The Interrupters: El reflejo de nuestro país en las calles de Chicago

Comparte:

Durante los pasados años, Chicago – la ciudad de los rascacielos y de Wilco – ha sufrido uno de los periodos más violentos en su historia. Gangas de jóvenes dedican su tiempo libre a repartir palizas a granel (y peor) entre sus rivales. La historia de Chicago no es ajena al problema de las gangas de distintas composiciones, etnicidades y motivos. ¿Cómo olvidar a los Black Panthers o a los Latin Kings? Y a la misma vez que se cocinaba el blues en las noches frías de Chicago, el postre lo servía Al Capone con sus famosas fechorías.

Las rivalidades entre gangas siempre han sido un blanco favorito de los medios locales – y es que esa realidad de Chicago no está lejos de la nuestra. La Ponce High School aguantaba una matrícula de casi 1,500 estudiantes cuando cursaba en ella y era evidente que adentro de la escuela se dividía el estudiantado por factores como el lugar de procedencia, clase social o estilos. Recuerdo vivamente el día en que a momentos de tomar un examen de pre-cálculo – sí, era de los “nerdos” de la clase – un grupo de muchachos entró a la escuela para apuñalar a un estudiante, dejándolo en el piso desangrándose antes de irse a la fuga. Una más de las historias que se viven en las escuelas públicas de nuestro país. Aquí se abre paso al tema que quiero discutir.

The Interrupters, dirigido por Steve James (Hoop Dreams), fue sin duda uno de mis documentales favoritos del año pasado. El mismo relata la situación que aflige a la ciudad de Chicago – toda esa la violencia que se vive en sus calles. Un grupo preocupado por la situación llamado CeaseFire trata de mediar la situación de la manera más audaz posible, utilizando un modelo salubrista para parar las balanceras y los asesinatos.

Ahora, expliquemos lo que es un “interrupter”. Un “interrupter” es una persona que es capaz de identificar cuando un evento violento se aproxima entre dos personas. Muchas de estas personas cuentan con amplia experiencia en la calle, y por ende, han logrado prevenir que ocurran eventos violentos en sus comunidades – pero sus intervenciones no siempre terminan bien. Ameena Matthews es presentada en el documental como una de estos “interrupters”.

Ameena es una mujer criada en la sombra de uno de los grandes líderes de gangas en Chicago, quien decide tomar las riendas de denunciar la alta violencia en dicha ciudad. Unas de las escenas más impactantes y cruciales del documental se da cuando Ameena confronta a varios jóvenes sobre la violencia y el efecto que tienen en sus alrededores. La manera en que maneja la situación refleja un carácter fuerte, pero lleno de amor y sabiduríal; Ameena es mucho más que una madre que sufre, aunque es evidente lo mucho que sufrió gracias a su papá. A ella se unen dos más “interrupters”, Cobe Williams y el latino Eddie Bocanegra.

Steve James, un maestro del medio, no escatima con el documental. El contenido es sumamente explosivo y refrescante, al igual que su trabajo de edición. The Interrupters presenta momentos poderosos, como cuando un joven va personalmente a pedirle perdón a la madre de la persona a quien él le quitó la vida – momentos que se quedan con uno. Lamentablemente, la Academia del Cine decidió ser predecible una vez más y nominar a otro documental sobre la guerra en el Medio Oriente para la categoría de Mejor Documental – espacio que podía haberse cedido a un documental innovador que explora la problemática de la violencia según se vive dentro de los Estados Unidos.

De igual forma, el documental resume lo que sucede en nuestro país, tal y como lo hizo indirectamente la aclamada serie “The Wire” de HBO, basada en la problemática de Baltimore. Lo que me llevó a preguntar: ¿Existen grupos cómo CeaseFire en Puerto Rico? Sí, pero la mayoría están dirigidos a sectores poblacionales como mujeres y niños. El problema que pone en relieve The Interrupters es la importancia de llevar a aquel individuo propenso a la violencia a un estado donde es capaz de atenuar, manejar y resolver una situación explosiva por su cuenta. El núcleo familiar es un factor importante en este proceso; lo que pasa dentro del hogar es un reflejo de lo que se verá en las calles. Igualmente es entendible la realidad de que cada cual busca como sobrevivir a diario – entiéndase por esto el trabajo y la búsqueda “del pan de cada día” – pero el crear un ambiente agradable en la calle es responsabilidad de todos.

Comparte:

Damián es ingeniero graduado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez; programador de día y cineasta de noche. Actualmente recide en los Estados Unidos, por lo que va a mejores conciertos que el resto del equipo de Puerto Rico Indie con frecuencia.