ENTREVISTA: Andrés Lugo y el Grupo Giratorio

Comparte:

El Grupo Giratorio, colectivo de autogestión en apoyo al arte y la música independiente en Puerto Rico, se ha dedicado al desarrollo de proyectos, eventos y colaboraciones dentro de la escena local. Entre sus eventos se destaca el Giratorio, festival de arte, nuevas artes y experimentación sonora, ahora en su séptima edición a celebrarse en septiembre. El mismo contará con artistas de distintas disciplinas del arte, incluyendo la participación de grupos como Los Niños Estelares, Venera 3, Tus Ídolos y Un.real, entre muchos otros.

Conversamos con Andrés Lugo del Grupo Giratorio sobre la trayectoria del evento y su oferta para el 2012 a continuación.

PRI: ¿Cómo surge el Giratorio y en qué consiste el evento? ¿Cuál es tu desempeño dentro del grupo y quién compone el resto del equipo?

Andrés Lugo: El festival surge en el 2003. Buscábamos espacios para realizar shows de música experimental integrando otros elementos artísticos en y fuera del área metro. Yo estudiaba producción técnica teatral en la Escuela Libre de Música y Bellas Artes de Arecibo y solicité el teatro de la escuela para comenzar a realizar el evento. Trabajamos juntos para ese primer festival en el 2003: Ariel Hernández (Similar), integrantes de Matotumba, Agustín Criollo y este servidor, Andrés Lugo.

Mientras se conceptualizaba el Giratorio, yo decidí crear a la vez una organización sin fines de lucro (Giratoriodekspresión) con el propósito de añadir fuerza y profesionalismo a lo que estábamos haciendo. Actualmente dirijo la organización a la cuál le llamo “colectivo” desde el punto de vista de la autogestión, porque de la manera en que se realiza el festival, que es el evento principal de la organización, es con la colaboración y ayuda de muchas personas. Todo es una colaboración desde el artista que participa, la institución que nos brinda la oportunidad de utilizar sus facilidades, los que ayudan con la curaduría, entre otros aspectos como la documentación y logística.

Calin Dover Tarrats, quien me asiste en aspectos de de curaduría y gestión, y Rolando Pérez, quién diseña los artes para las promociones desde el 2009 y se integraba con los trabajos de video arte y visuales que acompañaban otros eventos de la organización, son los dos miembros fijos con los que cuenta la organización ahora mismo – pero para mí todo el que ha colaborado de alguna manera desde el 2003 en cualquiera de los eventos es parte del Grupo Giratorio. Persigo la inteligencia colectiva, el apoyo, lo solidario, la colectividad, la fuerza cuando se dirige hacia una sola dirección o meta.

PRI: ¿Qué ha ido cambiando de edición en edición? ¿Qué podemos esperar de su séptima celebración?

AL: Pues siempre varía el enfoque y logística visual del evento. En las primeras 3 ediciones en el teatro de Arecibo, José Victor, luminotécnico y estudiante de la escuela de bellas artes como yo para ese entonces, tenía a cargo el diseño de iluminación y hacía un trabajo fenomenal. Las fotos documentan lo sucedido. Una vez llegamos a la Universidad del Sagrado Corazón en el 2008 se le dió un giro distinto al evento utilizando varias tarimas, visuales, trabajos de video arte e integrando más a las artes plásticas y performativas. Siempre ha sido una característica la interrogante del formato del evento. En esta edición contaremos con dos tarimas, un diseño cuadrafónico de sonido y visuales en las 4 esquinas de la sala que darán al público que asista una sensación audiovisual única – más la sala que albergará la exposición. La colaboración por primera vez de artistas internacionales es un aspecto que sobresale en esta edición.

PRI: ¿Cuál ha sido el mayor reto en mantener la propuesta activa por tantos años?

AL: El mayor reto ha sido conseguir el presupuesto y las facilidades para seguír realizando el evento, y claro, innovando.

PRI: Desde la plataforma del Giratorio seguramente han podido observar la evolución de la escena artística e independiente en el país… ¿Cómo la caracterizarías? ¿Hacia dónde se dirige?

AL: Comenzamos en la época post PR00 y PR02, y en la coyuntura de la experimentación con la música electrónica en Puerto Rico. Se ha podido observar la transición de muchos artistas al profesionalismo y a la autogestión, el desligue de estos artistas de las instituciones y la presencia de instituciones tratando de integrarse a lo que está pasando. Siempre estuvimos en el lado de los artistas que creaban sus propios espacios, lo que actualmente se ha desarrollado aun más.

Esta escena artística sumamente diversificada y que se reclama a sí misma cada vez, es algo bien importante que está sucediendo actualmente. Gracias a los recursos tecnológicos con los que contamos se le ha podido hacer frente a la poca cooperación gubernamentel hacia el arte en el país. Se ha creado una fuerza que no tiene vuelta atras, un grito de arte permanete que nos rodea y nos hace cada vez más creativos. Entiendo que atravesamos por un buen momento. A nivel isla, aún hace falta cierta integración y un tren virtual o físico – por eso de ser idealista – que lleve los vagones con la creación a distintas partes de la isla. Lo multidisciplinario, la autogestión, la colaboración, adquieren más importancia y fuerza – es hacía ese norte donde se dirige esta generación.

Personalmente creo que somos capaces – si nos unimos verdaderamente, podremos crear un verdadero proyecto de país. Por ahí andan unos modelos en pañales que necesitan desligarse un poco de los intereses lucrativos y obviar la dependencia de fondos federales para poder aportar lo que pueden aportar.

PRI: La gente en Puerto Rico se queja de que no hay nada que hacer aquí. ¿Es verdad? ¿Qué te gustaría ver más en la isla?

AL: Bueno, dentro del círculo de artistas que yo conozco puedo decir que siempre está pasando algo. Hay bastantes espacios actualmente desarrollando sus proyectos y eventos. Ahora bien, entiendo que debemos nosotros mismos crear más espacios abiertos de creación artística y ejecución en vivo. Los espacios privados tienen unos límites y condiciones. A mí en realidad me gustaría llegar a espacios públicos abiertos y disfrutar de buenas bandas independientes, obras de teatro, buen cine, poesía, tertulias y otras manifestaciones artísticas creativas que también aporten y aspiren a un nuevo y mejor país.

Y que esto ocurra constantemente – y cuando digo constantemente es constantemente, valga la redundancia. Todos los fines de semana. No basta con el Giratorio una vez al año, con Santurce es Ley una vez al año, con la Campechada una vez al año – todas estas gestiones son buenísimas pero necesitamos más consistencia. De 3 a 4 espacios en donde ocurra todo esto, cada fin de semana.

PRI: ¿Alguna otra cosa que quieras añadir?

AL: Quisiera aclarar dos aspectos:

Los artistas extranjeros que participarán en esta edición del festival han donado su talento y presentaremos los trabajos que han enviado – todos son trabajos en formato digital; ellos no estarán presentes físicamente. Estos son Francisco López, Paul Prudence, Francis Schwartz, Federico Barabino, Pedro Bericat y The Forest Experimental.

Lo otro es que aprovecharemos el festival para abrir la convocatoria para la FAS2013 (Feria de Arte Sonoro/Puerto Rico), en una edición renovada donde queremos integrar los nuevos medios y las artes electrónicas ligadas al arte sonoro específicamente.

La 7ma edición del Giratorio se celebrará el viernes 21 y sábado 22 de septiembre en la Universidad del Sagrado Corazón. Para más información visita la página del evento en Facebook o la página oficial del Grupo Giratorio.

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.