Reseña: Presentación del EP “Escúchate Ésta” de Superaquello

Comparte:

Por: @sire_damiano / Fotos: Dagmar Torres Surís

.
sire_damiano: ¿Oye, vienes para el show de Superaquello?.
redod: Mano, lamentablemente no… Te jodiste – ¡¡¡Te tocó la reseña!!!

La noche comenzó con este intercambio de mensajes entre @redod y yo – así que les contaré lo que presencié el pasado 23 de octubre en el lanzamiento de “Escúchate Ésta.”

Al entrar a La Respuesta noté un venue más ambientado que usualmente. La tarima contaba con una decoración digna de admiración que añadía mayor dimensión al espacio. A este diseño lo acompañaba el astronauta (creado por el sobrino de Eduardo Alegría, cantante de Superaquello) que adorna la carátula del EP “Éscuchate Ésta” junto a diseños trabajados por el artista puertorriqueño Celso González.

La noche comenzó rápidamente con los Francotiradores de Melancolía. El cuarteto logró expresar sin tapujos sus influencias del rock and roll de los ’70, con toda la intención de romper el piso de la tarima bailando. Entonaron varias melodías catchy para la combinación de piernas y voz.

Luego le tocó el turno a Superaquello: Francis (guitarra), Patricia (voz), Doel (bajo), Jorge (guitarra, sonidos) y los dos Eduardo – Alegría (voz) y Martínez (batería). Comenzó el baile tan pronto la guitarra entonó los primeros acordes de “Flor es Ser,” canción que siempre disfruto en vivo. El juego de voces entre Francis, Patricia y Eduardo reafirma lo que parece ser la ecuación perfecta en sus canciones, y prometía al público que la noche estaría llena de diversas emociones. ¿Qué vería Eduardo Alegría a través de sus gafas cósmicas?

El próximo corte lo fue “Éscuchate Ésta” y aquí los acompañó Omar García, quien compartió en la creación de este sencillo con un verso. He escuchado la grabación múltiples veces desde que apareció en la Internet, pero tengo que decir que nada se compara a escucharlo en vivo. Las voces de Patricia, Eduardo y Omar García lograron hacer que mi quijá llegara al piso – la química entre ellos siendo “pura gozadera.” Hecho que se hacía particularmente evidente durante el intercambio entre Patricia y Omar García – ella con su dulce y poderosa voz y él manipulando el verso con precisión y delicadeza.

De ahí la banda pasó a otro tema nuevo llamado “El Hombre Invisible,” donde dominó un estilo romancero adoptado por la salsa golda para contar sus historias. Francis utilizó su voz y su guitarra para leernos esta interesante historia y el público escuchaba como niños atentos. Y cuando menos me lo esperaba, comenzaron a sonar los ritmos caribeños de “Amola’ol.” Nunca creí que escucharía el tema en vivo – y pude evidenciar como varios pies y manos se fueron soltando con la canción.

El recital siguió con “La Olla”, “Tres Reyes”, “Diva” y “Muérete,” entre otros temas. Para el encore, la banda desató una versión más rápida del tema “De Boca” que puso a brincar a muchos que aún no deseaban que la presentación llegará a su fin. Esos dos minutos merecían una aparición especial del famoso Vampiro Industrial con su grito de guerra: ¡ENERGÍAAAAAA!.

El poder musical de Superaquello demuestra la experiencia de años divirtiéndose en tarima. Este show fue uno bien distinto a los demás que he disfrutado, y se caracterizó por un excelente escogido de temas. Mientras presenciaba el acto no podía parar de pensar: “Esta gente ya necesita salir.” Me refiero a que es hora de que el mundo conozca la verdadera grey artística de nuestra isla – y qué mejor agrupación para liderar ese esfuerzo que Superaquello.

Ahora, esto depende de nuestro apoyo. Cada vez que alguien te pregunte qué estás escuchando recientemente, recuerda a Superaquello y a las demás bandas del país como Balún, Campo-Formio, Juventud Crasa y Tropiezo (por ahí sigue la lista) que están creando música de calidad mundial y sin barreras. El “word of mouth” es el arma más poderosa de la promoción y es la parte que nos toca a nosotros los fans.

De la misma forma, aprovecha y compra el EP de “Escúchate Ésta” en iTunes o en la página oficial de la banda. Esos dos pesitos se te pueden ir fácilmente en una bolsa de papas grasosas y un refresco que no le vienen nada bien a tu cuerpo, en cambio las dos canciones que componen este EP son muy buenas para el alma.

Damián es ingeniero graduado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez; programador de día y cineasta de noche. Actualmente recide en los Estados Unidos, por lo que va a mejores conciertos que el resto del equipo de Puerto Rico Indie con frecuencia.