Veinte

Comparte:

Hoy celebramos veinte años de la fundación del grupo de shoegaze puertorriqueño, Un.real. Para conmemorar el aniversario, invitamos a su fundador y cabecilla, el guitarrista Gardy Pérez, a que compartiera con nuestros lectores su sentir sobre el extenso recorrido que ha logrado con este proyecto. Además conseguimos que la banda debutara el nuevo tema “Kids Are Astronauts / Drones” como anticipo a su nueva producción luego del excelente Épico. Escúchenlo a continuación.


Veinte.

¿Cómo llegamos hasta aquí? Fácil. 20 años, 14 músicos y una dosis de locura, testarudez y dedicación.

Oficialmente un 15 de julio de 1995, tocamos nuestro primer show en el Longbranch (Aguadilla, PR) junto a El Manjar de los Dioses. No hicimos opening, si no el intermedio. Monté la banda como en un mes, gracias a mis amigos y vecinos Kike y Paul. Tocamos ante casa llena y la sensación de escuchar lo que solo hasta ese momento existía en una grabadora y unos cassettes fue una revelación.

Esto nos trajo más shows, más grabaciones,  junto a mis ausencias y el pertenecer desde lejos a una escena ya que para entonces estudiaba en los niuyores y por ende sólo podíamos tocar en Navidades y verano. Estando en Brooklyn, perdimos la oportunidad de formar parte de ciertos eventos que fueron definitivos para el movimiento en el Oeste, como el festival Ruse de Guerre en el ’96 que reunió a muchas bandas del underground boricua. Pero también continuaba grabando y editando música para de alguna forma no perder el momentum y no dejar caer la bola.

2015-Unreal-Veinte-777

Fofé Abreu junto a Un.real en El Local en Santurce, 2013.

Corríamos en la ola del “boom” del Rock en Español hasta que el Longbranch cerró, las emisoras se divorciaron del merengue y se tiraron de pecho a los brazos del under y el reguetón. Fue entonces que comenzamos a probarnos de verdad los que teníamos bandas. ¿Qué vamos a hacer ahora? Muchos colegas simplemente se quitaron o se guardaron, mientras nosotros seguimos hacia adelante.

En 1997, regresé a Isabela para continuar con el proyecto. No importaba cómo ni con quién. Junto a bandas de amistades que también seguían la marcha en contra de la corriente —Psiconautas, Mapuche, Urals e Ícaro Azul, entre otros– seguimos llevando lo que hacíamos a donde nos abrieran la puerta. No había razón para detenernos.

Por razones personales me muevo a San Juan y conmigo me llevo el ímpetu de seguir. Afortunadamente para entonces el movimiento o la “escena” del Área Metro se fortalecía. Personajes como Julio Morales, Jorge Castro (Superaquello, Cornucopia), Ariel Hernández (Similar) y Andrés Alfonso (El Giratorio, Pneuma), entre muchos otros, me acogieron en una escena más arriesgada y experimental, de bandas tremendas y artistas con propuestas buenísimas, y me presentaron a otros, que como yo, buscábamos foros para hacer lo nuestro. Es aquí donde conozco a Héctor (Caolo, bajista) y a Sammy (ex-baterista) y el Un.real de nuestros días se consolida.

2015-Unreal-Veinte-300

Diseño: Gardy Pérez

Una banda es un animal complejo: personalidades, egos, responsabilidades y compromiso. No ha sido fácil, pero sí sumamente divertido y educativo. He tenido la suerte de ver y compartir tarima con muchos grupos que continúan o mutaron a otra cosa. También he visto gente con talentos excepcionales detenerse y desaparecer. Quizás es masoquismo, quizás esa locura, pero nosotros no nos podemos detener. Algunos dirían que es hacer patria, otros aburrimiento. Yo creo que todavía nos queda mucho por demostrar y nada es mayor que la satisfacción de estar encerrados en un cuarto y de momento decir —“damn!”– esto es otra cosa. El evento de la creación.

Y así llegamos al 2015. Después de muchos cassettes, CDs, pedales, flyers, un viaje a New York y el Internet. Sumergidos en el proceso de grabar nuestro más ambicioso proyecto, Islands, estamos dejando todo en lo que consideramos como el documento definitivo del Un.real de ahora y el que alguna vez fue –una banda que como muchas aquí, se ha tenido que joder en esta “escena” tan compleja y que gracias a la tecnología se ha podido mover a otros lugares, llevando lo que hacemos y lo que somos.

Agradezco a todos los músicos con los que he recorrido este camino, pero en especial a: Kike, Paul, Nelson, Kelvin, Mario, Joselin, Carlos, Sammy, Héctor, Saúl, Berna, Edén, Joy y Gibrán. El viaje ha sido largo pero no ha terminado gracias a ustedes.

Vengan los próximos veinte.

–Gardy Pérez Ruiz.


Foto principal: Un.real en NYC por Vcamed
Comparte:

Puerto Rico Indie es una celebración de la expresión independiente y sus distintas manifestaciones en el mundo de la música, el cine, la tecnología y otros medios.