Reseña: Salsa Macabra

Comparte:

“Esto no es timba cubana, mucho menos pop latino, esto salió de Trujillo pa’ poner a bailar a este corillo.” (“Swing” – Orquesta El Macabeo)

.

Trujillo Alto le ha dado mucho a la música de Puerto Rico – ni hablar de la escena independiente y el movimiento de autogestión en la isla. Se extiende su legado desde Tropiezo, Juventud Crasa, los Discos De Hoy y Mono Polio Records al sinnúmero de bandas que han desarrollado su sonido entre mentes abiertas y el apoyo a la expresión creativa.

Y es desde el mismo Trujillo Alto que ahora nos llega la Orquesta El Macabeo y su Salsa Macabra. ¿Salsa? Sí – y de la vieja – llena de picardía y perspicacia para cantar sobre el Puerto Rico que vivimos, desde el pana charlatán que bebe de tu bolsillo, hasta el recosta’o que vive de cupones y el viejo verde que aprovecha un paseo al supermercado para ligarse a alguna jovencita.

Salsa Macabra, la primera producción del Macabeo, explora distintos ritmos tropicales a través de siete temas al servicio del siguiente planteamiento: aunque la cosa está jodía, vamos a gozarnos lo que se pueda. Todos pasan el cedazo de la tarima en vivo (si aún no han ido a una presentación de la Orquesta, pónganlo en agenda) especialmente “El Charlatán” y “Macabiónico.” Este segundo siendo la mejor introducción al disco (aunque es el tercer tema, arréglenlo en sus ‘playlists’ digitales) donde la banda expone su talento musical en una corta explosión de sabor boricua mientras nos dejan saber que: “¡Somos rockeros con guille de salseros!”

“El Charlatán,” por su parte revela la facilidad de la banda para pintar personajes de la vida cotidiana puertorriqueña: “Tu le trancaste la puerta / Él se metió por la ventana / Te vació la nevera / Y todavía es tu pana.” Si no eres uno, eres el otro – o un poquito de los dos. Le sigue el bolero “La noche” que es “la historia triste de una vida que se quedó esperando su amor.” Aunque la canción trae consigo un ‘bajón’ de animos muy temprano en la secuencia del disco para mi gusto personal, ésta coge impulso en su segunda mitad sin decepcionar y sirve como introducción al lado romántico de la agrupación.

Otro punto alto de la producción lo es “Se pone difícil” con su descripción de un vago que se vacila la vida gracias a los programas de ayuda federal y planea ir en cuarenta años del desempleo al seguro social para retirarse “en la Florida con el Pato Donal y Micky Mouse.” El mensaje social no se pierde entre líneas como: “tantos nadan para morir en la orilla y tu tratas de ser sandijuela.”

El disco concluye con las dos composiciones más destacadas de la joven Orquesta, como buen presagio a lo que podrá traer el futuro para nuestros oídos. El arreglo de “La Culpa” sobresale por sus matices fúnebres: el órgano fantasmagórico, las trompetas tristes e imágenes que detallan una calle desierta donde ya nadie canta ni llora. Las letras se mantienen crípticas (me gustaría saber qué las inspiró) sin dejar de ser una revelación: “La culpa es huérfana, la culpa es caprichosa y se aferra del triste y no tiene compasión.”

La otra cara de la moneda la escuchamos en “Supermercado” donde el sentido de humor de la banda y su talento para rebanar detalles de nuestras vidas y ponerlos en canción se encuentran en su máxima expresión. Al protagonista lo describen como: “el tipo que se ve todos los domingos con la camisilla de rotitos, el cadenón, pantalones bien cortitos y chancletas de cuero, detrás ni que de la doña haciendo compras pero en realidad está – mira – velando por encima de los potes de habichuelas a la nena bajita, gordita, culonsita, tetonsita como de 16 y 17 años…” Su odisea viene enmarcada por el coro más pegajoso entre toda esta Salsa Macabra: “El día está bonito y tú quieres hacer compras – ¡No me jodas!”

Altamente recomendado tanto para rockeros desenfrenados como para fanáticos del sonido tropical, la Salsa Macabra de la Orquesta El Macabeo resulta ser mucho más que una cura para la infección de oído aguda ocasionada por la radio puertorriqueña – es un jarabe para el alma. “La nueva guardia de la vieja escuela, el Macabeo está en escena.”

Para más información y para adquirir el disco: orquestaelmacabeo@gmail.com

Orquesta El Macabeo en Facebook

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.