En el cine: Carnage

Comparte:

Carnage, adaptada a la pantalla grande por el polémico director Roman Polanski de la obra teatral escrita por la artista francesa Yasmina Reza, es un filme sostenido por dos elementos: un guión estructurado y con propósito que retrata bien las idiosincrasias de la clase media/media alta educada (en este caso en NYC), y unas interpretaciones llevadas a su máximo potencial histriónico por cuatro grandes actores.

Todo comienza con una pelea entre dos niños en un parque. Penelope y Michael Longstreet (Jodie Foster y John C. Reilly), los padres de la víctima, reciben la visita de los padres del agresor, Nancy y Alan Cowan (Kate Winslet y Cristoph Waltz) para mediar en el asunto en una manera civilizada, pero su esfuerzo no dura mucho. La amabilidad y cortesía de la reunion va desvaneciendo poco a poco cuando comienzan las llamadas de negocio que recibe Alan. Además de ser un estorbo que continúa sin cesar, éstas ayudan a precipitar desviaciones del asunto principal: resolver la situación entre los hijos de ambas parejas.

Comienza un toma y dame entre las partes que es impresionante. El antagonismo entre las parejas continúa en crescendo hasta degenerar en un free-for-all [¿un "sálvese quien pueda"? -ed] donde se pierde todo sentido de propiedad. A la vez, esto desencadena conflictos dentro de los propios matrimonios y surgen otros argumentos sobre la naturaleza del individuo, la vida y los errores cometidos. El libreto maneja todo esto genialmente, desenmascarando a los personajes en momentos claves y creando situaciones para alargar el combate sin parecer forzadas. 80 minutos de filme basado solamente en diálogo es un logro por parte de Reza, quien adapto su propia obra de teatro para la pantalla grande.

Pero son las actuaciones las que elevan el diálogo a un ballet verbal de perspectivas encontradas. Waltz se luce en sus interpretación, llena de sarcasmo y honestidad, de un abogado de una farmacéutica a quien parece importarle poco los problemas de su hijo. Winslet y Foster contribuyen roles sólidos como madres preocupadas por sus crías y por mantener algun tipo de pudor o decoro. Ambas sirven como contrapunto a la ambivalencia de Waltz y Reilly.

Hablemos de Reilly. Pudiese escribir una tesis de lo excepcional que es John c. Reilly; de su gran capacidad como actor dramático y de su impecable ritmo de comedia. En este papel demuestra esto último, una actuación a la vez excesiva y sutil. No es una caricatura como en Talladega Nights o Walk Hard o su papel de Dr. Steve Brule en Tim & Eric. Es una caracterización concreta de un padre tratando de lucir de cierta manera, como se supone que luzca, pero escondiendo algo debajo de la superficie. Es el personaje más honesto de todos, mezclando amabilidad y humildad con rencor y apatía. Una interpretación verdaderamente completa. Pero ese soy yo, fanático de John C. Reilly.

Todo lo demás es como debe ser. La mayoría de la trama ocurre dentro del apartamento de los Longstreet logrando que la puesta en escena sea simple, sin mucho espacio para la experimentación o la novedad. El espacio sirve en función de crear el marco para el guión y los actores, sin entrometerse ni dejarse sentir – lo cual resulta perfecto para esta obra, que en manos menos cuidadosas podría haber perdido su corazón teatral.

tres estrellas y media

.

Afortunadamente para los protagonistas este popular personaje del universo de Marvel Comics no decide hacer una visita de "mediación".

Carnage | 80 min | Comedia, Drama
Director: Roman Polanski |Jodie Foster, Kate Winslet, John C. Reilly y Cristoph Waltz
Exhibiéndose ya en Fine Arts Café Miramar.

• Véanla • si aprecias una buena actuación, en especial si eres fan de John C. Reilly o Cristoph Waltz; si te gustó la obra de teatro y tienes curiosidad de cómo la adaptó Polanski para el cine.

• Evítela • Si prefieres una comedia más tradicional y menos rebuscada; si aborreces el teatro.