En el cine: Life of Pi

Comparte:

En tiempos donde el cinismo y el humor negro son la regla, es necesario, de vez en cuando, encontrar una película que rechaze ese pesimismo agobiante y que apueste a la esperanza como tema principal. Lo cierto es que muchas cintas intentan darnos mensajes esperanzadores pero muy pocas evitan caer en territorio de pregonería o peor, cursilería. Life of Pi amenaza con ser una de estas películas presuntuosas, pero mantiene el control y logra contar una historia cautivante con la ayuda de unos visuales fuera de este mundo.

Basada en la fabulosa novela de Yann Martel, Life of Pi es sumamente fiel a su fuente. Narra la historia de Pi Patel, un joven indio que resulta ser el único sobreviviente del naufragio de un carguero que se dirigía hacia Canada. Pi permanece largos meses en altamar con varios animales en su bote salvavidas. El libro en algún punto fue considerado casi imposible de convertir en filme; incluso pasó por las manos de muchos directores de renombre. Fue Ang Lee quien por fin tomó riendas del proyecto y su direccion y manejo del 3D son los elementos más efectivos de la cinta.

Es importante destacar que esos efectos visuales son la razón principal para ver Life of Pi en la pantalla grande. La dirección de arte y la puesta en escena de tanto elemento fantástico (lo pudiese llamar realismo mágico) se traducen como imagenes inolvidables. En más de una ocasión se sentirán abrumados con los colores o las tomas que se presentan. Ang Lee se une a la lista de directores que ha sabido usar la tecnología 3D a su mayor capacidad.

Siendo una simple historia de un naufragio (con animales salvajes), el libreto hace buen trabajo en mantener la atención de la audiencia. Igual hay momentos en los cuales hay poco dinamismo en pantalla, pero eso se debe al paso deliberado que lleva el libreto y su fidelidad a la novela. De igual manera el filme tarda un poco en arrancar ya que su primer acto cuenta la niñez de Pi en Pondicherry, India con bastante detalle. Son fallas notables pero perdonables.

El problema mayor de la cinta, y un problema en varios estrenos recientes (*ahem*), es la necesidad del cineasta en abrumarnos con el mensaje que esta tratando de conllevar. No basta con la narrativa, con la evolución de los personajes, con la estética. Tienen que repetirlo, con el mismo diálogo de los personajes, como si la audiencia no estuviese pendiente o no fuera capaz de captarlo. Pero dejo el tema ahí, no quiero detraerle a la cinta más de lo necesario; Life of Pi peca pero no se condena. Lo cierto es que el mensaje esperanzador de la película no necesita embeleques y, por lo general, los evita. Fanáticos del libro también saldrán satifechos ya que la adaptación le hace justicia a la obra original.

Las actuaciones caen en un segundo plano porque el motor de la cinta es la historia y los visuales, pero cada papel sirve su propósito y el reparto complementa la historia. El actor principal, Suraj Sharma, hace buen trabajo cuando consideramos que está actuando sólo con mucho ‘green screen’ alrededor. Las actuaciones más sobresalientes son las de Irrfan Khan (Pi adulto) y la de Adil Hussain (Santosh, padre de Pi).

Life of Pi es el tipo de cinta que le cambiará la vida a algunas personas. Su esplendor visual junto a su temática espiritual la lleva a ese nivel. A mí no me cambio la vida. Pero vaya que me disfruté verla en el cine.

tres estrellas y media

.

Life of Pi
127 min | Drama, Aventura

Director: Ang Lee
Suraj Sharma, Irrfan Khan, Tabu

• Véanla • Por los increíbles visuales (especialmente en 3D), Para ver una cinta con mensaje esperanzador.

• Evítela • Si deseas algo más movido o con mucha acción, Si no quieres bregar con temas espirituales o existenciales.

Exhibiéndose ya en las salas de Puerto Rico.
.