Reseña: tachdé – Deluge

Comparte:

No puedo ver / todo este mar / lentamente / consumirá. Así comienza el segundo ciclo de canciones de la banda experimental puertorriqueña Tachdé (ahora sin el puntito), quienes el pasado abril lanzaron el esperado Deluge en formato digital. Y ante la ofuscación planteada al principio de ese primer tema – “Salida” – una invitación: Sal de esa cueva y abre bien los ojos… Te podrás ver como eres. En Deluge, Tachdé se enfrenta al problema de identidad – uno muy engranado a la realidad boricua – a través de la experimentación, de camino expandiendo su paleta de sonidos y convirtiéndose en una fuerza musical como ninguna otra en la isla. Lástima que sus aventuras ahora dirigen al grupo hacia otras costas…

Cuando Fernando Samalot, Daniel Sierra, Marcos Rodríguez y Pachy García lanzaron su disco debut en el 2010, ya eran reconocidos por su virtuosismo y presencia escénica, habiéndose destacado en escenarios pequeños y en festivales locales alrededor de Puerto Rico. Y la verdad es que ese disco homónimo (removido del bandcamp oficial de la banda, pero disponible en Youtube) aún sigue siendo un impresionante documento de sus habilidades como grupo. Sin embargo, hace dos años atrás era fácil trazar los puntos de referencia hacia el sonido de Tachdé (Lateralus de TOOL siendo uno de los más explícitos). Muy probable que la banda, consciente de esto, decidió partir hacia otros horizontes musicales.

Y qué mejor manera de anunciar este nuevo camino que “Salida”. El tema comienza con el rugir de una guitarra – lento y medido; dos estallidos se repiten una y otra vez con poco más de acompañamiento, como si se encendiera una máquina. Tras dos minutos cobra vida y se pone en marcha, con el resto del grupo uniéndose al ruido – amorfo y denso, lejos de los ritmos tribales y las inclinaciones metal que una vez definieron a Tachdé. Le sigue “A Cliff Against The Sea”, prueba de que este nuevo rumbo traerá buenos resultados para la banda. La mejor canción que han grabado hasta la fecha, “A Cliff…” se distingue por la cohesión de sus partes y su concisión. En poco más de cuatro minutos Tachdé nos presenta con gran certeza una versión compacta de los elementos que caracterizan su nuevo trabajo – dinamismo, distorsión, introspección y experimentación. Encima, está lista para la radio – a ver si alguien se digna a tocarla en una emisora comercial.

“The Closer You Get” nos presenta la otra cara de la moneda. Una composición ambiental con toques de ruido, sorprenderá sólo a aquellos que no han tenido la oportunidad de ver a la banda tocar en el pasado año. Dentro de la progresión de Deluge sirve como recordatorio de esa búsqueda de identidad por la cual atraviesan (y nos invitan a participar) los miembros de Tachdé, que a la vez se convierte en un juego de percepción con el oyente: The closer you get / The farther you are / And I am not lost / I am simply not wanting to be found. ¿Qué es Tachdé? ¿Y quién se mantiene escuchando?

Quien lo haga será recompensado con “Lotus Eaters”, la segunda joya de esta colección. La banda logra tejer los pasajes ambientales y texturas disonantes de “The Closer You Get” dentro de la estructura más tradicional de “A Cliff Against The Sea”, resultando en otro corte de rock progresivo perfecto para nuestra bizarra estación de radio imaginaria. “Thrown For A Loss” tampoco se queda atrás, con uno de los momentos más gloriosos de la travesía musical – un ejercicio rítmico que trae a la mente el “Tabú” de Cerati en Bocanada, pero al estilo de Tachdé. ¡Olvídense, que con eso bailamos!

Los últimos tres temas de Deluge podrán presentar mayor dificultad para principiantes, ya que se apartan de lo que comúnmente se considera como “canción”. “Wind” es más un ejercicio ambiental (el título lo explica por sí solo) – pero dentro del contexto del disco, el pasaje funciona como transición hacia el destino mucho más exótico que es el tema “Fukushima”, el cual comparte su nombre con la ahora famosa planta nuclear en Japón. Es aquí que Tachdé da rienda suelta a sus impulsos de experimentación, creando una imagen auditiva de lo que bien podría escucharse en esa planta – quizás durante el desastre nuclear que atravesó. Ya al otro lado del ruido nos espera “Port Song” – una especie de lamento, un despido, un canto al partir hacia nuevos destinos (representados por la pieza instrumental  extendida que finaliza el disco).

No parece casualidad que dos de los miembros de Tachdé se trasladaran hacia los Estados Unidos este mismo año, donde la banda espera comenzar una nueva fase. Ante esa realidad, nos es conveniente hacer una lectura de Deluge como un documento de las preocupaciones del grupo ante su partida. A través de sus temas es posible trazar toda una travesía - saliendo de una cueva, siguiendo el río, corriendo por el bosque, enfrentándose al mar, al otro, a uno mismo… Otra posible pista (ya sea por casualidad o por diseño), es la transición que ocurre del español al inglés, luego de un tema. Ahora, más importante aún (Free from what haunts you / A new shore surrounds you)… ¿A dónde habrá llegado el grupo? Luego de escuchar Deluge incesablemente por los últimos seis meses, no puedo esperar a que nos cuenten.

Disponible: Descarga digital via Bandcamp | Cassette via Static Reason Recordings

Contacto: Twitter | Facebook

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.