Entrevista: Sobre Los Nervios y La Lombriz (Parte 1)

Comparte:

En el 2010, Los Nervios lanzó su tercera producción discográfica, titulada La Lombriz. PuertoRicoIndie.com se dio a la tarea de entrevistar al hombre detrás de Los Nervios, Andrés Fontánez, quien en la actualidad es el único componente de la banda, la cual se originó desde un principio como un concepto en solitario.

En la primera de dos partes de esta entrevista, Andrés nos habla desde sus inicios en la música hasta la concepción de Los Nervios.

PRI: ¿Cuándo y cómo te iniciaste en el mundo de la música?

AF: Cuando tenía seis años, yo acompañaba a mi hermana mayor a la academia de música donde ella estudiaba piano y me sentaba con mi mamá afuera a esperar a que se acabara la clase. El dueño de la academia habló con mi mamá un día y le dijo que, aunque yo era pequeño, él iba a comenzar un proyecto con niños más o menos de mi edad. Mami no lo pensó mucho. Yo ya me la pasaba en casa tardes enteras escuchando los discos de Cepillín y los discos de las películas de Disney (de esos que el vinilo venía con el dibujo de la película en la parte que usualmente era negra). Ahora, cuando llegó la hora de escoger instrumentos yo quería la guitarra, pero ella me dijo que no, que primero debía aprender el instrumento nacional y que cuando le demostrara que yo podía tocar bien el cuatro, entonces me compraba la guitarra.

PRI: Además de la música, ¿te dedicas a otra profesión?

AF: Pues ahora mismo no. Todos mis trabajos tienen que ver con la música. Doy clases en la Escuela de Bellas Artes de Guaynabo, en la Fundación López Cruz, a domicilio y también trabajo en una tienda de discos e instrumentos de música típica. La única vez que mi mamá me pegó fue cuando dije que iba a abandonar las clases de cuatro. Tenía como once años y mi hermana había dejado el piano. Ella nos decía que podíamos abandonar [las clases] cuando quisiéramos, pero cuando llegó mi momento, ella no transó. Tanto le insistí, que me dio y me dijo: “Te quedas en las clases y punto.” Hoy le agradezco mi sustento a esa bofetada.

PRI: ¿Qué música escuchabas hace 10 años y qué música escuchas ahora?

AF: Mucha de la música que escuchaba hace 10 años la escucho ahora. Es una coincidencia graciosa, pero el 2000 fue un año de descubrir mucha música. Justo estaba empezando una banda que se llamaba Oscilador 4 con José Olivares, Noraliz Ruiz y Leonardo Velázquez (Leo tiene ahora el proyecto de El Medio, y pues Nora, Leo, José y Angélica más yo, somos Balún). En ese entonces descubrimos muchas bandas juntos. Íbamos a Borders juntos a buscar discos y luego nos los intercambiábamos. José tenía una conexión más rápida que todos nosotros en su lugar de trabajo, entonces le hacíamos lista de pedidos. Esa época yo entiendo que nos marcó a todos. Entonces, todavía antes de ayer en la fila del banco escuchaba Suburban Light de The Clientele.

Ahí en el 2000 y los años cercanos (para atrás y para alante) vine a descubrir a The Smiths, Kraftwerk, Bjork, Bloody Valentine, Belle and Sebastian, Sonic Youth, Flaming Lips, The Breeders, Slowdive, Babasónicos, Cocteau Twins, Aphex Twin, Superaquello, The Vaselines, Cornelius, Stereolab, Broadcast, Los Psiconautas, Ladytron y la lista podría seguir de bandas que escucho todavía desde la época de Oscilador 4. De ahora, pues escucho mucho a Onda Vaga, The XX y Beach House. El “Hu Hu Hu” de Natalia Lafourcade lo estuve escuchando todo el tiempo hasta hace unas semanas y ya no lo puedo escuchar más.

PRI: De toda esa música que has escuchado, ¿qué artistas te han inspirado e influenciado?

AF: ¡Wow! Todo. La música es un lenguaje y al igual que cuando uno aprende a hablar con los padres de uno o la gente que uno tiene cerca, uno va absorbiendo la música de manera automática. Yo siento que toda la música que uno escucha, hasta la que no le gusta a uno, es una influencia, si no para emular de alguna manera, para evitarla.

PRI: Además de Los Nervios, ¿has formado parte de otros proyectos musicales? ¿Cuáles?

AF: Tengo una contestación corta y enumerativa y una no tan corta. La versión corta: Orquesta de la Fundación Francisco López Cruz, Boca, Los Nervios, Balún y Koala en Crayola.

La versión no tan corta: para el 1999 yo empecé una banda que le di el nombre de Boca. En esta estaban también Mateo Puig y los hermanos Joaquín y Gabriel. Estuvimos juntos por un tiempo pero yo quería hacer más cosas con música electrónica y veía que el resto del grupo iba por otra dirección, entonces me fui.

Paralelo a esto pues ya llevaba varios años tocando con la Orquesta de la Fundación Francisco López Cruz, que es una orquesta de cuatros, tiples y bordonúas. Ahí fue que conocí a Noraliz Ruíz. Una vez me fui de Boca, hablamos para hacer una banda y bueno, ella conocía a José Olivares de una clase que tomaban juntos en la universidad y José conocía a Leo porque habían tocado juntos en algún proyecto. De aquí sale Oscilador 4.

Una vez el grupo se disuelve pues yo decido hacer Los Nervios, José y Angélica forman Balún y Leo hace El Medio. Después de un tiempo, José y Angélica me invitan a formar parte de Balún, ya para el 2004, y luego invitan a Nora y luego, a Leo. Hubo un tiempo que también toqué en la banda de Stephanie Anderson: Koala en Crayola.

PRI: ¿Cómo surgió la idea de formar Los Nervios? ¿Buscabas llenar alguna necesidad musical?

AF: Para el 2000, yo trabajé en La Gran Discoteca de Garden Hills y ahí conocí a alguien que quería montar una banda pero que no encontraba gente con gustos afines a los de él o con ganas de hacer un grupo. Yo soy de la idea de que para hacer algo sólo hacen falta las ganas y le decía: “Tú puedes hacerlo tú solo.” En fin, que al momento no lo hizo, y entonces yo dije: “Pues una banda de una persona, sería interesante explorar yo esto.”

Cuando me fui de Boca, yo le dije a los muchachos que iba a intentar hacer otra banda y que si no resultaba, iba a hacer algo yo solo. Oscilador 4 fue esa otra banda y cuando se disolvió, yo estaba decidido a cumplir mi plan de hacer un grupo donde yo fuera el único integrante. Ya cuando tenía las canciones que conforman el EP1 de Los Nervios, se las enseñé a Leo [integrante de El Medio] para ver qué pensaba. Él me dijo que estaba muy bien, pero que él podía añadirle algo a varias canciones. Al momento le dije que no, porque yo ya había decidido que Los Nervios iban a ser yo solo. Él me dijo que genial si quería perseguir mi idea inicial pero por adherirme a un plan, iba a tronchar la oportunidad de que el sonido del proyecto se ampliara y que debía sopesar qué tenía más valor.

Esa noche no pude dormir. Sentía que Leo tenía razón y al otro día lo llamé. Ya luego le enseñé la música a José por si quería añadir algo en alguna canción. También le enseñé a Nora y a ella le gustó una canción que yo había hecho con el cuatro y la computadora, y me pidió que le hiciera una parte para el tiple para ella tocar.

PRI: Los Nervios cuenta con tres discos en total (Los Nervios, Puede Que Hoy Sea Distinto y La Lombriz). ¿Cómo ha evolucionado el proceso de crear y materializar una producción desde el primer disco de ustedes hasta el más reciente?

AF: Pues para el primer disco yo hice las canciones y luego conectaba la computadora, mi guitarra y un micrófono a una consola y lo grabé en MiniDisc. Ya luego se lo enseño a mis compañeros y pues luego fuimos a grabar al estudio casero que tenía Ariel Zabala (bajista de La Fundación, banda de ska tradicional).

Ya para Puede Que Hoy Sea Distinto tenía un programa para grabar desde mi computadora y lo que hice fue grabar en mi cuarto, según componía, y luego llevarle a Ariel el material para que lo limpiara y mezclara.

Para La Lombriz, Los Nervios se volvió una banda y el proceso cambió un poco. Algunas canciones la letra la hacía Lizthayra Carreras, quien es ahora mi novia. Luego yo les ponía música y se las enseñaba, y si a ella le gustaban pues las llevaba al grupo. Otras ya eran canciones de discos anteriores que yo les enseñaba al grupo y juntos rehicimos para el formato de banda. Luego para grabar fuimos a Monopolio con Juancito y José Ibáñez de Juventud Crasa.

PRI: ¿Cuál es tu proceso creativo para cada disco? ¿Tienes algún ritual?

AF: No tengo ritual como tal. Sí acostumbro a componer cuando estoy solo. Hay veces que ya vengo con una idea en la mente. Otras veces tomo la guitarra o la computadora y voy buscando algún sonido o ritmo que me guste. Luego le pongo letra según siento la música.

PRI: ¿En qué o quién te inspiras al momento de componer?

AF: Con los dos primeros discos la inspiración parte de la experiencia propia. Tengo ciertas ideas o experiencias que de alguna manera las siento muy fuertemente y busco proyectarlas en canciones. Ya para La Lombriz conozco a esta amiga de una amiga (Lizthayra Carreras). Ella tenía unos poemas que había escrito y quería ver qué tal resultaba si yo les ponía música. Pude identificarme con lo que ella escribía y le di un intento. Me gustó mucho este proceso porque era casi como un acertijo que yo tenía que descifrar. En el proceso nos conocimos y salieron canciones que a ella y a mí nos gustaron mucho.

PRI: Dos de los temas del primer EP de Los Nervios (“Golpe” y “De mañana”) fueron incluidos en el filme El Clown. ¿Cómo fue esa experiencia de que tu trabajo formara parte de un largometraje? ¿Te gustaría componer bandas sonoras para películas?

AF: Fue una experiencia muy buena. Yo conocí a Omar Silva para el 2002 porque tomamos algunas clases juntos. De momento le prestaba discos como el Niun Niggung de Mouse on Mars o Millions Now Living de Tortoise. Ya luego cuando saqué el EP 1 pues le di copia y al él trabajar en El Clown quiso incluir canciones del EP en la película. Omar pensaba sacar un CD de la banda sonora y quiso regrabar la voz de “Golpe” y añadir una batería a “De Mañana”. Parte se hizo en un estudio donde graba Cultura Profética y parte se hizo en el estudio de Eggy de Circo. El CD no salió pero ya la experiencia de trabajar en esto y luego sentarme en el cine y escuchar pedacitos de canciones de Los Nervios fue algo surreal.

Por lo pronto, no me gustaría componer para películas. Siento que estaría restringido a lo que sucede en pantalla y me gusta más la composición de manera espontánea.

PRI: En el primer disco, el tema “María, Rosa y Enid” tiene el protagonismo del cuatro puertorriqueño. ¿De dónde surgió la idea de hacer un tema que evoca los sonidos puertorriqueños? ¿Harías más temas como ese en el futuro?

AF: Pues desde pequeño llevo tocando el cuatro, y a la música típica le tengo un apego muy fuerte. Para el EP 1, me vino la idea de hacer una canción con cuatro y computadora. La compuse en honor a mi abuela, mi mamá y mi tía, que fueron quienes directamente me criaron (mi papá murió cuando yo tenía tres años y Mami nunca se volvió a casar). Hice una parte principal como fuerte, pensando en mi abuelita María; luego una parte un poco complicada, pensando en Rosa, mi mamá; y una parte más alegre pensando en mi tía, Enid. Siempre se regresa a la parte del principio que es mi abuela. Muchas de las canciones de cuatro instrumental que me gustan tienen nombre de mujer: “Aurora”, “Carmen Onelia”, “Nélida”, “Maritza”. Entonces, quise seguir esa tradición con el título, pero en vez de una, yo se lo dediqué a tres mujeres.

Cuando salió el EP 1, “María, Rosa y Enid” fue una de las canciones que más atención tuvo. Yo no me lo esperaba. Alguien me dijo que debía hacer un disco completo de canciones así, que de seguro tendría mucho éxito pero la verdad es que yo compongo según me vienen las ideas y las ganas, y de momento pues hice con “María, Rosa y Enid” lo que quería y eso fue. No digo que no voy a hacer otra canción con el cuatro pero de momento no me han venido las ganas.

PRI: Tanto en las presentaciones como en el video para el tema “Olvidarte,” se han incorporado tus ilustraciones. ¿De dónde surge la idea de integrarlas?

AF: Pues a la hora de salir a tocar la música de Los Nervios yo sabía que iba a ser un reto, porque un tipo solo con la computadora, la guitarra y el micrófono podía resultar en mi mente un poco aburrido. Para el EP 1 y Puede Que Hoy Sea Distinto, la mayoría de las veces me acompañaba José Olivares con los teclados, pero igual era dos tipos ahí tocando. Vi la necesidad de hacer visuales para las tocadas y pues a mí me gusta dibujar, entonces hacía historias para cada canción dibujadas a Sharpie que tuvieran que ver algo con las canciones y las pasaba desde un proyector como slide show. Cada historia tenía como 30 o 40 dibujos en total. Aparte de esto, siempre forraba el escenario de luces de navidad y ya estas dos cosas se volvieron cosas que la gente esperaba cuando veían una tocada de Los Nervios.

Cuando compuse “Olvidarte” dije: “Bueno, ¿ahora qué?”, porque tengo una canción que es dos minutos de pura secuencia en la computadora. No me voy a parar ahí, y esperar a que llegue mi turno de entrar con la guitarra mientras se proyectan atrás dibujos. Pensé en la idea que INXS tomó de [Bob] Dylan en el video de “Need You Tonight” y dije: “¡Claro! Hago los dibujos en cartulinas y las paso.” Cuando se dio la oportunidad de hacer el video quise emular un poco lo que hacía en las tocadas.

Haz click aquí para leer la segunda parte de nuestra entrevista a Los Nervios.

Para más información sobre Los Nervios, accede a http://losnervios.tumblr.com/.

Para descargar el disco La Lombriz, accede a http://losnervios.bandcamp.com/.

Puedes seguir a Los Nervios por Twitter aquí: http://www.twitter.com/aquilosnervios.

Escritora, editora y bloguera. Algunas de sus fuentes de inspiración son la música, el cine, la literatura, la arquitectura, el ballet y la ciudad. Para leer otros de sus escritos, visita su blog thepurplemixtape.blogspot.com.