Reseña: Woman in Gold

Comparte:

Si en algún momento ha experimentado un deja vù, entonces tiene una idea de lo que sentirá mientras ve Woman in Gold, la nueva película de TWC que estrena esta semana en Puerto Rico. Protagonizada por Helen Mirren y Ryan Reynolds, la cinta está basada en la historia real de Maria Altmann, una judía refugiada en California pero oriunda de Austria, quien tuvo que huir de su país natal durante la ocupación Nazi dejando su vida y familia atrás.

Altmann procedía de una familia adinerada, quienes poseían una variada colección de arte por el que Altmann lucha contra el gobierno austriaco para recuperar, en especial un retrato de su tía realizado por Gustav Klimt que lleva por nombre “Portrait of Adele Bloch-Bauer I,” pero al que se le conoce por el título del filme. Reynolds encarna a Randol Schoenberg, un joven abogado cuya familia también fue sacada de Austria durante la ocupación y quien a través de su madre conecta con Altmann y decide ayudarla a recuperar las piezas de arte robadas por los Nazis y que el gobierno austriaco mantiene en sus galerías y museos.

2015-WomanInGold-Poster-250Woman in Gold es una película simple, genérica, que nos hace sentir, en el instante en que se presenta el conflicto, la sensación de saber todo lo que va a suceder. Una pareja dispareja se une para luchar por una causa que parece imposible de alcanzar pero al final logran derrocar a ese poder superior, al monstro, que les impide conseguir lo que legítimamente les pertenece. Les suena familiar, ¿no? Es una historia que se ha contado muchas veces y a la cual, lamentablemente, su director, Simon Curtis (My Week with Marilyn), no añade nada innovador.

Además, la unión de Helen Mirren y Ryan Reynolds no funciona del todo, se siente extraña, falta de química. Es Mirren quien mantiene la cinta a flote, gracias a su capacidad para impartir momentos cómicos y darle vida a Maria Altmann como una mujer fuerte, luchadora, pero con un toque de vulnerabilidad y dulzura. La veterana actriz saca el mayor provecho a la oportunidad de poder interpretar a esta mujer en pantalla en momentos en que los personajes protagónicos femeninos, y más aún para mujeres mayores, son escasos.

Fuera de Mirren, Woman in Gold no tiene poco interesante que aportar, ni en su dirección, cinematografía, música o edición. Es una de esas películas que viene y se va sin que sean recordadas. Es inevitable.

Comparte:

Amante del cine, lo suficiente como para atreverse a juzgar todo lo que ve y escribir al respecto. Actualmente estudia literatura y cultura caribeña. Se le va la vida entre libros, películas y el Food Network. Es de Utuado pero vive en San Juan, obsesionada con Martin Scorsese y Taxi Driver.