Tecno Lógica 10: DesControl

Comparte:

Foto: frozenchipmunk via flickr.com

Fecha de publicación original: 14 de julio de 2010

Revista En Punto, El Nuevo Día

Cumulativamente llevo casi un día completo encerrado en mi cuarto jugando a los vaqueros en un mundo virtual. Podría culpar al calor, a mi novia (por irse a estudiar fuera de la isla gran parte del verano) o hasta a la situación actual del país por mi reciente enclaustramiento – pero estaría mintiendo. El verdadero culpable se llama Red Dead Redemption, la más reciente obra maestra de los creadores de la controversial serie de juegos de vídeo Grand Theft Auto. La trama en una oración: A comienzos del siglo XX, un criminal reformado llamado John Marston busca imponer ley y orden a través de la frontera americana para salvar a su familia de su pasado.

Con tanto juego militar en el mercado, esa premisa es suficiente como para destacar a Red Dead Redemption de la competencia – pero de por sí no lo hace un clásico. Es que además de conocer y avanzar la historia del vaquero John Marston, el jugador tiene la libertad de manifestarse a través de un mundo lleno de habitantes digitales que requieren de su ayuda y misericordia, de pueblos para defender y duelos para ganar, de animales salvajes para cazar y hasta flores para coleccionar. En Red Dead Redemption se puede jugar una mano de poker, competir en carreras de caballo, ir a una barra a beber, leer el periódico, buscar tesoros, viajar en tren e ir al cine – en tan sólo un par de horas. Toda acción se desenvuelve con una impresionante atención al detalle y con gran fluidez gracias a un sistema de control altamente pulido.

Mientras millones de copias del aclamado juego se vendían alrededor del mundo, los grandes de la industria presentaban a la prensa sus nuevos productos en el Electronic Entertainment Expo o E3 celebrado en Los Angeles el pasado mes. Allí Microsoft, Sony y Nintendo mostraron algunas de las cartas que estarán jugando en los próximos meses para ganar la atención (y el dinero) de sus seguidores. Entre las numerosas secuelas a series establecidas como Metal Gear Solid, Call of Duty, The Legend of Zelda y Halo, recibieron atención especial las nuevas interfases de control presentadas por Sony y Microsoft para sus respectivas consolas.

Sony aparenta haber refinado los innovadores controles del Nintendo Wii con su Move, una especie de barquilla espacial (no va a ganar premios de diseño) que funciona sólo junto al Playstation Eye (camara) y saldrá al mercado en septiembre. Los juegos anunciados hasta el momento no ayudan a cambiar la percepción de que se trata de un clon del Wii pero con mejores gráficas. Por su lado, Microsoft está apostando a un futuro libre de controles con Kinect, una cámara que detecta los movimientos de cada jugador sin necesidad de algún otro aparato. Aunque más curioso por su novedad, aún quedan muchas dudas sobre el uso a diario de Kinect como el método principal de control para el Xbox360.

Nintendo, como ya es costumbre, no compitió directamente con sus dos rivales, optando en vez por concentrarse en revivir muchas de sus principales franquicias y personajes para el agrado de sus numerosos seguidores. La gran sorpresa de la exposición, sin embargo, lo fue el debut de un nuevo sistema portátil con pantalla 3D que logra el efecto de profundidad sin necesidad de gafas (mi mejor teoría es que funciona con magia). El Nintendo 3DS terminó con el reconocimiento de ‘Best of Show,’ un buen indicador de cuán impresionante es la tecnología, pero nuevamente, no está claro el beneficio real de jugar Mario, Zelda o Metroid con una dimensión adicional.

Ante todas estas dudas levantadas por las nuevas tecnologías de Microsoft, Sony y Nintendo – sus precios, la calidad de sus juegos, si venderán o no, etc. – queda la esperanza de que nuevas experiencias estén a la vuelta de la esquina. Mientras tanto, yo regreso a practicar mi puntería desarmando pandillas en Red Dead Redemption. Luego de sobrevivir una noche tormentosa en el desierto, cabalgaré al tope del monte digital más alto para apreciar el paisaje a la distancia y planear mi próxima aventura. Yee-haw!

Bio: El autor admite alguna vez en su vida haberse vestido de vaquero y haber montado a caballo, aunque no ambas cosas al mismo tiempo. Actualmente se desempeña como presidente de ‘Research & Development’ para EyeTour.com, desarrollador de aplicaciones para el iPhone bajo VayaBroqui.com y editor de PuertoRicoIndie.com. Puedes escribirle a [email protected].

Comparte:

Empresario, escritor, productor y diseñador radicado en San Juan, Puerto Rico. Fundador y Editor-en-jefe de Puerto Rico Indie. Si tuviese que vivir por el resto de su vida escuchando solamente cinco discos, en estos momentos seleccionaría: "Fabulosos Calavera" de Los Fabulosos Cadillacs, "Girlfriend" de Matthew Sweet, "Marquee Moon" de Television, "Lateralus" de Tool y "Staring At The Sea" de The Cure.