¿Productor, rapero o DJ? Una entrevista a Skeptic

Comparte:

Por: Rodrigo E. Frontera Negrón
Especial para PuertoRicoIndie.com

La trayectoria del proyecto musical de Skeptic –el alias del DJ, productor y rapero Silvino John Díaz– comprende una ambiciosa agenda en partes igualitarias multi-estilística y autogestionaria. La fluidez de esta propuesta se evidencia en la facilidad con la que Skeptic, de manera consistente y dinámica, se intercambia entre el espacio cerebral y crítico de su rap –y el componente lírico que lo acompaña–, y el espacio calculado pero altamente bailable de su música electrónica.

Así que, teniendo la potestad de contestar el frequently asked question que recibe Skeptic de su público –“¿Pero tú eres DJ o productor, o eres rapero?”–, digo que es todos a la vez, e igualmente, nunca uno solo. Siendo un proyecto que concretamente data desde el 2008 bajo la insignia de Skeptic, pero que lo anteceden un sinnúmero de otras propuestas musicales, vemos que éste se encuentra en su punto más productivo, y que continúa superándose y creciendo.

Club Mayhem –el último full-length release estrictamente electrónico de Skeptic– es un compendio de canciones de house, EDM y hasta hip-hop, no muy distinto a estar en el epicentro de una fiesta de música electrónica de donde se refractan láseres de un aire permeado de hielo seco y sudor, y donde son intercambiables las sustancias psicoactivas con los samples de R&B y soul. Vemos a Skeptic asumir su rol usual como letrista, pero esta vez desde un plano auto-crítico en “Viviendo en África”, donde las alusiones a los problemas sociales de Puerto Rico sirven como plataforma para el desquite, pero igualmente se deja lugar para dar rienda suelta y bajar la tensión en el pegajoso hook de dicha canción.

Definitivamente, el multi-facetismo de esta propuesta presenta un espacio de comunión para oyentes de tanto el hip-hop, como la música electrónica, y de paso se nos insta a ser escépticos ante los artistas unidimensionales y que no participan en todas las facetas de sus propuesta artísticas.

Partiendo del trabajo en Club Mayhem, pero también mirando al resto de la discografía de Skeptic, compartimos a continuación una entrevista telefónica que realizamos al artista.

Puerto Rico Indie (PRI): ¿Cómo se podría definir, o dónde colocamos al proyecto de Skeptic en la gama de géneros musicales?

Silvino John Díaz (SJD): En realidad, esto ha sido un proyecto que ha ido evolucionando y he ido trabajando por mucho tiempo ya, y que en parte ha respondido tanto a las tendencias musicales que tienen popularidad, como a lo que estoy sintiendo personalmente en el momento y las destrezas que quiero desarrollar artísticamente. Por eso, puede haber un momento en que tiro un proyecto solamente de beats, o de remixes porque lo veo como un reto que me permite diversificar la propuesta del proyecto.

Aunque sí, eso tiende a confundir al mismo público porque me preguntan: “Ah, pero tú eres DJ o productor, o eres rapero?”. Por eso, es una especie de reto unificar todas esas tendencias en un mismo brand, y que las personas entiendan el concepto. También existen otros artistas en Puerto Rico con los cuales comparto esa vena; artistas como Jamsha y Velcro que se encargan muchas veces de hacer las pistas, cantar/rapear, hacer los videos y unificar todos esos talentos bajo un mismo proyecto.

PRI: ¿Cuáles son tus primeras interacciones con la música, y qué proyectos o colaboraciones antecedieron a Skeptic como propuesta musical?

SJD: Siempre he estado involucrado en la música de alguna forma u otra, sea tocando guitarra cuando era pequeño o haciendo discos en la computadora. Empecé a hacer pistas con Fruity Loops a eso del 2004 y desde ese entonces llevo trabajando con la producción, al igual que uniéndola con la parte instrumental tocando guitarra y componiendo.

Anterior a la propuesta en sí, he colaborado con ambos de mis hermanos –Edward y Jeffrey– sea haciendo videos o produciendo música. Uno de los proyectos más serios que tuve antes de desarrollar la propuesta de Skeptic de forma más completa, la cual ya en el 2008 empieza a dar sus primeros pasos, fue El Simpo, un colectivo en el que estaba Silvino Edward, The Color Brown, Unochosiete y D.J. Orti entre otros.

Ahí hacía lo mismo, producía las pistas y colaboraba en la producción de los videos, y tratamos de make it happen pero hubo gente que se tuvo que ir del país o quería seguir por su propio lado y decidimos seguir cada uno por su camino –aunque sí, hasta este día sigo colaborando con esas personas frecuentemente y están igualmente de presente en mi vida sea por amistad o por la colaboración musical.

PRI: ¿Qué influencias musicales o artísticas podrías mencionar como contribuyentes a las distintas facetas que componen a Skeptic?

SJD: Pues, en realidad son muchos y siempre he escuchado música de manera constante, de manera que en el 2008 me di la tarea de bajar muchos discos de distintas épocas y géneros, y escucharlos de principio a fin para precisamente estudiarlos. Por ejemplo, escuchaba Fleetwood Mac, Björk, Fleet Foxes, Animal Collective; básicamente anything I could get my hands on para adquirir distintas influencias musicales. Por eso siempre en mi música están las referencias al Hip Hop, pero puede que estén de mayor o de igual forma la de otros géneros musicales.

Otros artistas claves son D’Angelo, Kanye West –obviamente por su similitud en el approach de la producción–, Jay-Z, Mos Def, Nas, Lupe Fiasco y hasta los mismos Luis Díaz y SieteNueve que son de aquí. También en cuestiones de producción gente como Flying Lotus, James Blake, Animal Collective y Basement Jaxx que son extremadamente innovadores en la creación de música electrónica. No se me pueden quedar atrás tampoco gente como Tito Puente, Tito Rodríguez y Machito y su Orquesta que influyen de una manera u otra en ese sabor caribeño que yo pienso que es súper importante.

PRI: ¿Qué te llevó a realizar un full-length estrictamente instrumental/electrónico como Club Mayhem, en donde habitan en un mismo espacio distintos sub-géneros de la música electrónica con fuertes rasgos sónicos del Hip-Hop/Rap?

SJD: Yo soy bien fanático de la música dance, y you can call it house, minimal or trance pero música buena de baile de discoteca a mi siempre me ha fascinado, al igual que la presencia de un groove bailable lleno de energía, y por mucho tiempo practicaba haciendo tracks así, pero nunca orientado de manera principal a eso. Experimentando con samples en verano resultaban este tipo de canciones, y además de que mucha gente me exhortaban a lanzar un full-length de este tipo, era algo que llevaba pensando desde tiempo ya. Siendo DJ igualmente me atraía la idea de crear música para un ambiente bailable.

Fue interesante por que usé como punto de partida el “sampleo” de música R&B de los 90, artistas como Jodeci, el mismo D’angelo, Bilal y también un electroboogie “ochentoso”. Todas las canciones tienen un sample elemental proveniente de este género musical que es el R&B de los 90. En cierto sentido, comparte el mismo approach que una canción de rap al acelerar el sample, pero en vez se le tira un 4/4 más a tono con la música bailable. Por eso, también soy fanático de artistas como Basement Jaxx y Disclosure que se caracterizan por hacer proyectos bien enérgicos. También es una manera de diversificar la propuesta, por que este tipo de festival de música bailable se está haciendo popular en Puerto Rico y así uno se puede acoplar más a lo que le está interesando al público.

PRI: Como álbum conceptual, Club Mayhem parece explorar la relación que existe entre las drogas y la música, particularmente por que las canciones emulan y transmiten los efectos psicoactivos a los cuales se aluden en los títulos de cada canción.

SJD: Es cómico por que mucha gente me lo ha señalado, o se me acercan con esta pregunta y piensan que es una especie de gimmick, como decir que es una decisión consciente usar las referencias a las drogas como algo para exclusivamente atraer oyentes, y hasta cierto punto utilizo esto como un elemento llamativo o interesante en la creación del álbum, pero la realidad del caso es que las drogas que aparecen en el álbum, sea el alcohol, la marihuana o la cocaína siempre se encuentran presente de alguna forma u otra en el ambiente del party, y me pareció interesante intentar representar o emular en forma musical los efectos de estas drogas. Claro está, no estoy exhortando a la gente a que haga drogas, si no que se trata más de embrace este ámbito y saber que este tipo de cosa sucede y cómo te puedes transportar a él vía la música.

PRI: Además de ser un proyecto autogestionado, has podido colaborar con numerosas personas a través de tu carrera. ¿Qué personas han sido esenciales a la visión musical o estética del proyecto, y en que han contribuido?

SJD: En general, han habido muchísimas personas que han colaborado con este proyecto, pero principalmente una persona que ha sido una figura clave lo ha sido mi hermano Silvino Edward, que no solo se ha encargado de la visión cinematográfica en muchas de las ocasiones, como tirar los videos muchas de las imágenes gráficas y como las fotos y el cover art obviamente, yo siempre estoy en el proceso creativo, por que me encargo igualmente de editar los videos pero él ha contribuido extensamente.

También otra persona que ha contribuido mucho es Unochosiete con quien he colaborado desde mucho tiempo y continuamos colaborando porque aprecio su insight, su conocimiento musical y artístico, y respeto su habilidad de “rapear” y su proyección en escena. También no se me puede olvidar mi hermano Jeffrey y Audi que nos ha abierto las puertas en muchos aspectos en términos de experiencia en la calle y nos ha ayudado a crecer al igual que Madvado que también brinda un conocimiento musical rico y genuino.

PRI: En la canción “Viviendo En África”, se aprecia un tono más social o político en comparación con otros releases tuyos. Existe un llamado a la autogestión y la mirada autocrítica para encarar los problemas que enfrentamos como individuos y sociedad. ¿Qué te llevó a explorar este tema en la canción?

SJD: En general, estas situaciones sirven como un punto de partida simplemente porque es la realidad que vivo y lo que veo en la calle, pero no está dirigido de manera exclusiva a Puerto Rico por que el mensaje es mucho más inclusivo y hacer esto le podría cerrar las puertas, por decirlo así, a cualquier otro oyente que se sentiría identificado. Pero el eje de esta canción o narrativa es más simple de lo que se pueda pensar, porque tendemos a señalar a las personas cuando vemos que están haciendo algo mal y fácilmente podemos decir, “Ah, la gente o la sociedad está cabrona”, pero yo soy parte de la sociedad también, y en esta canción hago eso mismo, me critico a mí mismo para hacer ese punto.

Aunque sí en la canción se puede notar ese tono social o crítico, lo prefiero ver simplemente como un desahogo propio que es más una cuestión de cambiar la manera en que estas canciones usualmente se narran, siendo el cantante el que está en la tarima pointing the finger y que está eximido de cualquier mal o que no se contradice; rara la vez vemos a el cantante entender que él es el primero que tiene que cambiar.

PRI: ¿Cuáles son los próximos pasos inmediatos para Skeptic? ¿A largo plazo?

SJD: Pues ahora mismo quisiera seguir sacando más tracks al estilo “Viviendo en África”, no necesariamente con ese bagaje político o tono serio pero en esa vena con mucha presencia lírica, ya que después de un reléase como Club Mayhem, que era estrictamente electrónico, quiero tirar más música de yo como vocalista y letrista.

También tengo canciones pendientes con distintos colaboradores. Como no sé cual viene o se finalizará primero, no quiero adelantar nada, pero todas están encaminadas hacia solidificar la faceta de MC, letrista y cantante en Skeptic y también sigo haciendo pistas para distintas personas. Tendré varias presentaciones en vivo de las cuales se está coordinando una para las Fiestas de la Calle de San Sebastián, al igual que algunos DJ sets.

Además tengo un proyecto con el que he estado trabajando por un tiempo, que muchas de las canciones ya están hechas, aunque faltan algunas cosas, que se llama “Astro Mambo”. Este sería mi primer lanzamiento enteramente de canciones en las cuales “rapeo” y también produciendo toda la música. Ahora quisiera trabajar con los visuales e ir soltándolo poco a poco porque algunas de estas canciones llevan hechas desde el 2013, pero con todos las otras cosas que he estado lanzando no hubo espacio para él. Es un estilo de sonido muy diferente, en el cual no hay trap-rap ni hip hop, es prácticamente tribal y suena como Machito y su Orquesta tocando en Kenya. Estoy bien emocionando por sacar esto y hopefully tenga los cojones para terminarlo y sacarlo a la calle.

PRI: Gracias por sacar de tu tiempo y te deseamos mucho éxito en el nuevo año, Skeptic.

Comparte:

Puerto Rico Indie es una celebración de la expresión independiente y sus distintas manifestaciones en el mundo de la música, el cine, la tecnología y otros medios.