En el cine: Blancanieves

Comparte:

Dicen que la nostalgia es poderosa. Y al parecer, quienes lo dicen tienen razón.

Hoy nos sentimos nostálgicos hasta por las épocas que no vivimos en carne propia, por las vivencias que se no han contado. La fuerza de la nostalgia surge del poder intrínseco que poseen los recuerdos en nuestras mentes y cómo estos alimentan una de nuestras más poderosas capacidades: el relatar lo recordado.

El poderoso acto de narrar ha jugado una parte fundamental en la evolución del ser humano. Mediante el acto de contar y recontar nos llegan las ficciones, y entre estas ficciones, las fábulas. Es aquí que encontramos arquetipos que nos dan acceso a esa memoria colectiva que a veces pareciera no existir. Pero existe, y la encontramos muchas veces escondida entre los resquicios de la nostalgia.

Gracias a este poder de la nostalgia, se ha popularizado en varios medios la re-apropiación de muchos de los cuentos y fábulas esenciales de nuestra niñez. Entre las historias más contadas por todo el mundo, se encuentra una de las tantas atribuidas a los hermanos Grimm (Alemania): Blanca Nieves. Hollywood lanzó dos “re-imaginaciones” de esta historia el año pasado, y quizás por eso muchos quedaron con un mal sabor en la boca al enterarse de que en España alguien más hacía lo propio con el mismo cuento. A algunos, porque les sonaba a copiete, y a otros, porque ya estaban hartos de ver otra versión nueva de la misma historia. También se sabía que esta película sería un filme silente. Ante el todavía vivo recuerdo de la película francesa The Artist, otra encomienda nostálgica que acaparó los cines del mundo, la pregunta era: ¿sería Blancanieves un pastiche vago que trata de capitalizar de esta vorágine de nostalgia? Para mi sorpresa, la contestación es no.

Blancanieves funciona porque se siente genuina, una verdadera encomienda que nace del corazón. La película cuenta y añora tan bien que se convierte en una exploración de nuestra obsesión por la nostalgia y cómo esta construye nuestros sueños y perfila nuestros cuentos.

Blancanieves cuenta la historia de Carmencita (Macarena García), la hija de un famoso y talentoso torero, Antonio Villalta (Daniel Giménez Cacho), y una genial bailaora de flamenco, Carmen (Inma Cuesta). Esta familia se ve separada desde temprano por un trágico suceso, lo cual facilita que Encarna, una vil enfermera interpretada por Maribel Verdú, se quede con la fortuna del torero y le haga la vida imposible a Carmencita, incluso al punto de lograr separarla totalmente de su padre. A través de su vida, Carmencita logra retomar el rol de su padre inadvertidamente, y se convierte en una espectacular torera que viaja por toda España junto a seis toreros enanos.

Esta película es una de las mejores adaptaciones de Blanca Nieves para la pantalla grande, con un excelente uso del cine silente. La película sorprende al lograr un balance casi perfecto entre ambos gestos de nostalgia, lo que demuestra un verdadero amor por el cine como medio para contar historias y por el poder de estas historias sobre nuestra imaginación. Berger y su equipo demuestran esto con un esmero real en cada encuadre, en cada corte y en el excelente diseño de sonido que acompaña la construcción de este épico melodrama. Su magistral desempeño acentúa la manera refrescante en que se han apropiado de la historia de Blancanieves, junto a guiños a otros cuentos escondidos, como “easter eggs”, a través de toda la película. Además, la fotografía en blanco y negro de Kiko de la Rica (Lucía y el Sexo, La Comunidad) es simplemente hermosa. La proficiencia técnica provee una zapata sólida a esta toma de los arquetipos y las interesantes dicotomías entre público y privado, y femenino y masculino, que se exploran en el cuento original. Berger no tiene miedo de permitir que también afloren momentos oscuros que suelen perderse en las demás adaptaciones, y los engrana muy bien dentro de la historia.

Es así que Blancanieves vence el escepticismo y nos trae una película memorable, sólida y divertida que aprovecha el poder de la nostalgia (real e inventada) y se atreve a (re)contar con gusto y ganas.

cuatro estrellas

.

Blancanieves
104 min | Drama

Director:Pablo Berger
Maribel Verdú, Emilio Gavira, Daniel Giménez Cacho

• Véanla • Si disfrutan de las buenas “re-imaginaciones”. Si gustan o les llama la curiosidad el cine mudo.

• Evítela • Si ya te cansan los rescates del pasado. Si no soportas el flamenco y odias “lo español”.

Exhibiéndose el domingo 17 de marzo como parte del Festival de Cine Hecho En Europa en las salas de Fine Arts en Miramar.
.

Ezequiel es un (todavía piensa el) joven de origen boricua que habla en un tono de voz demasiado alto y que le gusta expresarse aunque todavía no sabe acentuar. Es el líder del programa radial Frecuencias Alternas (que se transmite por Radio Universidad de Puerto Rico) y disfruta de la música, el cine, su familia y su perra Caprica. En algún momento fue parte de los conspiradores de CarbonoMúsica, #EnProfundo y la serie de eventos en directo El Independiente.