cienaga isla eterna

Ciénaga invita a la reflexión tras un año del Huracán María con Isla Eterna

Comparte:

“Recordar. No olvidarnos de esa vivencia. Homenajear a todo aquel que sufrió esa precariedad, y, a la misma vez, dejar saber que esa misma precariedad también puede ser combustible para la creación,” nos índica José Iván Lebrón Moreira sobre el propósito detrás de su nuevo proyecto, Ciénaga. El artista puertorriqueño –conocido en la escena local como miembro de Las Abejas y por su excelente proyecto solista, Moreira– asume una nueva identidad musical en su nuevo álbum de corte ambiental y experimental titulado Isla Eterna. El mismo fue lanzado hoy, 19 de septiembre, para descarga a través del sello disquero independiente Discos Diáspora y otras plataformas digitales.

Isla Eterna es una experiencia auditiva informada por fuerzas naturales fuera de nuestro control. Es la memoria fracturada de una experiencia colectiva. Es una invitación a la introspección a un año del paso de los huracanes Irma y María sobre Puerto Rico. El proyecto instrumental, concebido entre tormentas y desarrollado durante el segundo apagón eléctrico más largo en la historia del planeta, reúne el sonido de los vientos huracanados, transmisiones radiales y otros sonidos adquiridos por el músico, junto a composiciones logradas en equipos que funcionaran con baterías. Tras un año en gestación, el álbum recorre las vivencias de aquellos días dolorosos con un sentido melancólico y reverente.

Conversamos con Moreira sobre la experiencia de grabar Isla Eterna y los retos que trajo el Huracán María a continuación.

Puerto Rico Indie (PRI): ¿Qué es Ciénaga? ¿Como defines esta nueva identidad musical y por qué crear un concepto separado a tu otro trabajo?

José Ivan (JI): El proyecto creo que es mi lado más experimental y nace de mi amor por la música ambient. Deseaba tener una plataforma separada para explorar otras posibilidades sonoras y dejar a Moreira exclusivamente para mi voz y composiciones un poco más “tradicionales”, accesibles y bailables.

PRI: ¿Cuándo surge la idea de Isla Eterna y cómo fue su proceso de producción?

JI: Comencé a trabajarlo desde [el Huracán] Irma, es decir, desde septiembre del 2017. Al principio, lo tomé como un ejercicio personal. Trataba de plasmar en sonido los sentimientos que sentimos cuando se vive este tipo de fenómeno atmosférico. No fue hasta después de los huracanes que decidí convertirlo en un álbum completo, ya que luego que nos arrasara María me vería con más tiempo disponible para continuar componiendo y grabando sonidos. De repente me encontré con mucho material en las manos y fue ahí que me dije: “Voy hacer un disco de esto”.

En el disco están incluidos los vientos de Irma, la noche después de Irma, los vientos de María y grabaciones de WAPA Radio 680AM, uno de los pocos medios que funcionaban luego del segundo huracán. En el tema “9:20” se escucha el momento en que yo y mi pareja vimos como el viento arrancó la terraza de zinc del vecino. Tuvimos la suerte de que el viento no azotó en la posición en donde se situaban las ventanas de la casa. Durante todo el huracán pudimos dejar las ventanas abiertas y vimos mucho; por eso también pude grabar sin percances.

PRI: ¿Por qué hacer este tipo de documentación? ¿Por qué crees importante reflexionar de esta manera sobre lo ocurrido?

JI: Creo que mi intención con esto es hacer una retrospectiva no tradicional de lo ocurrido. También siento que quise estudiarme, ver como yo podia traducir la vivencia de esos días en sonido. Los sentimientos durante ese proceso fueron muchos; las tareas, la lucha constante para conseguir agua, gasolina, alimento; la falta de utilidades básicas, el éxodo de familiares y amistades, la destrucción… Realmente, haber podido tomar algo de tiempo para componer fue terapéutico y lo agradezco, porque muchos no tuvieron la misma suerte que yo.

PRI: ¿Cómo describirías tu experiencia durante y después María?

JI: Tuve mucha suerte. No perdí familiares, ni muchas posesiones valiosas. Pero sí viví el mismo caos que todos durante el aftermath de María. No tuve luz hasta finales de diciembre, el agua tampoco llegó a Río Piedras Heights hasta mucho después del huracán. Tampoco pude trabajar por 4 meses, ya que soy instructor de natación, además de músico, y no había agua ni luz, lo que imposibilitaba hacer el trabajo. Llegué a estar monetariamente en cero, y me vi obligado a buscar otro trabajo en el cual estuve laborando hasta el mes de abril pasado.

PRI: No hubo luz por meses y cada cuál tenía que encontrar manera de adelantar algún trabajo. Sabemos de estudios de grabación que instalaron generadores, por ejemplo. ¿Cómo grababas tú durante este tiempo?

JI: Pues ese fue el reto mayor. Durante los huracanes me aseguré de tener la computadora cargada y comencé a grabar ya cuando los vientos estaban en apogeo. Musicalmente, gran parte del disco está hecho en una grabadora digital BOSS-864 que funciona a base de baterías, así como el sampler Roland SP-404. Varias comenzaron ahí: “Baja señal”, “Reconstruye”, parte de “Sobre las muertes”. Las otras que estaban en la computadora las fui trabajando cargando la misma en el Burger King que está frente al Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, en el que mucha gente se guarecía para cargar sus dispositivos, comprar agua y comida, usar el Internet, etc.

“Hato Rey bajo agua” está hecha a base de una grabación de guitarra que hice en mi teléfono durante Irma. Todas la grabaciones de radio también las hice con mi teléfono celular. “El ojo” la trabajé en casa de mis padres, gracias a la planta eléctrica que tenían, cuyo sonido está grabado y sale en parte de la canción. Y así fue como pude elaborar las piezas durante este lapso. No fue hasta recientemente que entonces invité a dos amistades a colaborar. Se añadió el sonido de saxofón interpretado por Juan Botta en “Augurio”, y el sonido de cello por Shanti Lalita en “Sobre las muertes”.

PRI: ¿Qué deseas que le saque el público a la experiencia de escuchar Isla Eterna?

JI: El disco creo que se disfruta de mayor forma escuchándolo de principio a fin. Está diseñado para uno sumergirse y recorrer una narrativa en sonido. Y a pesar de las desgracias a las que alude, me gustaría dejar al escucha con un sentimiento de esperanza dentro del campo existencial. Por más ingenuo que pueda sonar en estos tiempos, creo en ser partidario de la noción de que luego de la destrucción siempre hay posibilidad de un nuevo comienzo, tanto en ámbitos sociales así como personales e internos.

Escucha el debut de Ciénaga, Isla Eterna, a continuación. Tu descarga digital a través de la página de Bandcamp de Discos Diáspora incluye un folleto o zine de 50 páginas con decenas de fotografías e imágenes creadas por artistas puertorriqueñ@s para documentar el paso de los huracanes Irma y María.

Comparte:

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.