La Calle 13 explota en la Sultana del Oeste

Comparte:


Fotografía: Danille Torres

VISITA LA FOTO-GALERÍA DEL EVENTO

Tras siete largos años viviendo como estudiante en la Sultana del Oeste -mejor conocida como Mayagüez, Puerto Rico- puedo concluir con facilidad que ese pueblo lo hacen los estudiantes del ‘Colegio’. ¿No me creen? Los invito a que pasen un fin de semana por el municipio a ver qué encuentran… Entonces no debe sorprender a nadie el que Mayagüez sea cuna para eventos musicales masivos dirigidos precisamente a los estudiantes que habitan allí durante la semana de clases.

He aquí donde las cerveceras aprovechan para hacer su promoción y algunos estudiantes deciden dejar sus becas – seguramente otro tipo de inversión para sus futuros. Gracias a este intercambio socio-económico he podido ser testigo de algunos de los mejores actos musicales en vivo que han pasado por la isla – y hasta los más horrendos. El pasado jueves 18 de agosto tuve la dicha de por fin asistir a una presentación del grupo más querido y más odiado de nuestro país, Calle 13, como parte del concierto Gasolina Revolution. La aclamada banda – ya todo un éxito internacional – hizo su regreso a los escenarios de Puerto Rico luego de dos años de ausencia para dar a conocer por primera vez en vivo los arreglos musicales para Entren los que quieran, su disco más reciente y maduro.

Quizás les sorprenda a nuestros lectores de otras partes del mundo el que René, Eduardo y familia hayan esperado tanto para debutar su disco en tarima dentro de su propio país. La última vez que los vimos por acá fue para Los de atrás vienen conmigo en el Coliseo de Puerto Rico – entonces vino el famoso fashion show de René en los premios MTV Latino, seguido rápidamente por la reacción desmedida del gobierno local. Pero todo eso quedaría en el pasado en el muelle de Mayagüez.

El público pedía a gritos la salida de la banda, luego que se presentaran Foglia, conocidos localmente por su tema “Dime que hay”. Los visuales comenzaron con un conteo regresivo de un minuto, consistente con la promoción de Entren los que quieran – entiéndase más como una bomba que como una despedida de año. Entonces la Calle 13 explotó con su “Baile de los pobres” entre ritmos arábigos y los estallidos de la sección de viento. Si te hubieras resistido a la invitación que le hizo Residente al público para bailar y sudar como dementes, no lo hubieras logrado ya que había tanta gente allí que el calor corporal de los presentes era inevitable.

Sin perder nada de tiempo, la banda se lanza a “No hay nadie como tú”, la cual encajó perfectamente con el ritmo de su precursora. Le siguió a ésta la fusión de ska y merengue à la Desorden Público, “Vamo’ a portarnos mal”, y la banda continuaba echando leña sin miedo a la energía que había allí.

Entonces Residente decide cambiar el mood con “Ven y critícame”, explicando al público la importancia de la crítica – y aquí está el detalle – y de conocer a lo que se critica. De aquí en adelante el concierto tomaría un giro distinto, con la banda exponiendo temas quizás menos esperados por el público, pero igual o más importantes dentro de la discografía de Calle 13. Por ejemplo, uno de los cortes nuevos más destacados e inspirado por la música de Ennio Morricone y los Spaghetti westerns (y Red Dead Redemption), “La Bala”. Éste toca un tema muy cercano a la situación que vivimos en nuestra isla con respecto a la violencia y el rol que juegan las armas en nuestro diario vivir, a través de un memorable recuento de la vida de una bala.

Le siguieron versiones totalmente distintas de “Suave” y del tema “Chulin Culin Cunfly” (popularizado junto al rapero local Voltio) en donde los coros se fueron por la línea del rock y con mucha agresividad. Ésta última sin duda una de las canciones más divertidas de la noche y una grata sorpresa.

Los temas de la inmigración y la unidad entre pueblos no podían faltar dentro del repertorio de Calle 13 y aquí se abrió paso para “Pal’ Norte” y “Latinoamérica”, dos de los cortes más poderosos de la noche y de la banda. Aquí pude ser testigo de la desgarradora voz de Ileana, la Peje 13, de quien aún esperamos un proyecto solista que demuestre el poderío de su voz y la coloque como artista dentro del panorama actual latinoamericano, ahora lleno de voces femeninas destacadas como Carla Morrison, Rita Indiana, Javiera Mena y Francisca Valenzuela. Su voz es un complemento perfecto al profesionalismo de la orquesta dirigida por Eduardo y la interminable energía de René en la tarima.

Residente, como esperado, aprovechó los pequeños interludios entre canción y canción para dejar saber su pensar sobre temas como la educación accesible para todos, el apoyo a los medios alternos de comunicación y su oposición al proyecto del gasoducto en Puerto Rico. El cerrar de la noche se lo dejó a las famosas cadencias de nuestros hermanos colombianos con “La Cumbia de los aburridos” y para finalizar, la “Fiesta de locos”, donde exclamó que a un concierto de Calle 13 no se viene con ropa bonita ni maquillaje. Bueno saberlo para la próxima.

Ya en las primeras horas del viernes la incansable Calle 13 se preparaba para continuar su gira en México, pero no sin antes haber logrado su cometido: una presentación explosiva con música de la más alta calidad, como muy pocas de las que he podido presenciar en los años que llevo viviendo en el oeste de Puerto Rico. Sí, lo sé – me tengo que graduar ya, pero eso es tema para otra ocasión.

Calle 13

Website | Twitter | Facebook
Álbum Entren los que quieran contiene los sencillos “Vamo’ a portarnos mal”, “Calma pueblo”, “Baile de los pobres”, “Muerte en Hawaii” y “Latinoamérica”. Lee nuestra reseña del disco aquí.

Damián es ingeniero graduado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez; programador de día y cineasta de noche. Actualmente recide en los Estados Unidos, por lo que va a mejores conciertos que el resto del equipo de Puerto Rico Indie con frecuencia.