Reseña: Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2

Comparte:


Diana Campo Rossy, quienes algunos recordarán de sus reseñas de la cuarta temporada de Mad Men para PuertoRicoIndie.com, lleva reseñando la serie completa de adaptaciones de Harry Potter a la pantalla grande para nuestros amigos de VorticeOnline.com bajo el título de “El niño que sobrevivió”. Es por eso que resultó ser la persona ideal para representar a nuestro equipo y atender a la función especial de la última película en la serie. Disfruten de su reseña a continuación y no olviden pasar por Vórtice para disfrutar de sus demás escritos sobre Harry Potter.

Reseña: Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2
Por: Diana Campo Rossy
Especial para PuertoRicoIndie.com

El primer consejo que debo dar a todo el que tenga planes de ir a ver Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2 es que revisiten la primera parte previamente. No sólo la película retoma el hilo de la primera parte sin gran aguaje de una recapitulación, sino que tampoco se dedican a explicar los sucesos que han llevado a los personajes a estar donde están. Debo admitir que al principio estaba un poco perdida y que me tomó un tiempo considerable recordar algunos de los sucesos determinantes de la parte anterior.

Para lo que no necesitamos preámbulo es para la sensación de asombro que nos provoca gran parte de la película. Mientras la primera parte tenía una sensación predominante de aislamiento para los personajes principales – Ron, Hermione y Harry, – esta segunda parte se trata de reuniones. Todos aquellos personajes que nos apasionaron y enamoraron a través de la serie reaparecen en esta última parte para otorgarle un adiós muy digno.

El filme retoma el hilo con la búsqueda de Harry por los horcruxes finales, cuya destrucción garantizará la mortalidad de Voldemort. Luego de una negociación fallida con el duende Griphook (empleado del banco Gringotts), Harry, Hermione y Ron regresan (via dragón noruego) al ruedo del conflicto, hasta lograr ingreso nuevamente a Hogwarts, a pesar de las fuertes medidas de seguridad por parte del nuevo director, Severus Snape. Aún a estas alturas de la serie, nos presentan nuevos personajes, como por ejemplo Aberforth Dumbledore, hermano de Albus (el fallecido director de Hogwarts). No obstante, estas presentaciones tienen poca o ninguna fuerza emotiva dentro del filme.

Lo que propina el golpe de emoción son las reuniones: cuando Harry se reúne con sus compañeros de Gryffindor, cuando Minerva McGonagall se enfrenta a Severus Snape, o cuando todos los profesores del colegio se unen para la confrontación final con los mortífagos. Tengo que decir que esperé mucho tiempo y con muchas ansias para ver esta batalla, y no me decepcionó. Lo que pudo haber sido una orgía visual de manchas confusas y luces deslumbrantes, fue en realidad un despliegue de la humanidad y la unión de todos estos personajes con la  idea de vencer a Voldemort.

Las actuaciones fueron, sin excepción, inmejorables. Todos los actores estuvieron en su punto, y hay que darle loas a Alan Rickman, intérprete de Severus Snape, por brindarle a su personaje – hasta ese momento, el epítome de lo siniestro y malicioso – una nueva perspectiva. La explicación que nos dan acerca de los motivos de Snape para hacer todo lo que ha hecho puede que muchos la sepan, pero su ejecución en este medio le añade un poder emocional que rara vez se ve en este tipo de adaptación. Prepárense, no para llorar, sino para sollozar en la sala de cine.

Hay que admitir, sin embargo, que el epílogo, en la película al igual que en el libro, es absolutamente dispensable. No aporta nada a la sensación de conclusión. Cortar la película al final de la penúltima escena hubiese sido igual de impactante, y no nos hubiese diluido la experiencia. Aún así, estoy segura que hay quienes disfrutan de esos fragmentos de condescendencia. Estarán felices de que hayan sido fieles al libro.

Es placentero ver que el director, David Yates, logró acoplarse con la serie para crear la obra de arte que ha resultado ser esta película final. Sus primeras dos entregas (Harry Potter and the Order of the Phoenix, Harry Potter and the Half Blood Prince) no son malas películas, pero tienen unas problemáticas que son más que evidentes para el mero ojo aficionado. Con esta entrega final, podemos decir que no fue una mala decisión en lo absoluto colocar a Yates al mando de la serie. Ha logrado crear un filme que bien sabe lo que es: el final de no sólo una serie, sino de una era, una época, una etapa importante en la vida de todos los fans de Harry Potter. Y en lugar de caer en la trampa de la rimbomba épica donde se sueltan todos los cartuchos a la vez sin preguntar por qué, Yates ha logrado entregarnos un final épico sin ser estridente, algo solemne, algo que nos toque el corazón sin dejarnos ciegos.

cuatro estrellas y media

.

¡Disponible en San Patricio Plaza!

Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2 | 112 min | Acción, Aventura, Drama, Fantasía
Director: David Yates | Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint
Exhibiéndose en los cines desde el jueves 14 de julio de 2011.

• Véanla • para disfrutar de como el director David Yates ha logrado ponerle punto final a la popular serie de libros. Si te gusta el espectáculo de magia, combinado con buenas actuaciones y dirección.

• Evítala • si no sabes de qué estamos hablando.

Estas fotografías tomadas son del pequeño pabellón publicitario instalado en el 2do piso de San Patricio Plaza para celebrar el fin de la serie de películas de Harry Potter. Lo que tienen en despliegue son props reales que se utilizaron en la producción de las películas. El pabellón está abierto al público a partir del 7 de julio. Crédito: Diana Campo Rossy

Comparte: