Reseña: Queens of the Stone Age – …Like Clockwork

Comparte:

Resena-QOTSA-LikeClockwork

Por: Rubén González
Especial para Puerto Rico Indie

Queens Of The Stone Age (QOTSA) es una banda de rock n’ roll de Palm Desert, California, liderada por Josh Homme (voz y guitarra), quien comenzó el proyecto en 1996, y desde entonces ha sido el único integrante constante. El hecho de que el grupo haya pasado por medio millón de músicos a través de sus seis discos de estudio ha mantenido el contenido de cada producción refrescante. Sin embargo, Josh Homme ha logrado que la banda mantenga un sonido inconfundible: recio, con groove, pegajoso, hipnótico y siempre exhalando mucho sexo.

Luego del lanzamiento de Era Vulgaris en el 2007, la banda estuvo de gira por más de dos años – y aunque pasarían seis años antes de que escucháramos material nuevo, no significa que Homme estaría fuera de comisión por todo ese tiempo. En 2009 produjo discos para Eagles of Death Metal y Arctic Monkeys; ese mismo año sale el debut de Them Crooked Vultures, el súper-grupo compuesto por Homme, Dave Grohl (Nirvana, Foo Fighters) y John Paul-Jones (Led Zeppelin). También relanzaría los dos primeros discos de QOTSA y en el 2011 saldría a tocar su disco debut homónimo en gira de principio a fin.

Los demás músicos – Troy Van Leeuwen (guitarra, teclado), Michael Shuman (bajo, voz), Dean Fertita (guitarra, teclado) y Joey Castillo (batería) – estarían involucrados similarmente en otros proyectos, algunos más reconocidos que otros. Sin embargo, Castillo parte de la banda a finales de 2012 (aún se le puede escuchar en algunas grabaciones del nuevo disco), y es entonces que Homme anuncia que Grohl contribuiría al proyecto como baterista de Queens nuevamente – luego de haber sido uno de los ingredientes principales en el clásico del rock moderno, Songs for the Deaf (2002). Encima de eso, Homme divulgó que Nick Oliveri (ex-bajista y ex-vocalista) y Mark Lanegan (eterno colaborador del colectivo) regresarían para contribuir en algunos coros del disco. En otras palabras, la alineación clave de Songs For The Deaf estaría presente en el sexto disco de Queens of the Stone Age, titulado …Like Clockwork.

En su momento, Songs… fue muy popular, y convirtió a Queens en una fuerza imparable que terminó tocando los festivales más grandes y se ancló como una de las mejores bandas de rock n’ roll de los últimos años. Así que otra vez más, millones de fanboys con recuerdos de esos tiempos casi infartan y se les escapa prematuramente un poco del fluido que generan las glándulas genitales. Pero como con todo disco de Queens, nadie debe acercárse a …Like Clockwork esperando revivir el pasado de la banda. Aunque parte del elenco de Songs For The Deaf está presente en el nuevo álbum, no se trata de su continuación de ese proyecto ni nada parecido. Homme y compañía no son unos tipos muy nostálgicos, y lo dejan meridianamente claro en su nuevo esfuerzo.

…Like Clockwork es un disco oscuro, reflexivo, melancólico, en partes extraño y en otras psicodélico. De todos los discos de la banda es el menos pesado musicalmente, pero el más cargado emocionalmente. Homme muestra su lado vulnerable más de lo que estamos acostumbrados en sus letras. Sin embargo, esto no significa que las canciones sean un lloriqueo constante, sino que es un trabajo brutalmente honesto.

El disco empieza con “Keep Your Eyes Peeled”. Esta es una pieza sombría y siniestra, con un groove lento, guitarras drone-ish y un bajo pesado. Al final entra en un rapto de tres guitarras mientras Homme comparte el micrófono con Jake Shears del grupo Scissor Sisters – uno de los muchos artistas invitados a participar en …Like Clockwork. Le sigue “I Sat By The Ocean”, el tema musicalmente más animado – y pegajoso – del disco, aunque las letras nos dirigen por otros senderos – “I sat by the ocean and drank a potion to erase you…”. El coro y los slide guitars mantienen una melodía contagiosa, y aunque la letra cuenta una calamidad de puras mentiras, se siente como una excelente selección para un playlist de verano. Me imagino que en algún punto será un sencillo.

Queens nos tira la primera curva inesperada con “The Vampyre of Time and Memory”. Ésta es una balada melancólica con Homme en el piano. Después del primer coro y al final de la canción, Fertita toca un solo que combina los estilos de David Gilmour (Pink Floyd) y Mick Ronson (David Bowie). Por su lado, Van Leeuwen decora la pieza con un sintetizador análogo que al igual que la guitarra, le da un sabor del rock de la década del sententa. “If I Had a Tail” es puro groove dirigido por la contagiosa línea de bajo, cortesía de Shuman. En momentos suena como una canción de disco (el género musical) dañándose. Nick Oliveri y Mark Lanegan hacen en coro unos “ohh-ohh-ohh-ohh” con voz rasposa, casi como si fuesen lobos suspirando. Aunque ésta tiene el mejor título, no tiene la mejor letra que ha escrito Homme. “Ohh-la-la”’ nunca debería de ser dicho en una canción de rock n’ roll. NUNCA. Nadie quiere escuchar eso.

El primer sencillo del disco, “My God is the Sun”, es un tributo al desierto. La canción más agresiva del disco sobresale por el riff que maneja la pieza, sus maracas y la intervención de un vals torcido junto antes de su final. Luego de ésta comienza la segunda mitad de …Like Clockwork, donde las cosas se tornan más raras. “Kalopsia” arranca con un tipo de doo-wop con moog, sintetizadores, pianos y una atmósfera alucinante que eventualmente se convierte en un asalto de distorsión. La primera línea del coro (“Oh why you so sad? What have they done?”) la canta Trent Reznor (Nine Inch Nails) – otro de los invitados estrella, quien se une en dúo junto a Homme en partes del tema. “Kalopsia” cierra con una línea de bajo sólida y disonante, y guitarras agudas. Aparte de ser una de sus mejores canciones en este ciclo, es la más trastornada de toda la discografía de QOTSA.

“Fairweather Friends” contiene un sinnúmero de solos de guitarra – todos épicos – y un impecable trabajo de Grohl en la batería. Lanegan ayudó a escribir la letra del tema y – como si le faltara algo más – Sir Elton John toca el piano y canta en los coros. No hay más nada que añadir. Todo el sexo y esa actitud de “me importa un carajo” a la que siempre hemos estado acostumbrados de QOTSA están presente en cantidades industriales en “Smooth Sailing”. Ésta es de las piezas más bailables que ha lanzado el grupo, y debería de estar en rotación en algún strip club. Además, tiene la mejor línea de todo el disco: “I blow my load over the status quo”. Estoy bastante seguro que ese es el lema de la banda.

“I Appear Missing” podría ser la banda sonora de un cortometraje que refleje una crisis emocional. Todo en esta canción es puro drama sin exhortar a que uno se ahorque. Éste es otro de los momentos en que la banda lleva las cosas a otro nivel. Al igual que “Kalopsia”, es de las mejores composiciones que ha hecho Queens. Entonces llegamos al final de la jornada con “…Like Clockwork”, la única canción que incluye a Jon Theodore (baterista actual de la banda) en la batería. Esta es otra balada en piano, pero ahora Homme luce su falsetto. Frágil y triste como ningún otro tema del grupo, cierra el disco con la letra “It’s all downhill from here”.

Lo mejor de …Like Clockwork es que cada canción tiene su propósito y complementa a las demás. No hay grasa adicional ni espacio para que el déficit de atención pateé. En cuanto a la producción, es un esfuerzo rico en detalles, capas de sonidos y experimentación – digno de escucharse con buenos audífonos. Por otra parte, los que esperen un rock n’ roll explosivo y pesado, se van a decepcionar. …Like Clockwork es un disco más de sutilezas e introspección, que de bombazos y degenere.

Es importante mencionar que el artista británico, Boneface, se encargó del arte de …Like Clockwork. El trabajo del ilustrador añadió otra dimensión al disco, porque cada pieza de arte cuenta una historia que le da unidad al álbum. Adicional al arte del disco, Boneface trabajó en conjunto con el artista visual, Liam Brazier, en un cortometraje de 15 minutos que incluye pedazos de diferentes canciones de la producción (y que pueden apreciar más arriba en la reseña).

…Like Clockwork es un disco arriesgado porque es el menos accesible y pesado de la banda. En cambio, es el más enfocado en la composición de las piezas, arreglos y detalles, incluyendo el arte de Boneface. Es bueno darse cuenta que una banda con tanta popularidad todavía crea en el álbum como un trabajo completo, y no una mera colección de canciones listas para ponerlas en shuffle. Ese es un acercamiento que ellos nunca han abandonado. Por eso es que Queens of The Stone Age es de las mejores bandas ahora mismo. Siempre que sacan algo nuevo, es “de los mejores discos de rock n’ roll en buen rato”, y eso es lo único que no ha cambiado desde su debut.

Resena-QOTSA-LikeClockwork-Cover

Puerto Rico Indie es una celebración de la expresión independiente y sus distintas manifestaciones en el mundo de la música, el cine, la tecnología y otros medios.