Reseña: Macabeo, Campo-Formio y Los Petardos! para la AWF en La Respuesta

Comparte:

La AWF (Artist Wrestling Federation) es una liga de artistas del área metropolitana de Puerto Rico que se han unido para enfrentarse en batallas de cuadrilátero como en la lucha libre – pero lleno de pinturas y un canvas. El pasado sábado 9 de abril se llevó a cabo el “Hall Of Fame” de la federación en La Respuesta en Santurce para conmemorar ediciones anteriores del evento y disfrutar de una batalla colosal entre los artistas/personajes de la AWF. La iniciativa de estos muchachos sin duda ha funcionado: logran fusionar las artes teatrales y la pintura de una forma creativa a la vez que exponen su trabajo a nuevas audiencias.

El “Hall of Fame” también sirvió como espacio musical, con la participación de tres de las bandas más trabajadoras dentro de la escena de música independiente de la isla, Los Petardos!, Campo-Formio y la Orquesta El Macabeo. Desde Moca vinieron Los Petardos! a repartir rock ‘n’ roll con gandules- así mismo descrito en su primera producción discográfica. Esta especie de rock playero, que cuenta como influencia al surf-rock californiano y el rock ‘n’ roll de los 80′s al estilo de Iggy Pop, le levantó los pies del piso a varios en el evento.

Dentro de su repertorio estuvieron las canciones “OK! Lo Ineludible”, “Los Locos. Los Mejores”, “Acábeme” y un cover del famoso corte de Los Saicos, “Demolición”. Me gusta como la guitarra del grupo se atreve a jugar con las convenciones del género pero sin perder la propulsión y agresividad necesaria para mover a la gente. Sin embargo, algo noté diferente durante la presentación: la recepción que recibe la banda en el área metro versus la que recibe en el oeste. He tenido la oportunidad de ver a Los Petardos! en ambos lados de la isla y el “feel” fue bien distinto… Algo de la energía se perderá en el viaje o quizás la audiencia en Santurce no es igual de receptiva a la banda. O quizás más de la atención se la llevaron los artistas de la AWF que pintaban en el ring simultáneamente.

Esperando por Campo-Formio aún no lograba contestarme la interrogante sobre el elemento “especial” en la presentación de la banda que nos venían advirtiendo sus miembros por las redes sociales. Al abrirse el telón nos encontramos de frente a los tres integrantes – Fernando (guitarra, voz, teclado), Ricardo (bajo, voz) y Diego (batería) – vestidos como pájaros de descendencia Maya o Inca, todos dentro de un nido y con sus respectivos cascarones. Lo que iba a salir de ahí era el canto corrosivo del Ave Madre.

Campo-Formio comenzó con “Palm Thrusting/Canción de Playita Contaminada” para avisarle a los allí presentes que todo iba a estar bien. La fuerza detrás de esta canción se remontaba a la escena punk al principio de los ’80s – lo que faltaba era que llegara la policía a acabar con el show. De seguido “Candyflip” sonó con toda la fuerza que caracteriza al trío, unido ahora con suficiente potencia musical como para destruir al gran dragón. Esta canción bastó para que los chicos en el “dancefloor” comenzaran sus bailes exóticos combinados con un poco de violencia (un saludo a la muchacha del al frente que no paró de bailar y se dio sendo reventón – amiga, eso es parte de…).

Entre las canciones que tocaron estuvieron “The General Passed Away” del primer EP; la épica “Duende” del mejor disco indie de Puerto Rico del 2010 según este mismo blog, Spooky Fool’s; y la favorita “Sucios y Cobardes”, entre otras. Campo-Formio nos regaló además el tema “Crackman”, una de las canciones que veremos pronto en alguna de sus producciones futuras, y puedo decir que la canción es puro dulce para el oído. En fin, fue una presentación llena de energía, dinamismo y ganas de romper lo establecido – sin olvidar el esfuerzo detrás de sus disfraces y todo el concepto visual.

Al final lo que quedaba es lo que narra el ahora conocido clásico de la salsa macabra: “… Macabeo está en tarima y tu tienes que divertirte”. Y así mismo fue, estos 13 rockeros con guille de salseros cumplieron con su cometido. Comenzaron con “La Culpa” demostrando un dominio increíble en la sección de vientos y percusión. Esta canción bastó para que La Respuesta se convirtiera instantáneamente en un ballroom contemporáneo – tú sabes, los jipsters también bailan salsa. Luego se escuchó lo que sería un cover de Raphy Leavitt con el corte “La Cuna Blanca”. Nada que envidiarle a la versión de Leavitt, esta gente hizo tremendo tributo.

El bembé siguió con el corte del primer vídeo promocional del Macabeo, el tema “Macabiónico”, donde estos muchachos nos dejan saber que son “…rockeros, con guille de salseros”. ¿Cómo podemos comprobar que en verdad lo son? ¡Porque tocan con el volumen en 11! Tocaron además cortes como “Se Pone Difícil”, “El Supermercado”, “Swing”, un corte inédito, y dos versiones adicionales, “Aguanilé” de Héctor Lavoe y “Redemption Song” de Bob Marley pero en salsa. No sé cómo eran los bailables de antes cuando Ismael Rivera o Frankie Ruiz tocaban pero la Orquesta El Macabeo logró darle sentido a este tipo de evento otra vez para la juventud puertorriqueña. Fue un verdadero festín haber presenciado a estos muchachos.

Ahora para la próxima… who is ready to rumble?

Damián es ingeniero graduado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez; programador de día y cineasta de noche. Actualmente recide en los Estados Unidos, por lo que va a mejores conciertos que el resto del equipo de Puerto Rico Indie con frecuencia.