Moore porque fue sin duda alguna la figura que más sobresalío durante la decada.  Bowling for Columbine (2002), Fahrenheit 9/11 (2004), Sicko (2007) y Capitalism: A Love Story (2009) son 4 de los documentales más taquilleros de todos los tiempos.  De todos estos, Sicko es el más que me llega; tal vez Capitalism, pero ese es simplemente una expansión de los planteamientos de Sicko.  El director logra demostrar a nuestro sistema de salud como verdaderamente es: un disparate irracional, burocrático, y ávaro.  A veces gracioso, a veces ‘preachy’, siempre polémico, Moore usualmente encuentra la manera de conectar varios golpes con su público y con las instituciones e individuos que son sus blancos.

10. Zeitgeist (2007)
Un fenómeno de internet, este documental no es tan pulido como los demás en la lista.  Es el más simple, compuesto exclusívamente de imágenes, gráficas, música y voice-overs.  Por esa misma razón ha tenido un impacto tan marcado.  Los temas principales (la religión, 9/11, la reserva federal) parecen un who’s who de conspiracy theories.  Ciertamente, uno no debe creer todo lo que dice la película.  Pero el ejercicio de obligar a uno a pensar sobre cosas que damos por establecidas es positivo; motiva al espectador a buscar más respuestas hacia esas interrogantes.  Te sorprenderás de lo mucho que no sabemos.  Puedes verla entera, y su secuela, aquí.

Me faltaron muchos, lo se.  Aun no he visto Taxi to the Dark Side, Murderball, The Weather Underground ni Food, Inc.  Tampoco incluí algunos documentales populares como An Inconvenient Truth, March of the Penguins, o Super Size Me porque creo que los de la lista mejor ejemplifican algunos de esos temas.  ¿Cuales fueron los mejores documentales de la década para ti?

Spread the love