Reseña: Foxcatcher

Comparte:

La extensa temporada de premiaciones dentro de la industria del cine crea una expectativa sobre la calidad de las películas que están nominadas. Igual pasa con las películas que han formado parte de la selección de algún festival importante. Pero son muchas las ocaciones en que el hype creado alrededor de un filme termina en desilusión. Éste es el caso de Foxcatcher, protagonizada por las super-estrellas Steve Carell, Channing Tatum y Mark Ruffalo.

Basada en hechos reales, la cinta del director Bennett Miller (Moneyball, Capote), cuenta la historia del millonario John DuPont (Steve Carell), quien contrata al medallista olímpico de lucha Mark Schultz (Channing Tatum) para entrenarlo a él y a un grupo de atletas estadounidenses para competir en las próximas olimpiadas. Una película que pudo haber sido memorable del todo sólo logra destacarse por la dirección actoral, y la ambientación lúgubre que nos da una idea de lo que podemos esperar.

Y es que el pie fuerte de Foxcatcher son sus actuaciones. El trabajo de sus tres actores principales es genial, y resulta muy interesante –podría decirse que hasta espeluznante– toparse con Carell en este papel dramático. Dupont es un hombre que parece no haber podido superar traumas de su niñez, que intenta de cualquier forma impresionar a su madre y escapar de la terrible soledad que vive dentro de sus impresionantes propiedades. El actor le da vida a Dupont de tal forma que nos olvidamos que es el cómico Carell quien está en pantalla, escondido bajo una prótesis en su nariz y cuantioso maquillaje.

Tatum impresiona en esta cinta por las mismas razones que Carell, pues no estamos acostumbrados a verlo en este tipo de papel, fuera de peliculas de acción o comedias románticas, y demuestra que su range actoral va mucho más allá de lo que estamos acostumbrados a ver. Mark Schultz no es este hombre guapo y confiado que Tatum usualmente interpreta sino que es un hombre inseguro, que vive bajo la sombra de su hermano David, tosco, bruto, una especie de simio, a juzgar por su forma de caminar.

Foxcatcher PosterDonde falla Foxcatcher es en la forma de contar la historia. Los personajes de esta historia son lo suficientemente interesantes y complejos para atraparnos, pero luego de que ya estamos agarrados, Miller nos suelta poco a poco contándonos la historia de una forma monótona, que hace sentir la duración de la película demasiado extensa. Creo que el propósito de contar la historia de esta manera fue crear una tensión entre los personajes que reventara en el sorpresivo final, pero lamentablemente la estrategia falla y como espectadores terminamos perdiendo el interés en los eventos antes del desenlace.

Y aún así, Foxcatcher resulta ser una de las mejores películas hollywoodenses del 2014, pues sus actuaciones la hacen merecedora de estar en esa lista. Además, el año pasado no fue el más sólido en calidad de películas, facilitando el que ésta resulte ahora tan reconocida. Fácilmente podría ser del todo olvidada en unos años si no fuese por el trabajo de Tatum y Carell, ya que tampoco ocurre a menudo que dos actores de renombre se destaquen en un mismo proyecto por salirse de la norma y sobresalir al hacerlo.

Comparte:

Amante del cine, lo suficiente como para atreverse a juzgar todo lo que ve y escribir al respecto. Actualmente estudia literatura y cultura caribeña. Se le va la vida entre libros, películas y el Food Network. Es de Utuado pero vive en San Juan, obsesionada con Martin Scorsese y Taxi Driver.