Entrevista: Francisca Valenzuela

Comparte:

Para los fanáticos de la música independiente no debe ser sorpresa ya que se mencione a Chile como uno de los países a la vanguardia de géneros como el “indie pop” y lo alternativo. Artistas como Dënver y Javiera Mena se mencionan con frecuencia en las blogosferas de otros países hispanos y hasta suenan en la radio local (aunque limitadamente, pero hay que agradecer que en Puerto Rico existan nuestros amigos de Frecuencias Alternas). Francisca Valenzuela pertenece a esta generación de nuevas voces chilenas, que a través de un esfuerzo auto-gestionado han logrado proyectarse a través del Internet hasta nuestros audífonos y pantallas.

A sus veinticuatro años, la joven pianista, compositora y cantante ya ha viajado el mundo con sus dos producciones – Muérdete La Lengua (2007) y Buen Soldado (2011). Recientemente se presentó en el Cannes Film Festival, en el primer Lollapalooza celebrado en Chile, y hasta compartió el escenario junto a Bono durante un concierto de U2 para cantarle al público chileno. Próximamente se estará presentando en el festival de Austin City Limits y en Nueva York como parte de su gira de promoción para Buen Soldado en los Estados Unidos.

Conversamos con Francisca sobre su nuevo disco, su desarrollo como artista independiente y sobre las manifestaciones por parte de la comunidad estudiantil chilena que se han estado dando en su país, entre otros temas.

PRI: Habiéndome familiarizado con tu trabajo una vez se nos brindó la oportunidad de hacer esta entrevista, quería comenzar felicitándote por todos los logros que has cosechado en tu joven carrera – y más aún por haber decidido permanecer como artista independiente para tu segunda producción luego de estos. Espero que de la misma manera, esta entrevista sirva de introducción a tu música para nuestros lectores.

Francisca Valenzuela: Muy bien. ¡Excelente!

PRI: Comencemos hablando entonces de tu nueva producción. Buen Soldado me parece que es un disco que presenta varias caras. Contiene distintas voces, personajes y temas – en fin, es un disco que se caracteriza por su variedad. ¿Antes de comenzar a trabajarlo, te lo imaginabas de esa manera? ¿Cómo lo describirías tú?

FV: Yo creo que tienes razón en el sentido que sí es un disco que muestra varias facetas y tenía en mente que quería explorar y hacer un pleno crecimiento de algún tipo a la hora de hacer este nuevo disco. Y luego cuando ya empecé a componer y tenía un poco la paleta de canciones, y ya aún más cuando empiezo a trabajar con los productores, se me hizo claro de que había una oportunidad para hacer varias cosas distintas – ya sea a nivel temático con las canciones, y en el musical. Quería en el fondo incorporar nuevos sonidos, explorar las diferentes posibilidades de arreglos, de instrumentación, de formatos de banda.

Así que de todas maneras sabía que quería hacer algo un poco más fresco y como yo, de exploración, un poco más lúdico y que abarcara el espectro completo desde lo más quizás serio o folklórico o personal, a lo más pop o rock o producido, digamos, musicalmente.

PRI: Habiendo escuchado tu primera producción, Muérdete La Lengua – algo más rockera y feroz – es notable la movida hacia un sonido más pop en partes. ¿Qué dirías que propició ese cambio?

FV: Yo creo que simplemente las canciones en sí. A la hora de hacer los arreglos y de ver como se van a dar las canciones, tiene que ver netamente con la canción, lo que quiere – cómo se optimiza esa canción. Y en el caso de Muérdete La Lengua había como una línea, un hilo conductor o una cohesión en el sentido de que las canciones eran más bien de un espíritu de angustia adolescente. [Se ríe]

Entonces en el fondo se vistieron de una forma más rockera y los productores con los que trabajé en ese momento también eran un poco más rockeros, de banda orgánica de rock digamos, como vertical – de formato más tradicional. Y yo sabía que iba a incorporar un poco más de música ya sea bailable o electrónico o liviana en unos casos, en unos casos más balada y cosas que no había hecho. Entonces también cuando vi las canciones, no quería forzarlas a tener un espíritu que no tenían. De esa manera entonces las vestimos de acorde al espíritu de la canción.

Y habían unas que calzaban en un marco más rockero como “Entrevista” quizás, o como “Crónica”, que igual es folklórico pero es como rockero – y habían otras que naturalmente tenían que ser más “pop-eras”. Porque en el fondo “Que sería” por ejemplo o “Los que siempre arrancan” en ningún momento yo los escuchaba en mi cabeza como algo que tenía que ser más pesado y más “guitarreado”, si no que más bien funky y más bien entretenidos y más bien coquetos.

PRI: ¿Cuál ha sido la recepción del nuevo trabajo en tu país? ¿Alguna resistencia por parte de los fans que quizás no veían ese cambio venir? ¿O lo han recibido con brazos abiertos?

FV: Totalmente abierto y para nada he sentido ningún tipo de resistencia. Y creo que saben y sienten que ha sido un crecimiento totalmente natural, digamos. No es un cambio tan abrupto tampoco, porque en el fondo igual, si tu fueras a ver el show en vivo – pongámoslo en ese caso – se mantiene el mismo formato, se mantiene el mismo espíritu, se mantiene el mismo nivel de actividad de banda, de tocada en vivo digamos, de una cosa orgánica, de rock orgánico con banda. Entonces en ningún momento se sintió un cambio tan abrupto porque no estoy haciendo ni hip-hop ni música experimental, así que hay una recepción súper positiva.

Y yo creo que realmente se hace un buen balance, porque en el fondo si bien quizás a alguien no le guste un tema que sea más “pop-ero”, sí puede ser que le guste un tema que se llame “Salvador” o que sea más de crítica social – que también tiene un espíritu rockero; si bien no es una canción ruidosa, es una canción de crítica, una canción de alzar la voz, que tiene que ver con el espíritu ese rockero. ¿No?

PRI: ¿Tienes escogido algún tema como próximo sencillo? Los primero dos, “Qué sería” y “Quiero verte más” enseñan ese lado más “pop-ero”. ¿Quizás alguno que muestre otra de las caras del disco?

FV: Me encantaría a mí en particular promocionar un tema como “Buen soldado” por ejemplo, que me encanta temáticamente y visualmente creo que es muy entretenido… la historia. Es una canción que me gusta mucho del disco. Y también por ejemplo canciones como “Corazón”, que es una balada – no balada, pero es una canción oscura, lenta – también me encantaría tener la oportunidad de promocionarla más.

Pero de todas maneras es igual, en vivo, en los concierto, se presenta la mayoría del repertorio y la gente que le interese mi música, que se va acercando a ella, de una manera u otra llega a la variedad de las canciones y tengo la oportunidad de mostrar todas las facetas y me parece bien.

Así que lo bueno de los sencillos y canciones que uno promociona es que son un poco como las puertas de entrada y la tarjeta de invitación para que sigan adelante conociendo tu música y vean todas tus diferentes habilidades, historias y mensajes.

PRI: Mencionaste “Buen soldado”. Creo que esa tanto como “Entrevista” y “Crónica” son varias de las canciones en el disco que se presentan como historias, incluso algunas escritas desde una perspectiva masculina. Y también tienen ese elemento visual bien presente. ¿Cómo es le trabajo de crear estos personajes y redondear sus perspectivas? ¿Qué utilizas para esa inspiración? ¿Se te más difícil escribir desde esa perspectiva masculina?

FV: Realmente tiene que ver mucho con la imaginación y la espontaneidad del momento. A veces una cosa como que se me ocurre de momento, de pronto estoy componiendo algo y se me ocurre la idea y empieza a salir solo. Y mira, ahora estoy mirando la perspectiva y digo: hay una canción que habla acerca de una entrevista de trabajo, de un revolucionario – porque hay veces también que me lo propongo.

Por ejemplo, justamente en el caso de “Salvador”, quería hacer una canción que hablaba acerca de la carencia de liderazgo político – decidí que quería hablar de ese tema. Entonces me planteé tentativo de una manera más lúcida, de una manera más asertiva y consciente. En ese caso fue un desafío pero al mismo tiempo fue emocionante cuando pude ir avanzando en esa idea, verlo concretarse, fue muy bonito y muy emocionante poder mostrar ese contenido.

Pero a veces es más espontáneo y es mucho más como una fantasía que surge así como por lo entretenido, por el querer contar otra historia, por querer no tener que escribir y cantar y presentar siempre desde la perspectiva de “mí” y “yo”, esa mujer joven en esta sociedad – si no que también probar ser otros personajes y contar otras historias y otras voces.

Y también en el fondo uno se imagina ciertas cosas y es entretenido por contarlas. Yo siento con “Buen soldado”, yo empecé a escribir la canción y tenía esos primeros tres acordes y se me hacía este cowboy como Clint Eastwood entrando a un bar y dije: “¡Ah no! De seguro esta canción debería ser el soundtrack de la vida de este soldado chauvinista, ¿no?, que camina por las cantinas.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/11321827″]
Buen soldado – Francisca Valenzuela

PRI: Sí – y está excelente, en realidad. Haces muy buena representación visual y en términos de la musicalización te puedes imaginar a este personaje caminando por ahí.

FV: ¡Qué bueno! ¡Qué bueno! ¡Muchas gracias! [Se ríe]

PRI: Y en cuento al proceso de grabación del disco… ¿Te diviertes en el estudio? ¿Es un proceso colaborativo o trabajas más por tu cuenta en las canciones?

FV: La parte de composición es más solitaria, lo hago por mi cuenta, generalmente sola y lo hago en piano, en guitarra, con herramientas medias. Y luego ya habiendo un cierto repertorio desarrollado busco colaboradores, en especial en la producción. En este caso trabajé con dos productores muy buenos. El primero es un productor chileno que se llama Vicente Sanfuentes – y en el caso de él, después de tener mis canciones listas, nos juntamos, y él ayuda a hacer como la visión de las canciones, la selección de las canciones.

Y luego incorporamos a otro amigo más, a otro productor que se llama Mocky que también ayudó en los arreglos, en la instrumentación. Y se hace un trabajo más de taller, de sentarse a tocar las canciones, desarrollar los arreglos, a decir: ésta va a ser lenta, va a ser rápida, con piano, con batería, sin piano, sin batería – qué se yo, así. Entonces tengo la suerte que siempre hay una oportunidad entretenida para buscar colaboradores, en especial en la producción, que puedan aportar excelentes ideas y que los discos no serían igual sin ellos.

PRI: Leí que comenzaste a tocar piano desde bastante pequeña. ¿Qué te atrajo al instrumento en primera instancia? ¿Cuándo te diste cuenta de que era una destreza que perseguirías profesionalmente?

FV: Siempre estuve haciendo cosas artísticas de muy pequeñita y como bien dices empecé a estudiar piano muy chica – piano clásico, que me mantuve estudiando por diez años… un poco más. Y yo creo que empecé a darme cuenta que era una actividad importante y obviamente un poco más seria para mí cuando ya estaba triunfando de la secundaria.

Estaba tocando ya en bastantes lugares en Chile sola. Puro piano en puros bares de jazz, en un circuito bastante “indie” y “underground” en Santiago. Y sucedió que luego tenía composiciones y por casualidad de la vida conocí a unos músicos – que en ese momento yo estaba muy metida en la cosa de la música, tampoco así como de amigos, y era una cosa más solitaria – conocí a unos músicos que me llevaron eventualmente a conocer los productores del primer disco.

Y ellos fueron un poco como un buen amigo que me impulsaron muchísimo a trabajar en esto y lo hice de una manera totalmente independiente, con la colaboración de dos personas, para ir logrando el disco y cerramos el disco… Me acuerdo que en ese momento yo fui a todas las discográficas y todas me dijeron que no. Afortunadamente para mí, había surgido en ese mismo tiempo el MySpace y el sistema digital de la distribución musical y eso fue un poco lo que a mí me ayudó a acelerar cierta respuesta de parte de la gente y fui a la radio con mis canciones y les gustó y las empezaron a tocar.

Y de pronto empezó como a convertirse en una actividad más profesional, con una visión, una actividad, una ambición, un fin un poco más serio. ¿No? Y de pronto ya tenía un disco, se armó una banda, empezamos a tocar – y ahora ya flash forward cuatro años más y estoy acá. [Se ríe.]

PRI: Dentro del panorama latino se perfila una nueva ola de voces femeninas entre las esferas del pop y el indie – Carla Morrison, Natalia Lafourcade, Ximena Sariñana desde México, Rita Indiana desde la República Dominicana, Javiera Mena y tú desde Chile. Muchas de ellas se dieron a conocer también por los medios sociales. ¿Te sientes parte de un movimiento? ¿Sigues las carreras de tus contemporáneas? ¿Te ayudan a mantenerte de alguna forma competitiva?

FV: Yo creo que las redes sociales son una variante primordial en este caso. Creo que son plataformas legítimas y sumamente funcionales que ayudan a mostrar lo que uno hace – y en ese sentido creo que sí me siento parte de una generación que ha utilizado esta herramienta y son de una manera independiente y de mucha auto-gestión y auto-suficientes.

Salvo a Rita Indiana, que tuve la oportunidad de verla en Nueva Jersey – era la estrella máxima de todo el festival porque era increíble, he tenido la oportunidad de conocerlas a todas y me siento parte de esa generación que somos todas bastante colaborativas, bastante asertivas y lúcidas en que estamos haciendo nuestra cosa por nuestra cuenta.

Creo que sí, es súper entretenido – y creo que tiene sus pros y contras mantenerse un poco más independiente y un poco más “hands on” digamos. Pero yo creo que realmente tiene sus beneficios y sin duda uno tiene que mantener una cierta productividad, y eficiencia y lucidez para seguir adelante. Porque ya no se trata únicamente de generar un contenido entretenido y música y lo visual y todo – pero también es saber manejarlo, desarrollarlo y difundirlo y hacer que crezca y que se mantenga vivo. ¿No?

PRI: Y ciertamente con el éxito de tu disco anterior podrías haber firmado con una disquera. ¿Qué te motivó a mantenerte como artista independiente? ¿Cuál dirías que es el reto mayor dentro de tu carrera dado ese estatus?

FV: Yo creo que tenía que ver principalmente con el no querer ceder ciertas cosas que comprometen mi integridad artística. De todas maneras, si aparecieran las condiciones correctas para estar con una discográfica, en el momento correcto, con la persona correcta, sin duda – si me siento cómoda y me parece bien – uno toma esa oportunidad sin problema.

Yo creo que no surgió esa oportunidad y por lo tanto no estaba dispuesta a sacrificar ciertos compromisos a los cuales hay que llegar que no creo que son interesantes y creo que en muchas ocasiones también genera mucho riesgo. Especialmente en el mundo de hoy donde está cambiando esta industria de manera velocísima.

Creo que el desafío mayor es tratar de mantener un emprendimiento que no solamente se pueda sustentar digamos económicamente – porque para mi fortuna tuve la oportunidad de salir un poco más de Chile y tocar fuera y han habido invitaciones e interés y mantener eso andando – pero también mantener el sistema de manera transversal activo y funcionando bien y aprovechando y optimizando toda oportunidad. Yo creo que probablemente la diferencia está en el sentido que un sello discrográfico puede tener cientos de personas trabajando por un artista alrededor del mundo – uno quizás tiene tres. [Se ríe.]

Afortunadamente hay herramientas que permiten que se difunda lo que uno hace – y si lo que uno hace es bueno, y yo creo que si es auténtico, habrá respuesta positiva. Pero yo creo que mantenerlo un poco todo bajo control y realmente optimizar las oportunidades y estar siempre al tanto a veces es un desafío grande, pero también es posible. Cada día hay más ejemplos de artistas que están haciendo cosas de una manera un poquito menos convencional pero aún de manera igual de efectiva y de “mía” y de artística.

PRI: ¿Cómo describirías la escena musical en Chile? ¿Existe gran aceptación de la escena independiente, ya sea por parte del público, de los medios publicitarios, la radio, etc.?

FV: Yo creo que sí – creo que cada día más. Hay una escena en Chile muy buena – muy, muy buena – ahora de música independiente. Independiente me refiero a que no hay presencia discográfica – aquí no hay multinacionales – que es una cosa de mucho auto-gestión y auto-publicación en general

Yo creo que los medios tradicionales están lentamente abriendo sus puertas y sus ojos a incorporar de manera más masiva música Chilena, especialmente de la independiente no de la avanzada un poco más tradicional. Y yo creo que eso está sucediendo, cada día hay más y más interés en los artistas chilenos, cada vez hay mayor plataforma para que lo que hay hoy en día sea escuchado y cada vez hay más interés de parte del público para tenerlos en mente como artistas interesantes.

Yo particularmente, mi caso ha sido muy entretenido y súper privilegiado porque he tenido aceptación de parte de la prensa tradicional y también de parte de la alternativa y del público general y el público también más alternativo. Y en ese sentido ha sido un equilibrio y una simbiosis como de dos mundos muy bueno y creo que se está dando con muchos más artistas, de tener una oportunidad de hacer cosas masivas como yo – que es decir, vamos a tocar un evento de 40,000 personas en la calle – hasta de poder hacer un programa especializado de música o tocar en un club de jazz, digamos.

Hay una aceptación y un interés y una organización nueva que está lentamente surgiendo de manera ya ahora ojalá con más fuerza en los medios tradicionales además de los medios alternativos – que también son de mucha credibilidad y de variedad de opinión, pero obviamente los menos masivos, que es lamentable también.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/4357819″]
Los Poderosos – Francisca Valenzuela

PRI: En Puerto Rico pudimos ver el año pasado como un movimiento estudiantil hacía frente al gobierno que si bien en un momento supo hacer ruido local e internacionalmente, se vio aplastado por la maquinaria política y la falta de apoyo del pueblo en general. Igualmente se convocaron marchas y hubo paro nacional por el descontento en general que se vive en el país. Todo esto hace eco con lo que vive Chile en la actualidad. ¿Cómo describirías la situación en Chile con respecto a las manifestaciones estudiantes y del pueblo en general – y si puedes compartir tus posturas al respecto?

FV: Yo creo que absolutamente hay una cosa ahora que ya traspasó de lo estudiantil a ser un movimiento ciudadano. Yo creo que hay un descontento general y una situación que se siente en muchos países de nuestro planeta, pero no sólo en Chile llegó a un punto que ya es como que la gota que rebasó el vaso. Porque no solamente se trata ahora de un descontento general porque hay como cierto abuso de la ciudadanía, que se sienten un poco defraudados de ciertas medidas que supuestamente iban a mejorar su sistema de educación y fuera de la educación también – y que ahora además la respuesta del gobierno, que debería ser para apaciguar y en el fondo conciliar las partes, no ha sido la mejor. [Se ríe.]

Yo creo que es solamente echarle como más leña al fuego en ese sentido porque va a provocar la reacción ciudadana que estamos todos muy hartos – y hay muchos casos. Yo creo que lo que partió todo esto, que fue la petición estudiantil digamos de la fiscalización de los créditos estudiantiles para estudiar sin deudas exhorbitantes – porque en este momento en Chile es una cosa estudiar, si no tienes el dinero para hacerlo es como una condena ya máxima por el resto de la vida, un poco menos – es un punto validísimo y es perfecto que se manifieste.

Y no puedo entender cómo llegamos hasta el día de hoy sin eso ser corregido en el sistema. Así que en ese sentido encuentro que es increíble – luego que se incorporen nuevas peticiones desde la reconstrucción de escuelas después del terremoto, hasta la asequibilidad de la educación – es un abanico amplio de peticiones que tiene que haber algún tipo de sesión en este gobierno para poder realmente avanzar en un tema tan importante.

Creo que además se ha sumado la ciudadanía a esta voz de descontento en general porque en el fondo ha habido una serie de acontecimientos que han amplificado el malestar de la ciudadanía – por los políticos corruptos, por mal manejo de las finanzas de la ciudadanía, por un aprovechamiento en el fondo de la pasividad de la ciudadanía.

Y hay que ver qué pasa exactamente – hoy estaba viendo en las noticias qué paso con un joven que murió baleado en Chile por un carabinero o un policía. Y está tremendo. Está muy, muy terrible. No sé qué va a pasar y creo que el gobierno realmente ha sido muy poco hábil en sus respuestas, en dar algún tipo de explicación. Y por lo menos es hora que se comience a aparecer una disculpa pública en lo mínimo – lo cierto porque realmente veo que es increíble como si bien todas personas que quieren ser estudiantes llevan marchando por unos meses ahora ya es una ciudadanía exterior y descontenta. Que creo que demuestran el poder de la gente y como pueden paralizar un país.

PRI: Por lo menos en Puerto Rico hay un sector que se puede solidarizar mucho con la situación que están pasando en Chile.

FV: ¿Y en Puerto Rico al final pasó algo? ¿Se dieron medidas educativas o no?

PRI: Yo diría que hubo un estancamiento. La gente se cansa de pelear y se reanudan las clases y se desorganiza de nuevo lo que era el movimiento. El sentir está ahí, pero necesita una reorganización para que empiecen a suceder cosas a su favor. Como que se desinfló…

FV: Sí. Qué fuerte esa cuestión.

PRI: Definitivo. Pero bueno, para terminar en una nota más positiva… Nos gusta preguntarle a artistas de otros países por música de sus escenas locales que nos puedan recomendar. ¿Algún artista de la escena en Chile?

FV: Recomiendo muchísimo a un artista que se llama Gepe de Chile – muy, muy bueno, cantautor. Y también otro cantautor que se llama Ismael Oddo.

PRI: Perfecto. ¡Un millón de gracias! Fue un placer conversar y espero que en algún momento te traiga tu música para Puerto Rico.

FV: ¡Espero! Espero ir pronto, me encantaría. Ahora que estoy en Estados Unidos y he conocido tanto puertorriqueño, estaría encantadísima de poder ir para allá y realmente conocer.

Francisca Valenzuela

Website | Facebook | Twitter
Segundo trabajo discográfico, Buen Soldado, lanzado independientemente en Chile en marzo 2011. Actualmente Francisca se encuentra de gira por los Estados Unidos, próximamente presentándose en Texas y en Nueva York.

Gira 2011 – Estado Unidos

AGOSTO // 18 – Yoshi’s (Oakland, CA) / 19 – Elbo Room (San Francisco, CA) / 26 – Levitt Pavillion @ McArthur Park (Los Angeles, CA) / 27 – Troubador (Los Angeles, CA) / 28 – Viva los Dodgers (Los Angeles, CA)

SEPTIEMBRE // 16 – Austin City Limits Festival (Austin, TX) / 20 – Joe’s Pub Summer Salon Series, Cooper Square Hotel (New York, NY)

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.