Entrevista: Eduardo destapa su Alegría Rampante

Comparte:

Fotografía: Damián Torres / Contribuciones por Alfredo Richner y Ferdy Valls

El suspenso se disipó entre los primeros acordes una vez Eduardo Alegría cantó sus primeras líneas como frontman de su súper-grupo, Alegría Rampante. Aquello que sonaba interesante en papel, cobraba vida entre las paredes de La Respuesta y comenzaba a sonar bien en realidad. Acompañado por sus nuevos colaboradores musicales, Eduardo lucía confiado y listo para compartir nuevos temas, luego de la reciente separación de los Superaquello. El público le dejó saber su aprobación con una cálida bienvenida.

Luego de la primera presentación del grupo como acto de apertura para Hello Seahorse! el pasado 17 de septiembre, nos acercamos a Eduardo para hacerle llegar unas preguntas sobre su experiencia en el debut, sobre su nueva banda y la disolución de Superaquello entre otros temas. Compartimos sus contestaciones – al igual que una fotogalería de Alegría Rampante en La Respuesta – a continuación.

PRI: Antes que nada, cuéntanos sobre tu experiencia el pasado sábado 17 de septiembre en La Respuesta. ¿Cómo te sientes luego del debut de tu nuevo proyecto Alegría Rampante en los escenarios locales?

Eduardo Alegría: Me siento satisfecho… aliviado, y bien orgulloso del colectivo… ¡El barquito flotó!

PRI: ¿Qué te pareció la reacción del público? ¿Sientes el mismo apoyo luego de – digamos la ruptura o descontinuación – de Superaquello, para con tu nueva música?

EA: Siendo esa nuestra primera presentación, yo me estaba concentrando en la coheción de la banda. No me estaba fijando, o preocupándome mucho, por la reacción del público… Créeme que soy muy de preocuparme y de estar pendiente. Pero para este debut, estaba concentrándome en la banda. Lo que logré percibir del público durante la presentacion fue, en general, buena onda.

Después del show, muchísimos compañeros, y algunos desconocidos, se nos acercaron para felicitarnos personalmente.

PRI: Algunos de los temas que tocaste surgen de una colaboración inicial con el guitarrista Harry Rag para la obra Esquina Periferia. ¿Cómo se dio ese proceso de colaboración? ¿Fue lo que te impulsó hacia este nuevo proyecto musical o Alegría Rampante era algo que ya veías venir?

EA: La realidad es que utilicé Esquina Periferia para iniciar el camino hacia Alegría Rampante… Ese era el plan.

Para “Esquina” lo que hice fué desarrollar una ficción dramática donde pudiera enmarcar mis canciones y usarlas para apoyar esa ficción. Mucho de esa ficción se desarrolló usando la cancion “Hotel Puerco Espín” como punto de partida. Ésta canción en particular es una colaboración entre Kristian Prieto y yo.

Básicamente, le entregué a Kris la letra y él le dio forma musical. ¡Soy muy, muy fanático de su trabajo desde hace años! Fue un lujazo para mí el que él se apuntara para Esquina Periferia. Creo que desarrollamos un buen rapport para ese show, y ha sido muy natural seguirlo hacia lo próximo.

PRI: La banda está compuesta de músicos conocidos dentro de la escena local por sus proyectos personales y participación en otros grupos – como un supergroup de músicos independientes puertorriqueños. ¿Se siente como eso? Descríbenos un poco quienes son cada uno y… ¿cómo acabaron todos juntos en este proyecto?

EA: Admito sin reparos que a veces me siento intimidado. Reconozco mis fortalezas y mi madurez como artista, pero a nivel puramente de musicianship, estos tipos me comen los dulces any day!!! Estoy aprendiendo mucho. ¡Otro lujo!

Como ya dije, soy muy fan del Harry Rag desde que escuché su música por primera ves en el 2006. 
Waldy (Eduardo Martínez) ya habia trabajado conmigo en Superaquello, y yo sabía la calidad de trabajo y buena onda que podía brindar al proyecto.

Gustavo y Juanto fueron recomendaciones de amigos. A Gus lo conocía de por ahí, pero no como músico. De más está decir que quedé en shock cuando pude ver su artistería en función. Gustavo es todo un artista solista y trae una sensibilidad bien especial al proceso.

A Juanto lo había visto tocar con Fantasmes y nunca me hubiera imaginado que se fuese a apuntar con el entusiasmo que lo hizo. ¡El tipo es una joyita! Buen músico y buenísima onda.

¡Me atrevería decir que la pasamos muy bien! Estoy muy, muy f’kin’ agradecido de contar con estos mostritos rampantes.

PRI: ¿Y el nombre de la banda? Obviamente sabemos de donde sale el “Alegría” – ¿pero qué te atrajo a “Rampante”?

EA: Estuve buscando esa palabra que acompañara mi apellido/palabra, y le diera alguna otra lectura, por par de meses. “Rampante” surgió en una reunión de amigos en casa. 

Mi amiga Gloria Soto, de Los Francotiradores De Melancolía, fue quien me llamó la atención hacia la palabra después de que alguien la usó, en inglés, en medio de una conversación…“rampage”… Ella sabía que yo estaba “shopping” el nombre de la banda e interrumpió la conversación para llamar la atención hacia la palabra… Todos los amigos allí presentes reaccionaron con entusiasmo.

Alegría Rampante me intrigó mucho. Tiene una violencia inherente que le da el toque rockero. Además, estos son tiempos tan grises y difíciles. Me encanta la idea de esta alegría rampante arrasando con to’a la miseria… ¡Ja!

PRI: Aunque ya Superaquello se había ido y vuelto, es inevitable sentir el anuncio que hizo la banda como el cierre de una era o etapa, no sólo para ti y los demás músicos envueltos en el proyecto, si no para la escena y el público que la sigue como tal. También está la realidad de que el material más reciente parecía apuntar hacia un futuro fructífero para la banda, con aún más caminos para explorar – aquí me refiero al EP Escúchate Ésta. ¿Es alguna de estas dos cosas cierta?

EA: Me siento cómodo contestandote a nivel personal.

El cese de Superaquello es uno de los eventos más grandes, retantes y transformantes de mi vida. Yo siempre decía de Superaquello: “This is what I did with my life – what I had to show.” Mi identidad, para bien o mal, estaba totalmente ligada a ese proyecto. El proceso ha sido bien doloroso, pero también ha traído mucha energía nueva y buena. Todo un sea change.

No sé muy bien qué representa la separación de Superaquello para la escena y el público que nos seguía como tal. Creo que los supers hicimos una labor aquí que no tiene igual… Creo que Superaquello tiene algo de “intocable” en este contexto local. Quisiera pensar que nuestra separación pueda ser el detonante para que aparezcan algunas bandas nuevas que lleven lo que nosotros hicimos hacia el próximo nivel.

PRI: Y de vuelta a tus nuevos proyectos. La recepción de “Esquina Periferia” fue espectacular con muy buenas reseñas en diarios locales como 80grados (nuestro escritor, Miguel Adrover, también la disfrutó muchísimo). ¿Tienes en mente volver al teatro ya sea para retomar la obra o alguna otra nueva?

EA: Esquina Periferia fué una grata sorpresa, y una validación de mi trabajo como artista independiente muy grande. Me encantaría continuar creando proyectos teatrales y performativos, aunque me intimida lo fokin cuesta arriba que es hacer ese tipo de trabajo aquí. La música es mucho más fácil de mover.

Me gustaría, ahora con Alegría Rampante, ver cómo pudiese unir más las disciplinas del teatro, el movimiento y la música. Quizás a través de los videos. Como hice con el video de “Cuerdo” que dirigí para Superaquello. Veremos a ver.

PRI: ¿Cuándo podemos disfrutar de otra presentación en vivo de Alegría Rampante? ¿Planes de alguna grabación o disco?

EA: Vamos a tocar en el cuarto álbum release de Campo-Formio, el 7 de octubre en La Respuesta y el pasado 26 de septiembre comenzamos a grabar par de temas en Little Big Audio de Nicolás linares.

¡Espero tenerles un regalillo pa’ la Navidad!

PRI: ¡Esperamos que así sea! Nos hemos portando bien este año. Creo. ¡Mucho éxito y nos entusiasma el poder presenciar la evolución de tu música a través de Alegría Rampante! Estaremos escuchando.

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.