Entrevista: Samalot sana sus heridas tras lanzarse a una nueva aventura artística

Comparte:

Entrevista-Samalot-Instagram

Fernando Samalot es, entre muchas otras cosas, un destacado músico de la escena independiente de Puerto Rico, conocido principalmente por su participación en la banda experimental tachdé. El guitarrista y vocalista lanzó hace unos meses su primer trabajo solista, titulado inner, luego de una serie de presentaciones íntimas que resultaron en su grabación. La portada de esa producción – una imagen de Samalot extendiendo su mano hacia el sol durante el atardecer – apunta hacia otro de sus grandes intereses artísticos: la fotografía.

A través de su cuenta de Instagram (instagram.com/simonebirch), Fernando ha ido explorando y compartiendo esta otra pasión con el mundo, logrando una colección de fotos verdaderamente inspiradora, llena de aventura, espiritualidad y corazón. Ahora transplantado a Los Ángeles, continúa compartiendo sus exploraciones de la naturaleza y demás descubrimientos y observaciones a través de la popular red social de fotografías, la cual se ha convertido en una de sus principales formas de expresión.

Conversamos con Fernando a continuación sobre su incursión al medio fotográfico a través de Instagram y compartimos sus observaciones sobre algunas de nuestras fotos favoritas en su colección.

PRI: ¿Cómo llegaste a Instagram y qué te inspiró a utilizar el medio como otro vehículo de expresión artística?

Fernando Samalot: Instagram ha jugado un rol muy importante en mi vida por los últimos dos años. Su significado y su propósito ha ido evolucionando a través del tiempo, acoplándose a lo que necesito al momento. Originalmente llegó a mí a través de mi buen amigo Ferdy Valls (GRLS) en octubre del 2011, durante un concierto de Portishead al que fuimos en New Jersey. No tenía experiencia alguna con la fotografía antes de ese momento así que al principio simplemente le tomaba fotos a cualquier cosa que me llamara la atención.

Meses después, al encontrarme en un cruce emocional luego de la ruptura de una relación y la separación de la banda tachdé, con quien llevaba toda la vida, Instagram fue transformándose en un tipo de foto-diario donde canalizaba muchos de mis procesos. Fue ahí que comencé a utilizarlo como un canal de expresión artística, aunque en realidad era más como una terapia.

Ya una vez sano de esas heridas, pasó a ser mi diario de aventuras en Puerto Rico. Ya contaba con una cantidad más grande de seguidores y no había cosa que me gustará más que compartir los tesoros de mi isla con el mundo. Me interesaba ser un tipo de embajador, mostrando un lado de nuestra isla que no muchos conocen. Quería además compartir toda esa paz e inspiración que encontré en sus ríos, playas, valles y montes. Definitivamente fue de las etapas más bellas de mi vida.

Desde entonces, y recientemente habiéndome relocalizado a California, he mantenido en gran parte ese aspecto de foto-diario de mis aventuras. He documentado muchos de mis viajes y exploraciones, externas al igual que internas. Definitivamente ha sido el canal en donde más me he manifestado emocionalmente, espiritualmente y artísticamente.

En realidad le debo tanto de mi desarollo en la fotografía a Instagram, pues al estar expuesto a tantos fotógrafos increíbles de alrededor del mundo es que he ido desarollando mi ojo y encontrando mi propio estilo. Instagram ha sido una gran fuente de inspiración, mi escuela, mi galería y mi principal vínculo social, que al contrario de muchos otros “social media” de hoy en día, me ha abierto un sinnúmero de puertas e invitado a salir a explorar, conocer, conectar, experimentar y crecer.

PRI: ¿Cómo describirías tu “feed” de imágenes?

FS: Mi feed en su gran parte consiste de paisajes, retratos y auto-retratos. Hay una abundancia de atardeceres, siluetas, montañas, valles, bosques y cuanto paisaje hermoso he tenido la dicha de visitar. Intento capturar como mejor puedo la magia y serenidad que siento en estos lugares. Ya que mi feed es tan personal, cada foto usualmente tiene una carga emocional. Para mí ha sido muy liberador y terapéutico el poder compartir mis procesos a través de la fotografía y más gratificante aún cuando otros resuenan con mis sentires.

PRI: ¿Qué cualidades buscas en una foto antes de compartir?

FS: En realidad la cualidad más importante que busco en una foto es que transmita una emoción real y honesta, sea cual sea.

PRI: ¿Puedes compartir algo de tu proceso? ¿Utilizas la cámara de tu teléfono celular o algún otro equipo?

FS: Todas mis fotos son tomadas y editadas con mi iPhone 4S. Nacen espontáneamente, pues pocas veces pienso de antemano una foto que voy a tomar.Usualmente capturo momentos cuando mis sujetos están desprevenidos – eso le da un aspecto mucho mas orgánico y natural a las fotos. Cuando viene la hora de yo ser el sujeto, le pido a quien sea mi acompañante al momento que la tome por mí, tomando en cuenta unas direcciones que les pido que sigan en cuanto a composición. En esta manera, muchos de mis retratos son colaboraciones con mis amistades.

Luego le sigue el editaje. Ésta es de mis partes favoritas del proceso. Es en sí otra forma de arte por completo. Me encanta sentarme con una imagen e ir poco a poco transformándola hasta llevarla a donde quiero. Aunque trato de mantenerlas lo mas fiel a lo que vi con mi ojo posible, muchas veces me encuentro llevándolas a un plano aún mas onírico.

PRI: ¿Dónde editas las fotos?

FS: Los tres principales apps que utilizo, en cuanto a colores, contrastes e iluminación, son “Snapseed”, “PicFX” y “Afterlight”. De vez en cuando utilizo también “Superimpose” para el efecto de exposición doble.

Estos procesos de editaje invitan a tanta experimentación que cada imagen tiene un sinnúmero de posibilidades. Esto lo mantiene refrescante y me ayuda a evitar caer en una fórmula o repetición. Muchas veces termino con 9 versiones de cada imagen, y entonces entro a la parte más tediosa y graciosa – ¡escoger sólo una!

PRI: Una de estas imágenes terminó sirviendo como portada a tu EP debut como solista, “inner”. De igual forma el trabajo que has hecho como miembro de tachdé es muy cinemático. ¿Cómo dirías que se relaciona tu música con el elemento visual? Y al inverso… ¿Cuándo trabajas una imagen, te imaginas la música que le acompañaría?

FS: ¡Buena pregunta! Definitivamente siento que hay una relación energética entre mi música y mi fotografía, pues ambas nacen de un lugar muy profundo dentro de mí y siento que resuenan con las mismas sensibilidades. Mi intención es la misma con cualquiera de mis artes, transmitir una emoción honesta que atraviese el velo superficial y llegue a la esencia de lo que de veras somos. Sea como sea, quiero compartir mi amor con todo el mundo. He visto el efecto sanador y transformador que puede tener esto sobre las personas, conocidas y desconocidas al igual, comenzando conmigo mismo. Muchas veces me ha pasado que veo una imagen tan hermosa o escucho una canción tan impactante que surge un gran cambio en mí. La música y la fotografía ambas han sido mi medicina. Es con esa misma intención que las comparto con los demás, esperando que les pueda servir tanto como me han servido a mí. Al fin, todo el amor que le pones a tu trabajo es el que la gente va a recibir, por eso he puesto tanto de mí mismo en él, pues lo más que quiero es ser un instrumento de luz, al servicio de los demás.

Tal vez me fui en una tangente pero para contestar tu segunda pregunta, pocas veces me imagino la musica que acompaña mis imágenes, aunque en más de una ocasión me he encontrado mirando un atardecer hermoso y recordando el album Evening Star de Fripp & Eno, uno de mis favoritos de la vida. Hay algo en esas repeticiones y melodías que siempre he encontrado hermoso para la contemplación. Ese es justo el tipo de sentimiento que busco inducir en las personas.

Galería

Las siguientes imágenes son tan sólo una muestra de la galería que Fernando Samalot comparte a través de instagram.com/simonebirch.

Samalot-Instagram-01

Esta foto fue tomada en Angeles Crest, las montañas al norte de Los Angeles. Fue mi primer día aventurando en California y uno de los atardeceres más espectaculares que jamás he visto. Ese día nos quedamos mirando el sol hasta que se hundió en el Pacífico. Fue majestuoso. Al momento de escojer la portada de mi primer disco, esta foto resaltó sobre las demás. Siento que capturaba mucho de lo que quería transmitir con el disco. La luz exterior reflejando la interior.

.

Samalot-Instagram-02

Mi primera semana en California, y gracias a Instagram, hice una amiga quien me invitó a Joshua Tree a pasar el día. Creo que nunca antes había visto un paisaje tan vasto. Fue muy conmovedor y fue sólo un preámbulo a todos los lugares y momentos hermosos que me esperaban.

.

Samalot-Instagram-03

Esto es uno de mis experimentos con el app de “Superimpose”. Venía durmiendo en el vuelo de vuelta a Puerto Rico cuando me desperté, alterado de un sueño en donde me estaba cayendo. Éste era mi intento de canalizar el sueño. Era muy simbólico para mí, especialmente en ese momento en que estaba a punto de tomar la decisión de irme de Puerto Rico, de enfrentar mi miedo y lanzarme a lo desconocido.

.

Samalot-Instagram-04

Mis últimos meses en Puerto Rico estuvieron llenos de aventuras. Esta foto fue en Orocovis, en el río “El hippie”. Era un día nublado pero por sólo un momento, salió el sol. Logré capturarlo reflejado en una piscina que brillaba con colores que jamás había visto en un río. Un tesoro, en cada sentido de la palabra.

.

Samalot-Instagram-05

En el 2012, tuve la dicha de viajar a España por segunda vez. Esto fue en el Parque Natural de Peñalara, al norte de Madrid. En ese bosque estuve contemplando mi futuro, que en ese momento aún era muy incierto. La foto la tomó mi gran amiga Mariola Rosario, una de las fotógrafas que más admiro y respeto. Entonces yo la encuadré y edité. Terminó siendo uno de mis retratos favoritos y de tan sólo mirarlo me regreso a ese lugar.

.

Samalot-Instagram-06

Esta foto definitivamente es de las más cargadas que tomé justo al mudarme a Los Angeles. Era un momento sumamente intenso donde aún no sabía si había tomado la decisión correcta. Comparto el caption que le puse:

“Remember, you chose this. You chose to be a ghost.” – I need to get my head straight. I’m all over the place. Floating in a sea of uncertainty with nothing to hold onto and no solid ground to stand on. My mind escapes me. It waits until I’m most vulnerable and then runs off to those same old familiar places… as if comfort and nostalgia ever shared a bed. Well, I don’t want to go back there for anything, anymore. I don’t have to. I just want to be here, now. As afraid as I am, just be here now.

En ese momento de soledad e incertidumbre, encontré una fuerza en mí que ni sabía que tenía. Ahí me di cuenta que muchas veces son en esos momentos bien oscuros donde más potencial tiene de brillar tu luz. Esto fue hace tres meses y desde entonces toda mi vida se ha transformado. Estoy tan agradecido de poder tener esta cronología de eventos y procesos, de poder mirar hacia atrás y ver el progreso. Es gracioso pensar que es sólo un pequeño app en mi teléfono lo que ha desatado toda esta serie de eventos. Increíble, en realidad, pero así ha sido.

…y la historia continúa…

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.