En el cine: Jeff, Who Lives at Home

Comparte:

Jeff, Who Lives at Home es una película que probablemente hayan visto antes. Es de estas cintas cuasi-existencialistas, de slackers buscando una dirección, un enfoque o un rumbo para sus vidas, y las dificultades que esto conlleva. Por lo general son comedias con personajes excéntricos, asuntos entre familiares, quizás alguna escena de fumar pasto… Exploran la conectividad entre el universo, las personas y sus acciones; indagan sobre el destino y el karma. Este tipo de película suele entrener, o por lo menos logra engranar con la audiencia. Proyectamos nuestras experiencias de vida hacia los personajes y sentimos sus frustraciones. Al fin y al cabo (casi) todos hemos pasado por momentos como esos.

La más reciente cinta de los hermanos Jay y Mark Duplass (Cyrus, The Puffy Chair) ejemplifica todo lo antes mencionado. En esta ocasión el slacker es Jeff (Jason Segel) quien vive en el sótano de la casa de su madre: sin trabajo, sin ambición, con bonga en mano y obsesionado en encontrarle un significado a la vida utilizando la película Signs de M. Night Shyamalan como guía. Al recibir una llamada equivocada (?) de un sujeto preguntando por un tal Kevin, Jeff decide interpretarla como una señal del universo instigándolo a la acción.

Su madre Sharon (Susan Sarandon) siente una doble frustración: por la falta de sentido que ve en su hijo y por las oportunidades de felicidad que ella ha desaprovechado en su vida. Añadimos a esta ecuación otro hermano, Pat (Ed Helms), quien al momento enfrenta problemas matrimoniales con Linda (Judy Greer) y tenemos un conjunto de hilos narrativos que, inevitablemente, se encontrarán al final.

Segel sobresale en su papel de stoner desajustado, su ingenuidad y fe en que esta haciendo lo correcto lo convierten en un tipo simpático. A Helms, en menor escala, le cae bien el rol de marido ofuscado, convencido que vive la vida mejor que Jeff porque tiene trabajo y carro, sin darse cuenta que está perdiendo su matrimonio. Si parezco poco entusiasmado con la película, no es por el aspecto cómico. La comedia funciona.

Mi problema con el filme – y no lo llamaría problema porque de igual manera la pude disfrutar – es que trabaja temas que ya encuentro trillados en comedias independientes estrafalarias. No logran enseñarme nada nuevo: un personaje en búsqueda de algo desconocido, se enfrenta a adversidades, y luego todo se resuelve en un momento trascendental que cambia a todos a su alrededor. No me malinterpreten, los Duplass logran su cometido, lo hacen bien y de manera divertida. Pero ésta no logra destacarse de todas las películas similares (Greenberg, I Heart Huckabees, Laurel Canyon, Adventureland, para dar algunos ejemplos).

Jeff, Who Lives at Home vale la pena verse, no dudo que vaya a encontrar muchos adeptos. Tiene personajes con quienes uno se identifica y momentos graciosos, y a veces eso es suficiente. Además, sale Rae Dawn Chong – yo creo que no la veía desde Commando. Donde la cinta se queda corta es en su aspecto dramático. Intenta trabajar temas más serios pero fracasa en elevarlos al nivel que ameritan. De haber sido estrictamente una comedia, no habrían problemas. Pero la cinta se queda estancada en un entremedio de comedia y drama que le resta calidad a ambas facetas. En vez de una cinta excepcional, tenemos 83 minutos de cine ameno, lo cual no es algo malo. Simplemente un poco decepcionante.

tres estrellas

.

Jason, Who Hangs Out with The Muppets

Jeff, Who Lives at Home | 83 min | Comedia, Misterio, Suspenso
Director: Jay y Mark Duplass | Jason Segel, Ed Helms y Susan Sarandon
Exhibiéndose ya en Fine Arts Café Popular Center y Miramar.

• Véanla • Para reírse un rato; si buscas un filme ameno y corto; y si eres fan de Jason Segel.

• Evítela • Si quieres un comedia más escandalosa o si conoces a Ed Helms sólo por su trabajo en The Hangover; si buscan una cinta más trascendental.