TATATA: Juventud Crasa y Tus Ídolos unen fuerzas en nuevo EP

Comparte:

Los siete pulgadas no son lo mío. No porque piense que el formato esté obsoleto ni porque entienda que la música se escucha mejor en vinilos de mayor tamaño. Por el contrario, los siete pulgadas son más baratos, usualmente ofrecen mejor calidad de sonido que un vinilo de doce pulgadas y ocupan menos espacio. Mi reparo con ese formato es uno derivado de la vagancia. Llana y sencillamente, el formato de los siete pulgadas requiere que levantes el culo de la silla cada siete u ocho minutos. Na’ deja eso. Una vez la aguja toca el vinilo y me siento en mi sofá, no quiero volverme a levantar por al menos veinte minutos.

Establecido lo anterior, fue con gran beneplácito que acepté la tarea de redactar una reseña del más reciente material publicado por Juventud Crasa, un EP compartido (split EP) con Tus Ídolos, otra banda local de la escena punk que los primeros en alguna medida han apadrinado. El resultado es evidencia adicional de que hay música muy cabrona que solamente se edita en vinilos de siete pulgadas, la cual ni siquiera la vagancia me permite ignorar.

Son muchos los años durante los cuales Juventud Crasa lleva editando sus temas y deleitando a todos los que sentimos alguna inclinación por el punk. Los amo con pasión y locura desde que los descubrí a través de un disco compartido que editaron en 2003 junto a la mítica banda de punk boricua que opera(ba) bajo el nombre de La Experiencia de Toñito Cabanilla$$$ (la cual a finales del 2013 celebró sus 20 años).

Once años más tarde, y contrario a un montón de bandas, locales o extranjeras, Juventud Crasa nunca me ha defraudado. Sus presentaciones en vivo siguen siendo intensas y emotivas, sus grabaciones contundentes y llenas de más coraje que Jorge Santini al día siguiente de las elecciones generales de 2012. Si al escucharlos no te entran unas ganas incontrolables de aniquilar a tu enemigo, es probable que tu enemigo ya te haya aniquilado a ti.

Juventud Crasa incluyó tres canciones en su lado del sencillo –“Después del Tiroteo”, “Resina” y “Terco”– las cuales no se distancian mucho de sus trabajos anteriores. Esto es punk, a veces melódico (la primera canción al menos) y siempre a toda velocidad. Ninguna de estas canciones alcanza los dos minutos de duración, lo cual, a mis oídos al menos, es algo totalmente positivo. Los muchachos van directo al grano, sin rodeos y sin solos de guitarra innecesarios, comunicándote un nivel de agresión y rabia comparable con un motín de estudiantes universitarios. Esto no es Brian Eno ni Can ni Frank Zappa; aquí no hay espacio para, ni interés por, interludios instrumentales extensos. Esto es Juventud Crasa y su lado del sencillo dura, en total, unos cuatro minutos con cuarenta y dos segundos. Brega con eso.

Al virar el sencillo, me topé con dos canciones de Tus Ídolos, las cuales no suenan a NADA como el material incluido en sus EP’s anteriores, El Gran Poder (2011) y Un Gusto (2012). De ser una banda navegando las aguas del mar del hardcore punk, los muchachos y muchacha en esta grabación demuestran un interés por evolucionar su sonido. Las dos canciones incluidas en este sencillo –“Nuevos Laberintos” y “Mar de Ganas”– reflejan un esfuerzo concertado por expandir sus horizontes, por incorporar otras influencias, quizás más post punk, quizás más sicodélicas, a su paleta de colores. Será interesante ver hacia donde se dirige Tus Idolos creativamente y, particularmente, el camino que seguirán para eventualmente arribar a su destino. Estamos pendientes.


Adquiere tu copia en vinilo 7" o digital a través de las páginas de Bandcamp de Juventud Crasa y Tus Ídolos

Adquiere tu copia en vinilo 7″ o digital a través del Bandcamp de Juventud Crasa y Tus Ídolos

Comparte:

Rubén mantiene el blog Mala Vida Buena Música y es uno de los organizadores detrás de la serie de eventos El Independiente. En algún momento escribirá su propia bio, pero por ahora esto es suficiente.