En el cine: Amour

Comparte:

Amour. Amor.
Una palabra.

Quizás una de las palabras más utilizadas en cualquier idioma. Se usa para describir un sentimiento que se piensa esencial para aquello que definimos como humanidad.

En nombre del amor se cometen grandes actos. Actos que conmueven por su belleza y actos que estremecen por su fealdad.

El director austriaco Michael Haneke ha creado películas muy reconocidas que logran incomodar, retar y polarizar. De hecho, podemos encontrar gente que ama la obra de Haneke con una intensidad tan potente como las atmósferas de sus filmes. Amour no se queda atrás…

La historia comienza con el final: el descubrimiento del cuerpo de una anciana encerrado en un cuarto, vestido en un bello traje negro sobre una cama cubierta de pétalos. Los bomberos y vecinos se tapan la nariz y abren las ventanas del espacio mientras tratan de descifrar lo que ha ocurrido allí. Aquí termina y a la vez comienza la historia de una pareja de ancianos que viven tranquilamente y, al parecer, de manera muy justa y consecuente con su nivel de vida.

Anne y Georges (interpretados magistralmente por Emmanuelle Riva y Jean-Lois Trintignant respectivamente) encuentran un detente súbito a su cotidianidad cuando Anne sufre un ataque muy serio que le paraliza un lado entero del cuerpo. Desde ese momento, vamos de la mano de Georges mientras se convierte en el cuidador principal de Anne e intenta, de manera infructuosa, detener su deterioro.

Eso es todo Amour. Una película que te enseña el final al principio y te lleva paso a paso en el espiral de la inevitable muerte de Anne. Inevitable por varias razones. Obviamente todo ser humano va a morir, y además Anne se encuentra con una enfermedad brutal y destructiva a una edad avanzada, lo cual aumenta el impacto de la misma. Estamos entonces ante una película muy sencilla que traza un camino bien claro. Y ahora sé que te preguntas por qué esta película ha ganado tantos premios y ha sido aclamada de manera casi unánime desde su estreno en Cannes el año pasado. Es una pregunta muy válida. A continuación mi respuesta.

Amour no pretende mostrar de manera estilizada estos sucesos. Haneke escoge muy bien como develar ante nosotros este proceso inevitable y natural. Primero delimita la acción al apartamento que Anne y Georges comparten. Esto nos hace cómplice de su intimidad y nos tira literalmente en el medio de un espacio controlado que, aunque no es nuestro, se nos va haciendo muy real mientras más estamos en él. Es mediante el mismo apartamento que vamos conociendo el pasado de Anne y Georges de manera implícita. Los libros, el estilo de los muebles, las lámparas y las pinturas que cuelgan de las paredes, y hasta cómo está organizado el living. Todo nos dice algo sobre ellos que se va confirmando con miradas, gestos y acciones. Haneke usa estos elementos dentro de una dirección muy mesurada, económica en las tomas y que se junta a una puesta en escena que prescinde de una banda sonora formal y que, sin embargo, utiliza la música y el sonido de ambiente de manera puntual, muy efectiva y definitivamente magistral en su ejecución.

Haneke ha sido muy específico en sus entrevistas sobre lo que lo llevó a realizar esta película. Fue una sencilla pregunta: ¿Cómo uno brega con la muerte de alguien a quien uno ama? Es evidente esta intención en Amour, y donde se crece esta película es al demostrar lo complicado que es contestar esta pregunta. Porque cuando uno ama a una persona, no solamente ama su cuerpo. También ama su alma y ama lo que esa persona piensa sobre uno. Se ama a sí mismo y lo que esa persona lo motiva a ser y hacer. ¿Qué pasa cuando ves desmoronarse a esa persona? ¿Acaso no te desmoronas tú también? ¿Está uno listo para ver al otro desmoronarse? ¿Está listo uno para ver este mismo proceso en sí mismo?

Y es así como Amour se convierte también en una película de horror. ¿El villano? El tiempo. ¿La víctima? Todos nosotros. Y no solo nuestra lucha contra ese monstruo, si no la revelación de lo que esta combinación nos puede llevar a hacer y “ser”: por amor.

cuatro estrellas y media

.

Amour
127 min | Drama, Romance

Director: Michael Haneke
Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert

• Véanla • Para ver una puesta en escena mesurada y poderosa y dos actuaciones muy memorables.

• Evítela • Si no soporta ver “películas lentas” y si le tiene miedo a la muerte…

Exhibiéndose ya en las salas de cine de Fine Arts.
.

Ezequiel es un (todavía piensa el) joven de origen boricua que habla en un tono de voz demasiado alto y que le gusta expresarse aunque todavía no sabe acentuar. Es el líder del programa radial Frecuencias Alternas (que se transmite por Radio Universidad de Puerto Rico) y disfruta de la música, el cine, su familia y su perra Caprica. En algún momento fue parte de los conspiradores de CarbonoMúsica, #EnProfundo y la serie de eventos en directo El Independiente.