Hans Zimmer: Un genio de película

Comparte:

Foto: dw212 via flickr.com

El estreno del filme Inception , del aclamado director Christopher Nolan, es una muy buena razón para adentrarnos en la música del compositor alemán Hans Zimmer, quien compuso la banda sonora para dicha cinta. Ésta es su tercera colaboración para Nolan luego de Batman Begins y The Dark Knight.

Hans Zimmer se ha destacado por hacer arreglos que mezclan los sonidos electrónicos con los arreglos tradicionales orquestales, logrando así una fusión dinámica y hasta de tensión, al igual que el ritmo de las películas.

Su relación con la música empezó desde niño, a causa de una tragedia: la muerte de su padre. Es por eso que se refugió en la música, la cual se convirtió en su “mejor amiga”. Zimmer empezó su carrera tocando teclados y sintetizadores. A finales de los años 70, trabajó con The Buggles, cuyo video musical para“Video killed the radio star” (1979) fue el primero en ser transmitido en MTV en agosto del 1981. Zimmer forma parte de este momento histórico en la cultura popular al aparecer en el video junto a los teclados.

Más adelante, Zimmer trabajó en “jingles” publicitarios y luego se unió al compositor Stanley Myers para crear bandas sonoras para cine. Fue ahí donde Zimmer comenzó su fusión electrónica/orquestal. Pero fue su introducción a Hollywood se dio con su participación como productor y compositor de las bandas sonoras de las películas The Last Emperor y Rain Man, respectivamente. Desde ese entonces, ha compuesto música para más de cien filmes, entre ellos: Driving Miss Daisy, The Lion King, Gladiator, The Ring, The Last Samurai, The Da Vinci Code y Sherlock Holmes. Ha sido merecedor de varios premios y nominaciones, ganando un Óscar por The Lion King y un Grammy por The Dark Knight. Fue incluido en la lista de los “Top 100 Living Geniuses”, ocupando la posición #72.

A continuación, reseñaré algunas de las piezas de Hans Zimmer que más me han impactado de algunos de los filmes para los cuales ha manifestado su arte.

“Molossus”, Batman Begins (2005)

En el 2005, el director Christopher Nolan hizo un milagro que nadie pensó que ocurriría: resucitar la franquicia de Batman y sacarnos el mal sabor de boca que nos dejó Joel Schumacher con su Ciudad Gótica inundada de luces de neón y tetillas de goma. (¿Cómo George Clooney salió vivo de eso?). Batman Begins nos trajo a un Bruce Wayne de corte filosófico y a un Batman animal, rescatando la verdadera esencia oscura y la dualidad compleja que aparece en los cómics, lo cual ningún otro director pudo realizar a cabalidad.

Pero no tan sólo estaba el reto de reiniciar la historia de Batman, sino la música. Danny Elfman ya había insertado en la memoria colectiva su tema para Batman (1989), una pieza orquestal de matices heroicos y difícil de superar. Zimmer y Newton Howard decidieron no copiar lo que estaba hecho, por lo que esta banda sonora no está exenta de la fusión moderna y tradicional de Zimmer. Éste compuso los temas de acción, mientras que Newton Howard trabajó las piezas dramáticas. Ambos lograron otra fusión con sus estilos, y con ella lograron capturar la esencia de la trama oscura y la caracterización de los personajes. Incluso, se incorporan ruidos como la horrenda distorsión producto de la toxina de Scarecrow y la capa en movimiento de nuestro héroe.

“Molossus”, que es el nombre de una especie de murciélagos (al igual que los títulos de las otras piezas), ha sido considerado como el “Batman theme”. Percusión, trompetas, violines y algo de guitarra eléctrica componen este emocionante tema, el cual nos dice que Batman está aquí para quedarse y que esto es otra cosa. A pesar de que es todo lo contrario de lo que hizo Elfman en el pasado, no deja de ser heroica, memorable y diferente a lo que habíamos escuchado en otras películas de superhéroes, estableciendo de forma paralela a la visión de Nolan una nueva era que traspasaría ese género en todos los aspectos.

“The Kraken”, Pirates of the Caribbean: At World’s End (2006)

Un problema de las cintas de Pirates of the Caribbean es la dificultad de seguir lo que va sucediendo en la trama. Se me hace más fácil explicar a Lost que alguna de estas películas. Lo único que siempre recuerdo es a Johnny Depp (con mucho “eyeliner”) caminando borrachito y la música de Hans Zimmer. “The Kraken” definitivamente le hace honor a su título: es un monstruo, pero musicalmente hablando. Esta canción nos transmite lo épico de los piratas y sus grandes embarcaciones. Nos hace sentir que estamos en el barco junto a ellos, peleando contra el enemigo y las olas del mar, a pesar de que no sabemos exactamente lo que está pasando. El órgano y las voces masculinas en los coros, que representan a los piratas, protagonizan esta pieza y le dan la ambientación de pirata “vintage” con toques modernos. A su vez, el órgano da un toque fantasmagórico y de terror, propio de varios de los tripulantes zombies del Black Pearl.

“Why so serious?”, The Dark Knight (2008)

Una de las cosas que más esperaba de la secuela de Batman Begins era el la música de Zimmer y Newton Howard. Me preguntaba: ¿Cómo será el nuevo “soundtrack”? Siempre imaginé que habrían algunas versiones más extendidas o repensadas del material ya existente, lo cual fue así. Incluso, se puede decir que hay una secuela pero a la vez antítesis para “Molossus”, la cual quedó manifestada en temas como “I’m not a hero” y “A Dark Knight” para representar la condición de antihéroe de Batman, pero nada me preparó para “Why so serious?”.

Esta pieza, grandemente influenciada por la banda alemana Kraftwerk , está repleta de tensión punzante de principio a fin y no es apta para cardiacos. La película empieza con ella, la cual sirve de fondo para el robo a un banco perpetrado por un personaje siniestro y que todos ansiábamos ver: The Joker (interpretado magistralmente por el grandioso y siempre recordado Heath Ledger). El comienzo tiene un chillido que puede llegar a ser insoportable (para bien), el cual fue logrado gracias a navajas con las que se tocaron instrumentos de cuerda. Pero esa es la idea: provocar terror y que odiemos no sólo al ruido, sino al Joker. La tensión continúa hasta llegar a su clímax en un sonido grave, mientras el Joker nos revela su rostro mefistofélico y nos confiesa que “I believe… whatever doesn’t kill you simply makes you… stranger”. Definitivamente, un momento épico.

Este mismo tema fue utilizado cada vez que The Joker aparecía o estaba próximo a aparecer en escena, llenándonos de terror a los espectadores y haciéndonos imaginar que lo peor estaba por suceder. Como dato curioso, a raíz de la trágica muerte de Ledger, Zimmer pensó en descartar este tema y componer otro nuevo, pero luego se dio cuenta de que eso comprometería la maldad que se quería presentar en el personaje. Muy buena decisión, Hans. Recientemente, se hizo un lanzamiento digital en iTunes de piezas que no fueron incluidas en el disco original. Excelente adquisición para los fanáticos de esta película y del compositor.

“Discombobulante”, Sherlock Holmes (2009)

Guy Ritchie se dio a la tarea, al igual que lo hiciera su paisano Christopher Nolan, de reinventar un personaje clásico: Sherlock Holmes. El resultado fue un filme con influencias Nolanianas y Batmanianas, rescatando también la oscuridad del Sherlock de las novelas de Sir Arthur Conan Doyle . Sin embargo, las influencias van más allá de eso. Ritchie incorporó la música de The Dark Knight durante el proceso de edición de su película. Luego, le pidió a Hans Zimmer que compusiera la música para ella, pero que hiciera algo totalmente distinto. El compositor introdujo el banjo, violines chillones, un címbalo y un piano roto de “pub” para darle ese toque antiguo del Londres de 1891.

En “Discombobulante”, el resultado es una pieza que nunca pierde su fuerza y su elegancia británica. Es un tema que de primera impresión parece alegre, pero también refleja misterio y acción. Éste logra transportarnos a un Londres en donde el famoso Tower Bridge todavía no había sido terminado de construir. Otro logro es el video (ver arriba) que acompaña a la canción, en el cual aparece el mismo compositor, de forma muy original, tocando el címbalo acompañado por un perro. También aparecen los músicos de la pieza, Guy Ritchie y el actor Robert Downey, Jr., quien interpreta al famoso detective.

Sin duda alguna, Hans Zimmer ha innovado la forma de hacer bandas sonoras para el séptimo arte. En sus composiciones, ha logrado infiltrarse bajo la piel de los personajes y comunicarnos lo que sucede en la psiquis de cada uno de ellos. El otorgarle el título de genio no ha sido en vano. Ahora,  me pregunto: ¿Qué sorpresa nos tiene él para Inception? El “trailer” nos da un pequeño adelanto, pero me daré a la tarea de averiguar este fin de semana, luego de casi más de un año de espera. Les aconsejo hacer lo mismo, ya que la película promete estar buenísima. Después de todo, si es Nolan y Zimmer, ¡tiene que ser bueno! O al menos eso pienso yo.

Comparte:

Escritora, editora y bloguera. Algunas de sus fuentes de inspiración son la música, el cine, la literatura, la arquitectura, el ballet y la ciudad. Para leer otros de sus escritos, visita su blog thepurplemixtape.blogspot.com.