Birdman: Lo mejor de Iñárritu desde Amores Perros

Comparte:

Me hubiese gustado ver Birdman, la nueva película del director mexicano Alejandro González Iñárritu, dos veces antes de sentarme a reseñarla. Es que debo admitir que cuando la vi estuve tan absorta con su cinematografía, obra de Emanuel Lubezki, que no pude prestarle toda la atención a los detalles de la historia.

Birdman, también titulada The Unexpected Virtue of Ignorance, nos cuenta la historia de Riggan Thompson (Michael Keaton), un actor de Hollywood que se volvió famoso interpretando al icónico personaje de acción Birdman, y cómo éste busca reconstruir su carrera y recobrar su espacio en la industria del entretenimiento poniendo en escena y actuando en una obra de Broadway. Thompson tiene que lidiar con el casting de un nuevo actor, Mike Shiner (Edward Norton), quien tiene una tumultuosa relación con una de las protagonistas de la obra, Lesley (Naomi Watts); con su novia, quien también actúa en la obra y le anuncia que está embarazada; y con su hija Sam (Emma Stone), también su asistente personal, quien recientemente salió de un centro de rehabilitación. Todo esto sirve de marco para la historia que Iñárritu nos trae a la pantalla, y a través de la cual nos deja bien claro cual es su opinión sobre la industria de cine hollywoodense.

Hay muchísimas cosas que decir sobre Birdman, la mejor película de Iñárritu desde Amores Perros (2000), y sobre las cuales me imagino se escribirán muchos ensayos en los próximos años. Y es que esta cinta tiene tantos puntos a su favor que toma un poco de reflexión el poder tomar en cuenta los que no. La cinematografía es sin duda el elemento más extraordinario de esta película. Está hecha de tal forma que parece que todo fue filmado en una sola toma, lo que le da una sensación de continuidad y veracidad a la historia pues el espectador siente que está caminando con los personajes y viendo desde algún escondite cercano todos los eventos que transcurren. Lubezki demuestra una vez más su dominio del medio, demostrando que cada proyecto puede superar al anterior, ya que su trabajo aquí opaca al realizado en la cinta más reciente de Alfonso Cuarón, Gravity (2013).

2014-Birdman-Poster-250Se ha hablado de la posibilidad del Oscar como Mejor Actor para Michael Keaton, quien realmente hace un excelente trabajo en este filme, y que definitivamente marca una nueva etapa en su carrera. En manos de Keaton, Thompson es cautivador, y brilla junto a otros grandes como Watts y Norton –pero quien realmente se roba el show en la cinta es Emma Stone. La actuación de la joven actriz en Birdman resulta sorprendente y me atrevo a decir que es la mejor actuación de su carrera. Norton, Watts, y Galifianakis también hacen un excelente trabajo en la cinta pero son Stone y Keaton quienes se destacan y causan el mayor impacto con su trabajo.

Aunque Birdman es una gran obra cinematográfica, no es perfecta. La cinta crea en el espectador la sensación de que Iñárritu quiere convencernos a como dé lugar que su percepción sobre Hollywood, los superhéroes, y los críticos de cine es la correcta. Birdman resulta una cinta un tanto preachy, por así decirlo, pues el director/escritor nos sermonea rechazando y criticando las cintas de superhéroes y presentándolas como algo vacío, así mostrando su descontento con el cine “no cultural” de Hollywood. Es ese mi descontento con el trabajo del director mexicano –no será una molestia lo suficientemente grande, pero es ese discurso no tan sutil lo que hace que Birdman me guste un tanto menos. Aún así no deben dejar de ir a verla.

Comparte:

Amante del cine, lo suficiente como para atreverse a juzgar todo lo que ve y escribir al respecto. Actualmente estudia literatura y cultura caribeña. Se le va la vida entre libros, películas y el Food Network. Es de Utuado pero vive en San Juan, obsesionada con Martin Scorsese y Taxi Driver.