Entrevista: Rafael Lenín López

Comparte:

Foto original: Steve Keys via Flickr

Una de las voces jóvenes más reconocidas dentro del periodismo local, Rafael Lenín López se dio a conocer a través de su participación tanto en el medio televisivo (Noticentro, WAPA TV) como en la radio (Pegaos en la Mañana, Radio Isla). Y aunque no debería sorprendernos entonces su incursión en las redes sociales de Facebook y Twitter, cabe destacar la efectividad con la que ha sabido manejar en especial este segundo medio. El también Presidente de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico mantiene a la fecha unos veinte mil seguidores de su cuenta personal de Twitter, @LeninPR.

@LeninPR ha surgido como una especie de vínculo entre las presentaciones del periodista en otros medios, con avances sobre noticias que se estarán cubriendo a mayor profundidad en televisión o radio. De igual manera, la cuenta provee a Rafael con una plataforma para comunicarse directamente con el pueblo puertorriqueño de manera más personal (por ejemplo, fue a través de Twitter que logramos coordinar esta entrevista) y expresar su sentir acerca de las noticias del día – o la música que disfruta (entre la que se encuentra la Orquesta El Macabeo y Calle 13).

Enviamos algunas preguntas a Lenín para conocer un poco más sobre su carrera y la transición de los medios noticiosos del país a la era digital, entre otros temas. Acompáñanos a continuación.

PRI: Me gustaría comenzar no tanto por el principio de tu carrera (a eso nos movemos ya mismo), si no por tu introducción a las redes sociales. Ya teniendo experiencia en medios “tradicionales” – o digamos más establecidos – como la televisión y la radio, ¿qué te motivó a comenzar a reportar desde Twitter? ¿Cuál fue tu introducción al medio?

Rafael Lenín López: Saludos. Gracias por el interés. Después de la fiebre de Facebook, estaba un poco apático a entrar a otras plataformas sociales. Sin embargo, entré al mundo del “tuiteo” y encontré una forma más práctica para reportar noticias “de última hora”, y al mismo tiempo crear una nueva personalidad noticiosa a través de un medio cuyos receptores no eran y no son, necesariamente, los de los medios tradicionales. Además me da la oportunidad de tirar de vez en cuando una opinión o el comentario que en los medios tradicionales no puedo lanzar, por distintas razones. Puedo intercambiar rápidamente comentarios con el público, la gente me conoce más y los conozco mejor a ellos.

No recuerdo cómo fue la introducción al medio, pero sin duda el juicio de Héctor Martínez y la entrevista al Gobernador en La Comay fueron los dos “booms” para mi cuenta.

PRI: Actualmente trabajas para WAPA TV y Radio Isla, además de haber sido reelecto como Presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico. ¿Tu exposición a través de las redes sociales, ha creado algún conflicto con tus labores profesionales? ¿Resulta en algún tipo de reservas de tu parte en cuanto a cómo exponerte al público a través de estos nuevos medios? ¿Qué consideraciones tienes, si alguna, a la hora de enviar un tweet o compartir algo a través de las redes sociales?

RLL: Para alguien más conservador que yo quizás esa “sobre-exposición” supondría un conflicto, pero no para mí. Trato de complementar el trabajo en los medios para los cuales trabajo, en las redes sociales. Quizás es la plataforma en la que mi trabajo para radio se une con el de la televisión, y viceversa. Trato de que la información que comparto con el público a través de las redes sociales sea la que requiere inmediatez, mientras la que se ve en TV o escucha por radio, sea la información más explicada y detallada.

Escribo opiniones o comentarios cuando creo que es realmente importante y para generar la discusión. La gente necesita el chispetazo para que despierten. Hasta ahora eso no ha generado conflicto alguno.

PRI: Entre trabajo y trabajo, sería fácil asumir que no duermes. ¿Cómo logras mantener un régimen de trabajo tan intenso? ¿Cómo balanceas tu carrera con los demás aspectos de tu vida?

RLL: Aunque parece que estoy todo el tiempo trabajando, tengo tiempo libre para disfrutar. Soy un adicto a mi trabajo. Trabajo desde chamaco, pero precisamente los años que llevo en esto me han llevado a apender a balancear, cada vez más, la vida con esos otros aspectos muy importantes como la familia.

PRI: La profesión del periodismo parece estar más presionada que nunca por las realidades económicas de sus plataformas a adoptar un enfoque dirigido hacia el entretenimiento. De igual manera, se complica el panorama con el surgimiento del llamado “periodismo ciudadano” y las exigencias de los nuevos medios de comunicación. ¿Cuando comenzaste tu carrera, se perfilaban ya algunas de estas tendencias? ¿A qué retos mayores te enfrentabas entonces? ¿Cómo compara con tu experiencia actual?

RLL: Cuando comencé mi carrera en WPAB Radio de Ponce nada de esto se anticipaba. Tuve la oportunidad de ver una gran y confusa transición en los medios de comunicación. Transición que dejó loco a medio mundo, y a muchos sin trabajo. Cuando empecé, manejaba consolas de “potes”, tiraba anuncios en cartuchos, editaba reels con navajas, cortaba con una regla los rollos de papel que salían del teletipo y salía corriendo cuando se escuchaba la campana que anunciaba una noticia urgente. Y ojo, tengo 34 años.

La experiencia actual es otra totalmente, pero esa vivencia no me permitiría, sin sonar muy meláncolico, comprender cabalmente el panorama al que nos enfrentamos los comunicadores hoy día.

PRI: ¿Cuál es el estado actual del periodismo en Puerto Rico? ¿Los periodistas están cumpliendo su función?

RLL: Me parece que sí. Creo que estamos ante periodistas, en general, muy responsables y comprometidos con su trabajo, pero sobre todo con el país. Debemos mejorar sin embargo en ampliar el periodismo investigativo.

PRI: Recientemente compartiste en Facebook un ensayo sobre la publicación en medios del país de la foto de la cabeza de un hombre que había sido decapitado. En éste opinas con respecto a la cobertura de eventos crimales que “tenemos que cubrir el ángulo investigativo de los casos y cómo la falta de un plan para enfrentar el problema social nos ha traído a este panorama.” ¿Qué impide que se dé este tipo de cobertura? ¿Se está dando actualmente con la rigurosidad que amerita?

RLL: La incidencia criminal diaria no nos permite, a nosotros como comunicadores y por ende al país, pausar y evaluar con detenimiento el problema social que enfrentamos. Los espacios noticiosos diarios son consumidos por los eventos más recientes y muy poco espacio se da a la discusión sosegada. Los medios alternativos juegan ahí un rol importante.

PRI: Cuando un periodista aborda a los líderes del país sobre la problemática de la criminalidad y la violencia en Puerto Rico, suele recibir una contestación: se debe a la pérdida de valores. Es una contestación que escuchamos a diario en los medios y me consta que es rara la ocasión en que se toca el tema más a fondo. ¿Te satisface esa contestación como periodista y como ciudadano? ¿Existe la oportunidad y el espacio para que nuestros líderes entren en más detalle sobre el tema? ¿A qué se debe realmente la ola criminal en Puerto Rico, en tu opinión?

RLL: No me satisface la contestación y como te dije en la pregunta anterior, no hay espacios suficientes para la discusión tranquila y sosegada. Nos quedamos en los asesinatos del día, sus investigaciones y el personaje político de la semana.

A mi juicio, la criminalidad tiene varias raíces, que comparten: el fracaso histórico en armar un buen sistema educativo, y el empeño – muy conveniente y también histórico – en fomentar la dependencia y el mantengo en el Estado como mecanismo electorero para subir al poder sin mayores cuestionamientos del pueblo. Ello nos lleva a la ausencia de una cultura de trabajo provocada por el desmantelamiento de nuestras industrias y al trasiego de drogas que es combatido livianamente por los gobiernos que nos rigen.

PRI: El movimiento de Occupy Wallstreet se perfila como la versión norteamericana del “Arab Spring”. ¿Cuál es tu intuición sobre el mismo y qué efecto podría tener en nuestra isla?

RLL: Creo que es conveniente que la gente intente ocupar espacios que hemos internalizado como ajenos y no nuestros. Sin embargo, creo que en Puerto Rico estamos lejos de una movilización amplia debido al poco sentido colectivo que tenemos para plantear y resolver nuestros problemas.

PRI: En tu carrera como periodista, ¿qué reportaje(s) ha(n) logrado el mayor impacto en tu persona y qué aprendiste del mismo?

RLL: En cuanto al drama humano, sin duda la explosión de Río Piedras en el 1996. En cuanto a los eventos mas cotidianos, los juicios por corrupción me enseñan lo podrida que está nuestra clase política. En cuanto a figuras, las dos entrevistas con Filiberto Ojeda Ríos, me marcaron.

PRI: ¿Es difícil desligarse emocionalmente de una noticia que te apasione – ya sea en la cobertura de elecciones, en entrevistas o algo por el estilo? ¿Es un requisito hacerlo?

RLL: No es requisito hacerlo y usualmente no lo hago. Soy ciudadano y habitante de este país y de este planeta, no podemos cubrir como extraterrestres. Esto no significa tomar parte en una controversia, en esos casos es cuestión de ser justo en la presentación de todas las posturas.

PRI: Por Twitter has dado tu apoyo abiertamente a grupos como la Orquesta El Macabeo y Calle 13. ¿Sigues la escena local? ¿Qué otra música te gusta?

RLL: Sigo la escena local. Me gusta lo que ocurre en la calle con nuestros artistas y exponentes culturales que no reciben el apoyo del “mainstream media”, ahí me doy cuenta lo desconectados que están… los medios.

Escucho casi todo tipo de música, siempre y cuando esté bien hecha.

PRI: Finalmente, si pudieras compartir algún consejo para nuestros lectores – ya sea profesional o no – que entiendas debemos seguir para lograr un mejor país para todos.

RLL: Necesitamos construir un país cuyo norte sea la solidaridad y el colectivo.

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.