Tres Menos Uno: la música de marzo 2012

Comparte:

No hay tiempo para escuchar las decenas de miles de álbumes que se editan cada año. De los pocos que sí llegan a nuestros oídos, son menos aún los que recordamos con el pasar del tiempo. TRES MENOS UNO resume la música que escuchamos durante el año, al ritmo de tres álbumes memorables cada mes: dos de estos reciben la recomendación de Puerto Rico Indie y uno que bien podrían esquivar si no evadir completamente.

TRES MENOS UNO | marzo 2012
Evaluamos lo nuevo de la voz más dulce de Tecate, Carla Morrison; el segundo cyber disco para descarga gratuita del reggaetonero ponceño Jamsha El PutiPuerko; y el regreso de Madonna a las pistas de baile. Y disculpen la demora – estuvimos un poco ocupados por un tiempo.

.

Carla Morrison
Déjenme Llorar
Cosmica Records

Mejor título no le pudo haber puesto Carla “La Voz de Tecate” Morrison a su nueva colección, Déjenme Llorar. Menos inmediato que Mientras tú dormías, pero más sofisticado en su producción y composición musical – el mismo presenta a la canción como terapia: catorce temas llenos de besos, caricias, lágrimas y recuerdos a olvidar. Carla abre el disco con la línea “estuve bajo rehabilitación, buscándole sentido al mundo” en “Apagué mi mente” y a esa voz no hay más que hacerle caso. La protagonista y estrella de cada una de estas canciones, la voz de Carla alumbra el camino, tan penoso como pueda ser. Es adictiva, como muchas veces lo es el dolor, y como seguramente lo fue el amor que sirvió de inspiración para muchos de estos temas, como “Eres tú”, “Hasta la piel” y “Me puede”.

La tesis queda expuesta claramente en el tema homónimo: “Déjenme llorar, quiero sacarlo de mi pecho, con mi llanto apagar este fuego que arde adentro. Déjenme llorar, quiero despedirme en silencio, hacer mi mente razonar, que para esto no hay remedio”. Quizás las letras no sean tan específicas como se imaginarían (o podrían serlo) – no se trata del diario de Carla abierto para enterarnos de sus penas – pero los detalles los proveeremos cada uno de nosotros (y con facilidad) al identificarnos con los sentimientos detrás de cada canción. Y volvemos, una tras otra, de canción en canción, reviviendo recuerdos y avivando pasiones – hasta llorar. Ese es el remedio.

.

Jamsha El PutiPuerko
Cafrería Épica
Trash Toy

Regresó también Jamsha el PutiPuerko, directamente de la Guancha, con su segundo “Cyber Disco” lleno de rrreggaetón undel del bueno para “transportarse al 1993″. Cafrería Épica contiene doce temas que van por la misma onda que el exitoso debut que Jamsha (Alexis Caraballo Méndez) y su co-productor musical, Eggi Ruz, “piratearon” por el Internet a principios del año anterior. Si no te convencieron con El PutiPuerko Parte 1, hay poco en su secuela que te vaya a hacer cambiar de opinión – pero los fanáticos encontrarán un disco diseñado para perrear, ofender y ponerte a pensar (un poquito) que podría considerarse el volumen superior. No es perfecto, pero sigue siendo gratis.

De entrada encontramos a un Jamsha a la altura de sus poderes en el tema “Flaka si te cojo te palto”. Con una producción minimalista centrada en teclados, un ritmo clásico de reggaetón y muchos efectos de sonido chipi-chape – el tema contiene uno de los mejores coros de todo el disco, tan vulgar como pegajoso y juguetón. Todo como se supone. La primera sorpresa viene con el tema que le sigue, “Su hija se enamoró de un kako” – una canción de amor a la Jamsha: “Yo sé que para su hija usted quiere un ingeniero, pero esta vez llegó un reggaetonero” (si fuera del Área Metro seguro encontraba como rimar “doctor” o “abogado” en esa línea – no hay otra). Igual sorprenden “Te di un grajeo” (en un party de marquesina, cantando una canción de Chezina), “Te voy a entretener” y “Alguien que la valore” – esta última porque parece haber sido escrita con algún sentimiento genuino. El disco además se beneficia de una duración más corta y la falta de “featurings,” que hacían de su precursor un ejercicio de diseño de playlists. Pídele a El Barbero Lion que te acicale el flat top y descárgalo aquí.

.

Madonna
MDNA
Interscope

Madonna ha pegado tantas, que aún nos sorprende cuando no parece pegar ni una. Su disco anterior, Hard Candy (2008, Warner Bros.), producido por Timbaland (a quien igual le aplica la primera oración) vendió cuatro millones de copias y sirvió para lanzar tres sencillos – ¿pero quién lo recuerda? Su segundo esfuerzo como directora de cine, W.E. (2011, The Weinstein Company) recibió una pésima recepción por parte de los críticos y el público en general. ¿Y el Super Bowl? Los medios se enfocaron en cubrir más a uno de los dedos de M.I.A. que a todo el espectáculo de Madonna.

Pero la mujer que más discos ha vendido según Guinness World Records no se rinde y este año estrena gira musical impulsada por el lanzamiento de su duodécimo álbum, MDNA (2012, Interscope). Aunque en éste Madonna colabora nuevamente con el hábil y estimado William Orbit (“Ray of Light”, “Frozen”), es difícil escuchar alguna relevancia cultural en estas canciones. Y es que Madonna, además de ser una máquina de hit singles y ventas de discos, nos sirvió por décadas como barómetro para medir lo relevante ya fuera en la música, en la moda, en el baile – en el arte. También lideró el esfuerzo de rebelión ante la moralidad impuesta por las iglesias en los Estados Unidos. Pero esos tiempos pasaron (so slowly). Ahora, Madonna luce complacida al jugar el papel que inventó hace décadas en temas como el estúpido Girl Gone Wild.

OTROS DISCOS SOBRESALIENTES: La Sera – Sees The Light | Ceremony – Zoo | The Shins – Port of Morrow | The Mars Volta – Noctourniquet | Andrew Bird – Break It Yourself | The Men – Open Your Heart | Magnetic Fields – Love at the Bottom of the Sea

¿Cuáles discos fueron tus favoritos del mes?

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.