Featured Video Play Icon

Ricky Baron lanza propuesta musical para “Make Puerto Rico Great Again”

Comparte:

Que recuperemos la grandeza por la cual nos caracterizamos los puertorriqueños – ésta es la demanda que hace Enrique Olivares (B. Jacques Express, Los Manglers), mejor conocido en tarima como Ricky Baron, a través de “Make Puerto Rico Great Again”. Claramente cooptando, de forma burlona, el slogan de la campaña política del ahora Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, como estribillo a su canción, Baron usa la frase como punto de partida para tocar el tema del estado político y económico actual de la isla. El propósito es exigirle al pueblo el cambio que tanto necesita, pero Baron lo intenta a través de un acercamiento satírico; incluyendo a través de su canción argumentos comunes de los estadistas y contenido pseudo-nacionalista que los partidos usan para mover a la masa. Todo para enseñarle a la audiencia cuán defectuosos son estos enfoques.

La canción fue escrita por el mismo Olivares, y producida junto a Mario Negrón González en el estudio de Casa Fantasmes en Santurce, PR. Cuenta además con la participación de Laira Díaz Reyes, integrante del grupo B. Jacques Express, del cual también forma parte Ricky Baron como guitarrista y cantante principal.

No es la primera vez que graban una canción con mensaje político. “Make Puerto Rico Great Again” es ya la segunda pieza musical en la que se involucra B. Jacques Express que conlleva críticas severas al gobierno de Puerto Rico. En la primera, “Vroom Vroom Ricky”, el grupo se parodia al actual gobernador Ricky Rosselló, sobresaltando su falta de responsabilidad, la cual acreditan a los actos que cometió durante su adolescencia, incluyendo el atropello de huevos de tinglar llevado a cabo sobre un four-track perteneciente a la Policía de Puerto Rico. Actos como estos han pintado al joven gobernador, en los ojos de muchos, como el prototipo del típico niño estropeado, y por eso, aparte de su afán de ver a Puerto Rico convertirse en estado, B. Jacques Express no lo ve como líder. Y aunque cada canción tiene su propio enfoque, las dos comparten el mismo sentido del humor.

En “Make Puerto Rico Great Again”, Ricky Baron primero sobresalta características representativas de los triunfos de Puerto Rico: nuestros atletas, artistas, próceres, la bandera; básicamente, todo lo que tenemos que nos pone arriba y fomenta el orgullo que sentimos muchos de ser puertorriqueños. ¿Qué hay de ello? ¿No es verdad que somos capaces de lograr grandes cosas?

Tras listar estos atributos de nuestra identidad, Baron pasa a declarar que la representación de nuestra moral está siendo encabezada por “drogadictos y enfermos sexuales,” haciéndole referencia a los políticos en los que el pueblo ha confiado que se han visto expuestos en escándalos concurrentes por abusar de su poder. Su mensaje implica que por gente como esa es que el país se encuentra en su situación actual. ¿Entonces, si tenemos para aprender del ejemplar de nuestros próceres, artistas, y atletas que nos representan, porque es que, en la política, apoyamos a los líderes equivocados?

El vídeo musical que acompaña al tema, editado por Oswaldo Colón Ortiz, es una pieza indispensable en la comunicación del mensaje que la canción nos provee. Una compilación de escenas relevantes a nuestra historia, el mismo incluye tanto triunfos como desastres que han impactado a la Isla. Y aunque a simple vista luce ser inspiracional, los malos ratos por los que ha atravesado Puerto Rico que muestra van cancelando cualquier logro, dejándole al espectador la tarea de hacer el cálculo sobre lo que ha presenciado y su verdadero significado.

El mensaje detrás de todo esto parecería uno de corte estadista, ya que la estadidad se presenta como la solución para el complejo problema que es la situación actual de la Isla, pero eso es parte del chiste. “Make Puerto Rico Great Again” sirve más como un espejo para el país, que nos enseña de forma cruda las actitudes que poseemos y que hasta hoy nos mantienen bajo el yugo colonial. El cambio solo llega con la acción. Algo que Ricky Baron intenta provocar a través de la convocación de nuestro orgullo puertorriqueño y un montón de coraje, igual a como el bufón rebelde provoca al rey: cagándose en su madre y haciéndolo pasar por chiste. “Make Puerto Rico Great Again” –su letra, ritmo, canto y solos de guitarra– resulta un arma instigadora.

Comparte:

José es estudiante de comunicaciones en Loyola University Maryland. Le gusta el hip-hop, el arroz con pollo, y hablar de sí mismo en tercera persona.