Reseña: My Week With Marilyn

Comparte:

Por regla general evito los trailers o reseñas antes de ver una película para poder entrar a ella con mente abierta y no formular opiniones previas. Cuando fui a ver My Week With Marilyn tenía cero expectativas de que me fuese a gustar. Lo que encontré en pantalla fue una historia interesante y liviana que evocaba la época, el cine de la época, y la figura inmensa de Marilyn Monroe.

Es difícil explorar un sujeto como la afamada rubia porque es el tipo de ícono y leyenda que conocemos mejor como caricatura que como era realmente. La caricatura de la caricatura. En My Week With Marilyn vemos a la venus con sus fallas, sus descontentos, su naturaleza, aún romantizada pero al alcance de la audiencia. Vemos al ser humano sufriendo por tener que ser una leyenda.

El filme, dirigido por Simon Curtis y basado en las memorias de Colin Clark, narra la historia verídica de la filmación en 1956 de la cinta The Prince & the Showgirl. El susodicho Clark (Eddie Redmayne) funge de tercer asistente de director durante el rodaje, más bien un alicate para la producción capitaneada por Laurence Olivier (Kenneth Branagh). Es ahí donde el joven de 23 años conoce a Monroe (Michelle Williams) y poco a poco va creando una amistad con la misma.

Claro, todo lo vemos a través del prisma de Clark. Marilyn es una diosa y él nunca nos deja olvidar ese detalle. Aunque puede considerarse un negativo esa limitación de perspectiva, no se aleja mucho de lo que la mayoría de la audiencia conoce sobre ella. Mas la actuación sublime de Williams en el papel protagónico nos ofrece un ojeada a la fragilidad y vulnerabilidad de la mega estrella. Repleta de inseguridad, rodeada de vividores y dependiendo de pastillas para manejar sus penas, Williams recoge los rasgos de Monroe, los convierte en suyos aún manteniendo las idiosincracias de la original, y nos da un personaje que reconocemos sin tener que caer en clichés o imitaciones. Es una transformación bastante convincente.

El resto del reparto es igualmente sólido. Branagh hace un papel excepcional como Olivier, otra leyenda del oficio actoral, incorporando sus manerismos con humor a la vez que nos presenta sus frustraciones con la producción y con Monroe. Por su parte, Redmayne demuestra en su personaje suficiente ingenuidad y determinación como para sentir simpatía hacia el.

My Week with Marilyn es bastante sencilla. No ofrece nada verdaderamente original o sobresaliente salvo las actuaciones de Williams y Branagh. El libreto y el lado técnico (fotografía, música) son aceptables más que memorables. Digamos que es una cinta promedio que se eleva la categoría de buena por el sujeto que investiga. Hasta después de muerta, Monroe sigue creando magia en el pantalla.

tres estrellas

.

The Prince & the Showgirl

My Week With Marilyn | 99 min | Drama
Director: Simon Curtis | Michelle Williams, Eddie Redmayne y Kenneth Branagh
Exhibiéndose desde el 15 de diciembre en los cines de Puerto Rico.

• Véanla • si eres fanático de Marilyn o de Williams, quién se pierde en el papel de la rubia titular.

• Evítala • si buscas algo más trascendental que una película sencilla, eficiente – y diseñada para recoger alguno que otro premio en la temporada que se aproxima.