En el Cine: Beasts of the Southern Wild

Comparte:

Hay veces que uno ve una pieza de arte y a primera instancia parece incomprensible, un reguero de colores y técnicas, un caos de temas e ideas. Pero viéndola de cerca se le encuentra un sentido, una coherencia y un propósito. Me sospecho que hay que observar Beasts of the Southern Wild con esa vista más detenida para poder apreciar todo lo que quiere transmitir. No significa que no haya suficiente para hallar de una sentada, pero sí está cargada de algo difícil de definir, un desenfoque en la narrativa que en ocasiones resulta ser el fallo más notable del filme.

La película lleva dando de qué hablar desde su premiere en el festival de cine Sundance, donde ganó el premio del jurado para mejor película, y luego en Cannes, donde ganó la Cámara de Oro por mejor largometraje debut. Y es que Beasts es una cinta visualmente impactante que demuestra el talento y bravura del director primerizo Benh Zeitlin, con todo y los problemas que le pueda encontrar.

Basada en una corta obra teatral de la guionista Lucy Alibar, la cinta cuenta la historia de Hushpuppy (Quvenzhané Wallis), una niña de 7 años que vive con su padre Wink (Dwight Henry) en un pequeño poblado sureño conocido como “The Bathtub” – y aunque nunca se especifica, las semejanzas con New Orleans son bastante evidentes. Desde el comienzo notamos el sentido de comunidad existente en The Bathtub: aislado del resto del mundo, los vecinos celebran juntos, comparten el espacio y se sienten orgullosos de vivir y ser de ahí. La riqueza material no es lo importante. Lo primordial es existir en su tierra, con sus costumbres y su manera de vivir, alejados de cualquier control indeseado. El tema se repite varias veces durante la cinta, convirtiéndose así en uno de los asuntos centrales: el sentido de pertenencia.

Esa necesidad de sentirse parte de algo es esencial también para el personaje de Hushpuppy. Su relación con Wink es muy peculiar. Por un lado él la trata como un ser independiente, ayudándola a valerse por sí misma aunque ella aún depende de él para comer. Por otro, ese alejamiento causa un sentido de resentimiento de parte de Hushpuppy; lo que él ve como enseñanzas de supervivencia ella lo ve como falta de cariño, agravado por el hecho de vivir sin madre.

Una inundación ocasiona la inevitable confrontación entre la comunidad y el mundo exterior, impulsando la trama hacia una vorágine de asuntos, sentimientos y alegorías que pueden ser igualmente efectivos que desacertados. Los dos conflictos, simultáneos y paralelos de padre/hija y Bathtub/Mundo, se agudizan. Y de todo eso surgen planteamientos políticos, imágenes de realismo mágico, exposiciones sobre la condición humana, idealizaciones de las víctimas, etcétera. Una sobrecarga narrativa inesperada y, al principio, un tanto desconcertante.

A pesar de eso, el filme mantiene la atención de la audiencia gracias a dos factores: su absorbente atmósfera y las actuaciones de ambos personajes principales. Zeitlin crea un mundo detallado con un estilo visual único y sumergido en Americana. Todo esto es aún más impresionante cuando consideramos el presupuesto de $1.5 millones.

Las interpretacionres de Wink y Hushpuppy son igualmente asombrosas. Dwight Henry, quien no es actor, interpreta al padre con una fuerza y violencia que esconden una resignación sobre su situación. Quvenzhané Wallis hace una de las interpretaciones más impresionantes en buen tiempo. Una niña de 6 años no se supone que cargue una película de la manera que ella lo hace. Su determinación, su voluntad y su carisma ayudan a fortalecer la perspectiva que nos guía a través del filme.

Esta no es una película que has visto antes. Sobre Beasts of the Southern Wild se van a escribir muchos ensayos. Las múltiples intepretaciones que se le pueden dar al filme se prestan para ese tipo de análisis académico. Esa diversidad de concepciones es su mayor virtud aunque sea resultado de la maraña temática y narrativa que se nos hace difícil desenredar. Pese a esto, es una experiencia de cine inolvidable.

cuatro estrellas

.

Beasts of the Southern Wild
93 min | Drama, Independiente

Director: Benh Zeitlin
Quvenzhané Wallis, Dwight Henry

• Véanla • Si están dispuestos a ver algo muy diferente; por el excelente ambiente visual; por la actuación inolvidable de la protagonista y el debut de una nueva voz cinematográfica.

• Evítela • Si prefieres el cine de fórmula y algo más sencillo para distraerte; si le otorgas mayor peso al desarrollo de un libreto que a los aspectos visuales; si esperas una película perfecta.

Exhibiéndose ya en las salas de Fine Arts de Puerto Rico.
.