Tres Menos Uno: la música de mayo 2012

Comparte:

No hay tiempo para escuchar las decenas de miles de álbumes que se editan cada año. De los pocos que sí llegan a nuestros oídos, son menos aún los que recordamos con el pasar del tiempo. TRES MENOS UNO resume la música que escuchamos durante el año, al ritmo de tres álbumes memorables cada mes: dos de estos reciben la recomendación de Puerto Rico Indie y uno que bien podrían esquivar si no evadir completamente.

TRES MENOS UNO | mayo 2012
Evaluamos el regreso de The Walkmen, quienes continúan su racha de trabajos excepcionales con Heaven; lo nuevo de Beach House, que contiene una de las mejores canciones del año (quizás más); y un disco muy extraño de temas comenzados por Joey Ramone y terminados por algunas amistades años después de su muerte.

.

The Walkmen
Heaven
Fat Possum

Antes de que los Walkmen se reunieran a tocar su primera nota juntos, sus miembros pertenecían a otras dos bandas – y una de éstas en particular, Jonathan Fire*Eater, había logrado un contrato con David Geffen y su Dreamworks Records. Aunque ese grupo nunca llegó lejos, sí recibieron dinero por intentar, y los tres miembros de Jonathan Fire*Eater que pasaron a formar parte de The Walkmen lo invirtieron en un espacio para practicar slash estudio que llamaron Marcata Village. Seis excelentes álbumes y doce años más tarde como The Walkmen, podemos asegurar que recobraron su inversión. He ahí una lección para quien la quiera.

El grupo llegó a mis oídos con la pegajosa melodía de piano licenciada para un anuncio de carros de “We’ve Been Had” (de su debut Everyone Who Pretended to Like Me Is Gone, 2002) y luego con su éxito más rockero y desgarrador, “The Rat” (Bows + Arrows, 2004). Ambas, aunque excelentes canciones, no sirven como puntos de referencia hacia el groso del trabajo musical de The Walkmen – claro, escuchamos la inconfundible voz de Hamilton Leithauser y el sonido “vintage”, pero suenan más como sencillos destinados para la radio que cualquier otra cosa que haya grabado el grupo.

Los discos más recientes de The Walkmen – You & Me (2008), Lisbon (2010) y el nuevo Heaven (2012) – suelen ser menos inmediatos, pero igual de contagiosos. Este último emana la confianza y madurez de músicos que componen con el corazón. Temas como “Heartbreaker”, “The Witch” y el titular “Heaven” mantienen el aura de grabaciones clásicas y duraderas – destinadas a acompañarte por más de un verano. En la era del sencillo digital desechable, no hay tesoro más preciado.

.

Beach House
Bloom
Sub Pop

El mes de mayo nos trajo discos nuevos de Beach House, Best Coast y espero que de ningún otro duo cuyo nombre haga referencia a la playa (y empiece con la letra “b”) – sería muy confuso. Para colmo se me hizo difícil escoger entre estos dos. La producción impecable de Jon Brion en The Only Place de Best Coast, y en particular el carácter que dio a la voz de Bethany Consentino, colocan a esa grabación entre mis favoritas del año. Sin embargo decidí escribir de Beach House y su cuarta producción, Bloom.

Fanáticos del grupo reconocerán de inmediato los componentes que distinguen al grupo – el órgano y las melodías melancólicas de Victoria Legrand, los ritmos básicos y lentos, teclados y guitarras escurridizas que salpican todo el asunto, dándole vida a las canciones. Es un disco de Beach House, bastante similar al anterior, Teen Dream (2010) – tan bueno y quizás mejor. El primer sencillo “Myth”, que también abre el disco, presenta la evidencia suficiente; una verdadera joya de canción con delicadas melodías en teclado que se apoderan de tu cerebro y el contagioso estribillo de “help me to make it”. Sea eso una plegaria o invitación, no hay manera de negarle al grupo la calidad de su trabajo en Bloom.

.

Joey Ramone
…Ya Know?
BMG Rights

Alguien con cuenta en Wikipedia debería de arreglar la información referente a …Ya Know? en la entrada de Joey Ramone, el queridísimo cantante de los Ramones y una de las figuras más influyentes en la historia del rock. Según Wikipedia – y Amazon.com y el resto de la industria musical que busca vender el producto – se trata del segundo álbum solista de Joey, construído a base de unos demos que el hombre dejó en el mundo material antes de sucumbir al cáncer y ahora “terminados” con “la ayuda” de otros productores y músicos amigos.

El problema principal es que el material presentado en esta colección – como “Rock ‘N Roll Is the Answer” – no es memorable y rara vez es siquiera interesante. Peor aún, la voz de Joey suena desligada a la música y sin ánimo en muchos de los temas. Hace falta la energía que distinguía a los Ramones y el carisma que aún le quedaba a Joey cuando trabajó en su debut solista Don’t Worry About Me (2002).

¿No había mejor manera de rendir tributo? Yo sé de par: pon tu copia de Ramones o Rocket To Russia en tu tocadiscos, sonríe – y cierra los ojos cuando prendan el holograma de Joey en el próximo Coachella.

.

OTROS DISCOS SOBRESALIENTES: Sigur Ros – Valtari | Best Coast – The Only Place | Garbage – Not Your Kind Of People | King Tuff – King Tuff | Off! – Off! | Silversun Pickups – Neck of the Woods | Cornershop – Urban Turban | El-P – Cancer4Cure | Regina Spektor – What We Saw from the Cheap Seats | Tenacious D – Rize of the Phoenix

¿Cuáles discos fueron tus favoritos del mes?

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.