En el cine: Prometheus

Comparte:

Crear expectativas altas para algo suele ser mala idea. Prometheus arribó a los cines con la promesa de ser la gran película de ciencia ficción de nuestra generación: Ridley Scott en su retorno al universo de Alien, con un elenco de renombre y una campaña masiva en los medios. Llegar al cine esperando algo trascendental, monumental, épico, no es justo ni para el director ni para uno mismo. Tal vez la culpa recae sobre el espectador por desear algo descabellado, aunque el estudio te la estuviese vendiendo de esa manera (supongo que ese es su trabajo). Pero cuando uno tiene deseos de algo, esperanza de algo, y no lo consigue, el resultado acaba siendo la decepción.

Prometheus es una película que hay que ver, en el cine y en 3D, porque es visualmente impecable. Ahí no puede haber discusión. Donde sí existen puntos de discordia es en la historia que nos presentan Ridley Scott y Damon Lindelof.

No les puedo decir que es una historia horrible, porque no lo es. Trata sobre un equipo de científicos financiados por la compañía Weyland que, motivados por unas pinturas pre-históricas, salen a buscar respuestas sobre el origen de los humanos en la Tierra.

El concepto funciona hasta que se convierte en una confusa y serpentina reflexión sobre la creación, dios, y quién sabe qué más. El guión se destruye cuando se trata de ir por una dirección que no le corresponde. Si intentaba ser ciencia ficción profunda tipo 2001, fracasó horriblemente; es llana y pretenciosa a la vez. Si intentaba ser una película veraniega de acción, tambien falló su cometido porque le dedica demasiado tiempo a los asuntos intelectuales. Prometheus se encuentra en un entremedio que no le conviene.

Vamos, hay otras cosas positivas ademas de ser agradable a la vista. Michael Fassbender hace otra sólida interpretación, esta vez como el androide David con su calma determinación. Noomi Rapace también hace buen papel aunque no tenga buen material con cual trabajar. Es una pena porque como “sutituto” de Ripley funciona muy bien. Lamentablemente no hay ningún otro personaje que cautive o importe. Charlize Theron luce fría y enajenada pero nada interesante. Las interacciones entre miembros de la tripulación (especialmente el geólogo y biólogo) tienen potencial pero lo desperdician rápidamente. De todos modos, el elenco hace su trabajo a la manera que pueden.

La fotografía y los efectos especiales (el uso del 3D en particular) son la salvación de la cinta. Sin ellos no valdría la pena molestarse en verla, así de increíbles son. Todo lo demás del lado técnico luce bien, excepto un tema en particular dentro de la banda sonora que se convirtio en una de las cosas más irritantes del filme. Veánla y díganme si estoy loco o no.

Al fin y al cabo Prometheus se siente como una oportunidad perdida. Es posible que esté equivocado, maybe I just don’t get it. Quizás hay algo más detrás de todo la brillantina. Mas me sentí insatisfecho al terminarla. Volveré a verla; tan solo por los visuales vale la pena escaparse al cine. Tal vez la próxima vez cambiaré de opinión pero mientras tanto sigo pensando en lo que pudo ser.

tres estrellas

.

Prometheus
124 min | Acción, Horror, Sci-Fi

Director: Ridley Scott
Noomi Rapace, Charlize Theron y Michael Fassbender

• Véanla • Por sus increíbles visuales, especialmente su buen uso del 3D. Si te hace falta una cinta de ciencia ficción.

• Evítela • Si estás esperando una cinta trascendental o buscas una película de acción.

Exhibiéndose desde el 14 de junio en los cines de Puerto Rico.
.