Reseña: Perfect Blue

Comparte:

Continuamos con nuestra serie de colaboraciones junto al portal VorticeOnline.com con esta reseña del clásico de animé, Perfect Blue (1997), dirigida por el maestro Satoshi Kon. Estaremos compartiendo con ustedes contenido escrito por los principales colaboradores de Vórtice como preámbulo al lanzamiento de su página rediseñada en los próximos meses. Esperamos que disfruten estos escritos y exhortamos a que se mantengan informados sobre los cambios a VorticeOnline.com a través de Twitter y Facebook – ¡y los contacten si les interesa contribuir!

Reseña: Perfect Blue

Dirigida por Satoshi Kon.

Por: @dr_zu

Recuerdo el día en que cogí en mis manos mi primera obra de Satoshi Kon, fue Perfect Blue. La alquilé en unas de mis excursiones a David’s Comics, pues se encontraba a pasos del Burger King de Río Piedras cruzando la Ponce de León. El establecimiento era en realidad el segundo piso del hogar de David. Subía esas escaleras con frecuencia para llegar a un piso dividido en dos cuartos llenos de películas piratas, mangas (novelas gráficas japonesas) y figuras para coleccionar. Si habían más de diez personas en el lugar cualquiera podía sufrir de una mezcla entre ansiedad social y claustrofobia.

Fue en el segundo semestre de mi tercer año de universidad en el 2002 cuando vi la carátula de Perfect Blue por primera vez. Tomó cinco años para que esa película hiciera un viaje desde las manos del señor Kon hasta las manos de esta servidora – me gusta pensarlo como una iluminación interisleña.

La carátula me llamó la atención por el aspecto voyeur. Me ofrecía promesas de tortura y placer dentro de una premisa de intriga. Me aseguré que no hubiesen tentáculos envueltos y fui hacia donde el distinguido David para completar la transacción de alquiler. Nunca olvidaré el moño largo da David ni lo hipócrita que yo era en mi juventud al pensar que él estaba muy viejo para tener una camisa de Gundam puesta.

Llegué a mi casa y no vi la película inmediatamente, como era mi costumbre, pues prefería esperar al fin de semana para deleitar del animé. Recuerdo que le pregunté a mi madre si quería verla conmigo ya que llevaba tiempo tratando de convencerla que los “muñequitos” no eran sólo para niños. Ella accedió y nos sentamos un sábado caluroso a ver la película para la cual ninguna de las dos estábamos preparadas.
WARNING – Lo que sigue puede causarle cicatrices emocionales si no ha visto la película. Si deciden seguir leyendo, no anden después comparándome a los idiotas que dijeron que Bruce Willis estaba muerto en The Sixth Sense a personas que aún no la habían visto.

SPOILERS BEGIN AFTER THIS JUMP

En este Perfect Blue seguimos al personaje principal, llamada Mima Kirigoe. Ella es una joven quien forma una tercera parte de un grupo de música popular llamado CHAM!. Este grupo, a pesar de nunca haber logrado el éxito comercial, tiene una fanaticada fiel. Mima anuncia que abandonará al grupo para poder seguir su aspiración de ser actriz y los aficionados no están felices.

Su primer proyecto como actriz es un papel pequeño en una serie llamada Double Blind. Ésta es una serie, que por seguro fuera un éxito rotundo en la televisión americana hoy en día, de drama policiaca. Dentro de esta serie a Mima le ofrecen el papel de la víctima. Los aficionados apasionados de CHAM! se encuentran amotinados por su cambio en imagen al llevar a cabo dicho personaje.

Aquí es donde comienzan una serie de eventos que amenazan el sentido de seguridad de Mima y de nosotros como espectadores. Empiezan desde simples llamadas obscenas y van escalando a una serie aterradora de asesinatos. Vemos como los incidentes que ocurren en la vida de Mima se asemejan a eventos que ha personificado en la serie Double Blind. Al ella perder la habilidad de distinguir entre realidad y ficción nos cuestionamos su sanidad mental. No hay nada que más desoriente a un espectador que ver el mundo a través de ojos que pensamos que no son confiables.

Mi madre y yo coincidimos en que la escena más aterradora fue la primera en la cual la protagonista pierde contacto con la realidad. Hasta el sol de hoy no sé si el evento fue real o actuado en la serie policiaca. ¡Demonios! Si ya les di la advertencia para eso les doy el spoiler: ¡¿La violaron o no?! La verdad no sé si Mima se desconectó del mundo y dejó que la violaran o si realmente fue una actuación cruda para dar el brinco en su carrera de actriz.

Perfect Blue es un violento crescendo que te lleva boca abajo por un espiral de psicosis colectiva. Recuerdo que cuando se acabó me sentí como si me hubiesen metido un puño en la barriga, me faltaba el aire. Le dije a mi madre, “Esto se pudo hacer porque es animación. No se puede crear esa duda del ser así de efectivamente en una película regular.” Pues en el 2010 Darren Aronofsky me dio un tapón de boca con Black Swan, de hecho hay algunas similitudes visuales entre los dos filmes. Para más información sobre Black Swan pueden leer la reseña que escribió @IRodC aquí.

Lo lamentable es que Satoshi Kon murió en agosto 24 del 2010 por cáncer del páncreas, ocho días antes de que se estrenara Black Swan en el Festival de Filme de Venecia. Por tanto, él no pudo ver como sirvió de fuente de inspiración para una de las películas más relevantes de este pasado año sobre el estudio del individuo. Les recomiendo que si no han visto las entregas visuales de este caballero no esperen a sentarse y hacerlo. Perfect Blue es una excelente manera de comenzar su relación con el señor Kon. Pues en fin, esta película me marcó. No solo me introdujo a lo que se puede hacer con el animé, más allá de series de acción, sino que también retó mi mente joven a pensar sobre las vulnerabilidades y perversiones del ser humano.

Comparte:

Puerto Rico Indie es una celebración de la expresión independiente y sus distintas manifestaciones en el mundo de la música, el cine, la tecnología y otros medios.